lunes, enero 17, 2022

La Plata: empresarios advierten que hay 4.500 comercios en "estado de desesperación"

Desde la Federación Empresaria dijeron a Diputados Bonaerenses que el 92% de los locales tienen sus persianas bajas.

Categorías:

Uno de los sectores que se vieron más perjudicados por la pandemia, es sin duda el comercial. Desde que se implementó el confinamiento a mediados de marzo, una gran cantidad de negocios se vieron obligados a bajar sus persianas y en la ciudad de La Plata advierten que esa crisis se puede profundizar si no se acuerda una flexibilización.

Hasta el momento cerraron por lo menos 360 locales en los distintos centros comerciales y al no vislumbrar un horizonte de reapertura, en los últimos días realizaron distintas protestas. La intención fue visibilizar la dificultad del sector para sobrellevar los gastos y la posibilidad de que muchos desaparezcan en el corto plazo.

- Publicidad -

De todos los rubros existentes, tan solo el 8% del total de los comercios está funcionando, mientras el resto está tratando de sobrellevar el contexto desfavorable. El crecimiento de los casos en la última semana, se traduce en un nuevo impedimento para volver a funcionar y, por lo tanto, en el incremento de las deudas.

 

 

- Publicidad -

Desde la Federación Empresaria de La Plata, conjuntamente con las cámaras sectoriales y los centros comerciales, vienen trabajando de manera mancomunada desde el principio del aislamiento para encontrar una salida al conflicto que asoma cada vez más lejana.

En este sentido, Gustavo Celestre, presidente de la FELP, remarcó en dialogo con Diputados Bonaerenses que hay un cierre casi masivo y que, a pesar del buen diálogo que mantienen con las autoridades locales y provinciales “vamos a seguir peticionando para la apertura porque hay actividades que consideramos que ordenadamente tienen la posibilidad de abrir con responsabilidad del comprador y el vendedor”.

 

 

Las protestas se repiten a lo largo y a lo ancho de la provincia, focalizándose en el Área Metropolitana de Buenos Aires y en ciudades de mayor envergadura como Mar del Plata. En todos los distritos el reclamo es el mismo: poder volver a trabajar para salvaguardar sus economías.

Sobre los 360 comercios que han quebrado, Celestre advirtió que en su gran mayoría no tienen vuelta atrás y que, con el panorama de extensión de la cuarentena hasta el mes de junio, “estimamos que entre un 10 y 12% más seguirá ese camino en las próximas semanas”, mientras que aquellos que puedan subsistir van a necesitar por lo menos seis meses para recuperarse de las pérdidas.

En sintonía, ante las protestas de los comerciales, el presidente de la FELP expresó que “le pedimos a la gente que nosotros representamos que esperen y que aguanten de no abrir, pero se no está yendo de las manos y no sabemos si vamos a poder cumplir con el compromiso que tenemos. De los 5000 mil comercios, por lo menos 4.500 están en un estado crítico y desesperante”.

 

 

En los últimos dos meses, los propietarios de los negocios no tuvieron ingresos y se les suman las deudas que contrajeron entre salarios, pagos de alquiler y servicios. Ante esta situación, Celestre manifestó su preocupación y sostuvo que “cerrados al 90 por ciento, se viene la muerte del comercio”.

La relación con las autoridades es estrecha, sobre todo con el municipio, al que le han presentado los protocolos sanitarios correspondientes para poder funcionar, pero el rechazo llega desde la Provincia por considerar que no están dadas las condiciones para una reapertura, aunque sea de manera progresiva.

Al respecto, el titular de FELP expresó que el intendente Julio Garro “debe ser el más interesado, porque no va a tener recaudación de acá a fin de año, no vamos a poder pagar un peso” y, al mismo tiempo, remarcó que “necesitamos trabajar porque estamos en una situación de quiebra”.

 

 

Entre otras cosas, Celestre cargó contra los bancos y sostuvo que a pesar de las directivas que se bajan desde Nación, muchos aprovechan la ocasión y ofrecen créditos con una tasa del 24%. “Fundidos como estamos no podemos tomar un préstamo, tienen que hacerse responsables y acompañar con el aplazo de todas las deudas. Cuando este termine, tenemos más deudas que capital”, añadió.

Por último, sobre la situación del sector, detalló que durante los últimos 10 años no hubo un crecimiento sostenido, por lo que se alcanzó al menos al 50% de informalidad, algo que se profundizó durante la etapa del macrismo. “Esto fue ir manejando a 180 kilómetros por hora y chocarse la cabeza contra la pared”, sentenció Celestre.

Más Leídas

Destacadas