miércoles, mayo 25, 2022

Kicillof respaldo a Amado Boudou y pidió terminar con “lawfare” y la “causas armadas”

El Gobernador bonaerense cuestionó el fallo de la Corte Suprema de Justicia que ayer dejó firma la condena al ex vicepresidente.

Categorías:

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, criticó el fallo de la Corte Suprema de Justicia, que ayer dejó firme la condena a Amado Boudou a 5 años de prisión por la apropiación de la calcográfica Ciccone, y dijo que "se tiene que acabar el lawfare".

Se trata de un fuerte respaldo de Kicillof al ex vicepresidente de la Nación durante el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner. "Causas armadas, sentencias truchas, testigos falsos. Nada justo puede resultar de eso", publicó el mandatario bonaerense en su cuenta de la red social Twitter.

- Publicidad -

Ayer, la Corte Suprema de Justicia declaró “inadmisible” el recurso de queja presentado por la defensa de Amado Boudou  y la de los otros dos imputados en la causa y dejó así firme su condena a 5 años de prisión por la apropiación de la calcográfica Ciccone.

"Necesitamos justicia. Basta de persecución política. Se tiene que acabar el 'lawfare'. #ConAmadoNo", escribió Kicillof en sus redes sociales este viernes por la mañana, sumándose a los diferentes referentes del Frente de Todos que salieron a respaldar a Boudou.

 

- Publicidad -

 

El máximo tribunal aplicó el artículo 280 del Código Civil y Comercial, que le permite a la Corte rechazar sin dar explicaciones, pese a que se trata de un caso de suma importancia, entre otras cosas porque fue condenado un exvicepresidente y exministro de Economía.

En ese contexto, los integrantes de la Suprema Corte de Justicia no revisaron lo ocurrido, no emitieron opinión sobre la existencia o inexistencia de delito o sobre las gravísimas irregularidades que marcan las defensas sobre el expediente. Sólo se limitaron a rechazarlo.

 

 

El exvicepresidente, junto a José María Nuñez Carmona; el exdueño de la imprenta, Nicolas Ciccone; el “arrepentido” Alejandro Vandenbroele, el exfuncionario de la AFIP, Rafael Bresnick Brenner y el exjefe de gabinete de Economía, Guido Forcieri, fue juzgado por el Tribunal Oral Federal 4 por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública.

Todos apelaron ante la Corte por sus respectivas condenas. En el caso concreto de Boudou se le impusieron cinco años y diez meses por negociaciones incompatibles con la función pública y por cohecho pasivo, que significa recibir coimas.

Durante este tiempo se conoció que el “arrepentido” Vandenbroele, cuyo testimonio en 2017 fue clave para la acusación, recibió 1.500.000 pesos de entonces, equivalentes a 5.000.000 actualizados, dinero que usó para comprarse un hotel boutique, La Masía, en Mendoza.

Más Leídas

Destacadas