jueves, diciembre 9, 2021

Hallaron deambulando por el Conurbano al adolescente de 13 años que estaba desaparecido

El joven había desaparecido este lunes a las 17 horas, en el barrio porteño de Liniers, cuando se comunicó por teléfono por última vez con su mamá.

Categorías:

Ignacio Damiano, el adolescente de 13 años del que se buscaba su paradero desde ayer, fue encontrado esta mañana en buen estado de salud en Ciudad Evita, del partido bonaerense de La Matanza.

Según informaron fuentes policiales y su familia, el joven era intensamente buscado luego de que no llegó al colegio, en el barrio porteño de Liniers, y tras comunicarse con su mamá a las 17 horas de este lunes por última vez.

- Publicidad -

En tanto, la Policía Bonaerense indicó que el menor fue hallado esta mañana por un vecino de la localidad de Ciudad Evita que lo vio deambulando y lo reconoció por las fotos publicadas en medios de comunicación en el marco de la búsqueda.

"La familia se dirige, junto a personal de la División Búsqueda de Personas de la Policía de la Ciudad, a la comisaría novena de Ciudad Evita de la Policía Bonaerense, donde se encontraría el niño, quien gozaría de buen estado de salud", aclaró el Ministerio Público Fiscal.

Pasadas las 9 horas de este martes, Juan Pablo Damiano, el hermano del adolescente desaparecido, confirmó la novedad. "Todavía no pudimos hablar con él, nos acabamos de enterar, estamos esperando lo mejor", sostuvo.

A la par, el hermano de Ignacio remarcó que la familia no sabía si el adolescente “está en el mejor estado posible”. “No estamos seguros. Sabemos que está en la comisaria tercerade Ciudad Evita", enfatizó.

- Publicidad -

Fuentes de la investigación confirmaron que el adolescente fue encontrado en avenida Perón y Guaycurú, de Ciudad Evita, por un hombre de 41 años identificado como Carlos Chaile, quien alertó al 911 luego de ver al joven que caminaba por la zona.

 

 

Al llegar al lugar, la Policía habló con el menor, quien se identificó como Ignacio Damiano, por lo que fue trasladado a la dependencia policial, donde en principio se constató que se encontraba en buenas condiciones de salud y que no presentaba lesiones visibles.

No obstante, minutos después fue trasladado al hospital Alberto Balestrini, de La Matanza, por orden de la UFIJ 1 Descentraliza de Gregorio de Laferrere, a cargo de Fernando Garate, para que le hagan una evaluación de rutina ante estos casos.

Cabe destacar que la intensa búsqueda inició este lunes a tarde, cuando la familia de Ignacio tomó conocimiento de que el joven, que había salido al mediodía de su casa rumbo al colegio San José, del barrio porteño de Liniers, no había llegado a destino.

 

 

 

En ese momento, lo que los padres pudieron constatar era que Ignacion había estado jugando a la pelota en una plaza junto a amigos, pero que no supieron nada de él luego haber dialogado con él a través del celular a las 17 horas.

El último en verlo a Ignacio fue un compañero de colegio, cuando se despidieron en una parada de colectivos ubicada en la intersección de las calles Alberdi y Larrazábal, en Liniers.

Luego fueron hallados su mochila y su celular en las inmediaciones de las calles Larrazábal y Schmidel, también en Liniers, por lo que los investigadores iniciaron una rápida búsqueda.

 

Rosana, mamá de Ignacion Damiano.

"El análisis de las cámaras de seguridad de la zona evidenció el momento en que el niño descartaba su celular en un cesto de basura y subía al interno 147 de la línea 47 de ómnibus", detalló el informe del Ministerio Público Fiscal.

Esta mañana, la mamá del adolescente, Roxana, habló con la prensa en la puerta de su casa y afirmó: “Lo estamos esperando. Queremos que pida ayuda, que diga que es Ignacio Damiano y que vuelva a casa”.

Además, la mujer señaló que “Ignacio se fue de acá al mediodía, no entró a la escuela, se rateó, y se fue con un amigo y otros chicos que no son de su colegio a jugar a una plaza".

"Me enteré de que estaba ausente por una notificación en la plataforma de la escuela y cerca de las 3 de la tarde hablé con la madre de otro chico que tampoco fue a clase y que tampoco sabía nada”, relató Roxana.

Fuentes judiciales indicaron que la Policía de la Ciudad habría detectado movimientos en una de las tarjetas SUBE, cuyos datos aportó la familia, por lo que la búsqueda se extendió hacia otros barrios, hasta encontrarlo en La Matanza.

Más Leídas

Destacadas