sábado, noviembre 27, 2021

Brutal femicidio: apareció asesinada a martillazos en la cabeza y envuelta en una frazada

Por el crimen de la mujer buscan a su pareja. Su familia dice que “lo tenía todo planeado”.

Categorías:

Una mujer de 43 años fue encontrada asesinada a golpes en la cabeza provocados con un martillo y envuelta en una frazada en su casa de la ciudad bonaerense de San Pedro, y por el femicidio buscan a su pareja.

Se trata del tercer femicidio cometido en los primeros cuatro días del mes de abril, luego de los ocurridos en Moreno y Lanús, el sábado y ayer, respectivamente por lo que la cifra crece.

Todo ocurrió en una vivienda situada en San Lorenzo al 3000 de esa ciudad del norte de la provincia de Buenos Aires, donde residía la víctima, identificada como María Esperanza Fernández.

Según las fuentes, la mujer fue encontrada asesinada por una de sus hijas que llegó hasta la casa y ante esa situación llamó al 911. Cuando llegaron los investigadores encontraron un martillo manchado con sangre junto a la mujer.

En tanto, el cuerpo, que había sido envuelto en una frazada, fue sometido esta mañana a la autopsia de rigor, la cual arrojó que presentaba ocho golpes en el cráneo, con politraumatismos y hemorragia interna, como causa de la muerte.

Mientras que los investigadores buscaban esta tarde como principal sospechoso de crimen a la actual pareja de la víctima, identificada como Roberto Romero (46), quien abandonó el domicilio donde convivía con la víctima.

Este nuevo femicidio es investigado por la fiscal de San Pedro Viviana Ramos, quien dijo esta mañana a la prensa que está "trabajando en una orden de detención nacional e internacional para evitar que esta persona (por Romero) se traslade a otro lado".

Por su parte, José Luis, un hermano de la víctima, señaló que el sospechoso y la mujer "ya venían peleando hace rato" a raíz de una "situación gravísima" aunque se excusó de dar detalles sobre la misma.

También dijo que habría tenido "amenazada" a la hija mayor de la víctima que no era suya, ya que él tenía con la mujer dos hijos menores, que no estaban en la casa al momento del crimen.

"Lo tenía planeado", afirmó José Luis, quien estimó que la víctima "estaría durmiendo" porque "de otra forma no la mataba". "Hay familiares de él que viven ahí nomás, a metros por lo que alguien tendría que haberlo visto", añadió.

Para José Luis, su hermana "sabía" sobre las supuestas amenazas del sospechoso hacia su hija y "no quería estar más" en esa casa. "Después del hecho, le mandó una grabación a mi mamá, amenazándola", agregó.

El sábado, Rosa Estela García (64) fue estrangulada en domicilio de Moreno, donde apresaron a su marido, Raúl Matías De Marco (54) y ayer, a Ludovica López (50) la mataron a golpes y puñaladas en su casa de Lanús y por el crimen apresaron a Carlos Britos Ríos (23), un vecino suyo con el que aparentemente mantenía una relación.

Más Leídas

Destacadas