lunes, noviembre 29, 2021

Zubieta dijo que la marcha atrás de Kicillof en la paritaria de salud “es un grave error”

El titular del Sindicato de Salud Pública cuestionó la decisión de sectorizar la negociación salarial de los trabajadores de la Ley 10.470 en medio de la pandemia. “No es momento de generar divisiones”, objetó.

El secretario general del Sindicato de Salud Pública (SSP), Miguel Ángel Zubieta, criticó la marcha atrás que dio el Gobierno de Axel Kicillof en su decisión de sentar a todos los trabajadores de la salud en una mesa de discusión salarial en pleno avance de la pandemia de coronavirus (Covid-19).

El gobierno cometió el grave error de llamar una paritaria sectorial y no convocar a todo el equipo de salud. Lo peor que se puede hacer en este contexto de emergencia es dividir. Tengo la esperanza de que esto se revierta”, sentenció el titular del gremio de la sanidad en la provincia a Diputados Bonaerenses.

Sucede que, el Ejecutivo bonaerense en las últimas horas volvió sobre los pasos que había dado en febrero en sentar a todos los trabajadores –profesionales y licenciados- y gremios en una mesa junto a los ministros de Salud, Daniel Gollán, de Trabajo, Mara Ruiz Malec y de Economía, Pablo López.

Así, el sábado 18 el Gobierno sólo se reunió de manera virtual con los médicos y realizó la primera oferta, tal como relató este portal, pero dejó afuera de la propuesta al resto de trabajadores, como enfermeros o licenciados en imágenes, que en muchos casos comparten la primera línea de fuego contra la pandemia.

Tenemos la necesidad de reclamar que esto se subsane, pedimos una paritaria esencial para todo el sector de salud. Nos quedamos helados cuando nos enteramos”, se sinceró Zubieta y añadió: “Imagínate cuando un enfermero se entere que le aumentaron a tu compañero y a él no. No es momento para genera divisiones”.

Justamente, días antes de que se declare la cuarentena, los tres sindicatos de la salud –SSP, ATE y Cicop- habían dado una muestra de unidad con una carta conjunto al Gobierno reclamando nombramientos, provisión de insumos y por salarios ante el inminente avance de la pandemia.

El desencuentro de Kicillof con el gremio de la sanidad también se da después de una semana atravesada por la disparada de contagios de trabajadores de la salud en los hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires. Habría infectados en una decena de nosocomios bonaerenses.  

Además, de la respectiva oferta salarial, que en el caso de los médicos fue una suba promedio de 20,3%, Zubieta adelantó tres ejes centrales:

 

1- Que el bono de $5.000 pagadero en cuatro cuotas dispuesto por el Gobierno Nacional mediante el Decreto 315/2020 se transforme en “una bonificación universal”, es decir no sólo circunscripto a los que están afectados al combate de la pandemia. “Quedará para más adelante ver de qué manera se puede trasladar al básico”, precisó el gremialista.

 

2- El pedido de darla data de avanzar en recategorizaciones, una promesa que el Gobierno bonaerense se había comprometido en resolver de manera paulatina. En el caso de los médicos el Ejecutivo lo ofreció para todos los encuadrados en la categoría 17.

 

3- Modificar los pisos de categorías de los trabajadores de la ley 10.471 y también de la 10.430. En el caso de esta última todos los trabajadores ingresan con la categoría 5 “sin distinciones” y sin tener en cuenta el factor de “esencialidad”. Para el caso del agrupamiento técnico de la 10.470 se pide pasar llevar el piso de categoría 5 a 10 y en la 10.471 de 8 a 19.

Más Leídas

Destacadas