jueves, diciembre 9, 2021

Diputados provinciales destacan el logro de los científicos que crearon el primer test rápido

El test serológico “COVIDAR IgG” fue desarrollado en tiempo récord, aprobado por la ANMAT y se espera que pueda producir medio millón en un mes.

El bloque de diputados provinciales del Frente de Todos salió a reconocer la titánica labor de un grupo de científicos del CONICET y del Instituto Leloir que en tiempo récord crearon el primer test rápido hecho en Argentina para detectar casos de coronavirus (Covid-19).

El proyecto para declarar de interés provincial el desarrollo del test serológico “COVIDA IgG” a cargo de la “Unidad Coronavirus COVID-19”, que también integran el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MINCyT), el CONICET y la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, es de la diputada Susana González.

- Publicidad -

El nuevo test, ya fue registrado en ANMAT, organismo regulatorio de medicamentos, alimentos y tecnología médica a nivel nacional,  y validado con 5.000 análisis en distintos centros de salud. La intención es por ahora producir 10 mil pruebas por semana y escalarlo a medio millón en el término de un mes.

El desarrollo permite a partir del análisis de muestras de sangre o suero de pacientes internados en tan solo dos horas si una persona tiene anticuerpos contra el coronavirus, aportando datos para evaluar la evolución de la pandemia.

“Nuestros científicos y nuestras instituciones científicas merecen todo nuestro reconocimiento. Debemos destacar que nuestro país pueda realizar sus propios test, no sólo demuestra la capacidad y excelencia del sector y el éxito de las políticas públicas, sino que son una clara muestra de soberanía”, marcó González.

- Publicidad -

Los test serológicos, como COVIDAR IgG, no se emplean para un diagnóstico temprano, porque para ese fin se utilizan los ensayos de PCR que detectan directamente al virus. “Son de gran utilidad para evaluar la extensión de la pandemia en la población, dado que permiten detectar casos asintomáticos que han pasado desapercibidos”, explicó Julio Caramelo, jefe de laboratorio de la FIL e investigador del CONICET.

Además de brindar acceso rápido, el desarrollo local tendrá un costo significativamente menor a los kits de Estados Unidos o de Europa. “Traer los kits serológicos del exterior a nuestro país también tiene un costo adicional. Nuestro objetivo es producir miles de placas y ponerlas al servicio de las autoridades de Salud sin un fin comercial”, indicó Diego Álvarez, investigador del CONICET en la Universidad Nacional de San Martín.

Todavía no se sabe lo suficiente respecto de cómo se producen los anticuerpos durante el curso de la enfermedad. “Por esto es muy valioso contar con un test serológico que permita generar esta información. Los datos que se obtienen pueden ser complementarios a los estudios por PCR y puede dar información adicional, ya que cuando el virus deja de circular y el ensayo de PCR se torna negativo, los anticuerpos se siguen detectando en circulación”, puntualizó Marcelo Yanovsky, jefe de laboratorio de la FIL e investigador del CONICET.

Asimismo, los investigadores están desarrollando una base de datos centralizada para el análisis de resultados serológicos de todo el país. La misma tendrá entradas desde los centros de salud que alimentarán una única central que estará a disposición de las autoridades nacionales.

“Que Argentina pueda realizar sus propios test es una muestra de soberanía sanitaria, de soberanía científico tecnológica y un ejemplo de la capacidad que tienen los científicos de nuestro país, que, en 45 días, pudieron desarrollar un producto 100% nacional”, afirmó el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Roberto Salvarezza, días atrás. 

Más Leídas

Destacadas