domingo, febrero 5, 2023

Aníbal Fernández defendió el operativo y se despachó contra Chiqui Tapia y Berni

Aníbal Fernández reveló pormenores del opeartivo de seguridad que custodió a los campeones del mundo y criticó fuerte a Chiqui Tapia y a Sergio Berni.

Categorías:

El ministro de Seguridad nacional, Aníbal Fernández, defendió el operativo de seguridad que rodeó a los campeones del mundo en la histórica caravana de ayer por el Conurbano y la Ciudad de Buenos Aires, y se despachó contra el presidente de la AFA, Claudi “Chiqui” Tapia, y su par bonaerense, Sergio Berni, en medio de la polémica.

El funcionario de Alberto Fernández defendió la decisión de transportar a dirigidos por Lionel Scaloni en helicópteros porque no estaban dadas las condiciones para continuar el recorrido de la caravana por tierra y calificó al dirigente deportivo como “un cachivache de pacotilla”.

- Publicidad -

Además, Aníbal Fernández en varias ocasiones señaló que al titular de la AFA no le entendía lo que decía por teléfono -dando a entender que no se encontraba en buenas condiciones- y se quejó porque tuvo que esperar más de una hora para entrevistarse con él porque estaba durmiendo.

La polémica por el operativo de seguridad explotó porque, en medio de la caravana de los campeones del mundo, Chiqui Tapia publicó una serie de mensajes en los que destacó el rol de Sergio Berni en las tareas de las fuerzas de seguridad y cuestionó al resto de los responsables.

“Esas son las expresiones que tiene este señor, que no es precisamente un libro abierto. Dice lo que le parece y mientras que él insistía en que nosotros estábamos traicionando, (Lionel) Messi, (Rodrigo) De Paul y (Ángel) Di María ya estaban sobre el H17. Ninguno se quejó, todo lo contrario, subieron gustosamente a los helicópteros”., replicó Aníbal Fernández.

El ministro de Seguridad se hizo cargo de la decisión de sacar a los jugadores de la caravana y le quitó a Berni el protagonismo que quiso darle Chiqui Tapia: “Él no planificó nada, yo tomé la decisión de sacarlos en helicópteros porque ‘no se podía avanzar’. Sabíamos que en algún momento íbamos a tener que hacerlo, por eso los teníamos preparados”.

- Publicidad -

“Lo que le planteé a Tapia (a la mañana en el predio de Ezeiza) fue que nosotros ni loco acompañábamos que fueran al Obelisco. Miren las fotos , pongan en el medio al micro y se van a dar cuenta de que se iban a quedar a vivir ahí seis días, ni loco íbamos a entrar nosotros hasta el Obelisco, tenía que ser un trayecto periférico para poder salir”, argumentó el titular de la cartera de seguridad nacional.

El ministro de Seguridad continuó con el tono crítico, siempre con críticas al presidente de la AFA: “Si pretende seguir su jugada, que la haga él, pero nosotros no ponemos en riesgo la vida de los jugadores. La aglomeración era cada vez mayor, la posibilidad de avance era nula y se venía la noche”.

El objetivo era proteger a los jugadores, no porque fueran a hacerles daño sino porque tanta gente queriendo acercarse puede terminar en cualquier cosa. Después aparecen estos cachivaches de pacotilla (por Tapia) queriendo inventar la cuadratura del círculo. Nosotros fuimos los que tomamos las decisiones”, remató.

Además, Aníbal Fernández ponderó que durante toda la jornada “no hubo ningún tipo de abuso institucional” por parte de las fuerzas federales que, dicho sea de paso, no participó del operativo con que la Policía de la Ciudad reprimió a quienes quedaban en los alrededores del Obelisco.

¿Por qué los campeones no fueron a la Casa Rosada?

El funcionario del Gabinete nacional también aseguró que la razón por la cual los campeones del mundo no llegaron a Casa Rosada para saludar desde el balcón a la multitud aglomerada en Plaza de Mayo fue porque cuando esa posibilidad podía concretarse “ya era tarde” para hacerlo.

Lo que desde el Gobierno se les dijo fue “allí está el balcón, eso es de ustedes”. Sin embargo, “en el grupo había jugadores que querían ir y otros que sostuvieron la expresión de que no querían ligarse a la política”, contó Aníbal Fenrández en medio de la polémica por el operativo de seguridad.

“Existió la posibilidad de ir a Casa Rosada, pero cuando llegamos al punto de tomar la decisión ya era demasiado tarde. El Presidente me insistió que no motiváramos esa sensación de presión”, contó Aníbal Fernández.

Podíamos hacerlo, bajar era muy fácil en los helicópteros, pero nuestra responsabilidad era sacar a los chicos de la mejor manera y llevarlos al predio de Ezeiza”, concluyó.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario