miércoles, mayo 25, 2022

Senado: reparto de poder, "desventaja numérica" y posibles nuevas rupturas en Cambiemos

El jefe de la bancada del Frente de Todos, Gervasio Bozzano, habló mano a mano con Diputados Bonaerenses sobre los desafíos en la Cámara alta.

Esta frenética semana de asunciones, juras y traspaso de mandos en la provincia de Buenos Aires funcionó como un termómetro para conocer la temperatura que empieza a tomar el nuevo equilibrio de poder de la Legislatura bonaerense.

Sin duda, la parada más importante se jugó el día lunes en la definición de autoridades de ambas Cámaras: en esa jornada quedó claro que todos los sectores están dispuestos a batallar y que la herramienta clave para destrabar las aspiraciones son el diálogo y los acuerdos.

- Publicidad -

En ese sentido, el desafío más importante asoma en el recinto que preside la vicegobernadora Verónica Magario, donde el bloque único del Frente de Todos suma a 20 senadores, mientras que la tropa de Juntos por el Cambio –por ahora- amontona a 26 legisladores.

Bozzano en la sesión de este miércoles en la que se aprobó la nueva Ley de Ministerios. 

“Esta dificultad nos obliga al diálogo y al consenso, pero no a un consenso impuesto sino a un diálogo sincero y a la búsqueda de los puntos de equilibrios entre los diferentes sectores”, evaluó el flamante titular del bloque peronista, Gervasio Bozzano en diálogo con Diputados Bonaerenses.

Así, el senador de Maipú, que reporta a las filas de la agrupación de Máximo Kirchner, transita su segundo mandato como senador bonaerense y le tocó ocupar el espacio que dejó el salto de María Teresa García al Gabinete de Kicillof, deberá demostrar su cintura para la negociación con los amarillos.

- Publicidad -

“No le tenemos miedo a la desventaja numérica porque creemos que podemos superarla a través de la búsqueda de consensos”, sacó pecho Bozzano. En el horizonte inmediato aparece la discusión sobre la Ley de Emergencia Económica que en los próximos días enviará Kicillof a la Legislatura.

El bloque de Cambiemos en la sesión extaordinaria del miércoles. 

Allí habrá una segunda pelea. “Esperamos que la oposición acompañe porque creemos que son conscientes de la situación que atraviesa la provincia”, adelantó Bozzano y añadió: “No necesitamos enfrentamientos estériles sino poder dialogar para sacar la provincia adelante”.

En el horizonte también aparece la posibilidad de una fisura en el bloque amarillo, tal como ocurrió esta semana en Diputados, donde se conformó el bloque Cambio Federal, integrado por el monzoísta Guillermo Bardón, los possistas Walter Carusso y Fernando Pérez y el hombre de la UTA Martín Domínguez Yelpo.

En la Cámara baja ya había habido un desprendimiento que derivó en el armado de la bancada 17 de noviembre, compuesto por el peronista Mario Giaccobe y el chivilcoyense que jugó para el lavagnismo Fabio Britos. En el Senado lo movimientos son subterráneos pero continuos.

Verónica Magario en el sillón de la presidencia del Senado, en su primera sesión en funciones. 

En las últimas horas desde el monzoísmo compararon en contacto con este medio la conformación del bloque Cambio Federal con una serie de una plataforma "on demand". “Se viene la segunda temporada”, avisaron los armadores de Emilio Monzó en la Legislatura.

En esa dirección, la semana que viene habrá que seguir con atención los movimientos que se puedan producir en la Cámara baja. A todas luces se trata de una jugada cantada, dada la herramienta de negociación que reportará para ambos bandos. Sin embargo, como dice el dicho, sólo en la cancha se ven los pingos. 

Foto: HCS

Más Leídas

Destacadas