miércoles, mayo 25, 2022

Tierra arrasada: intendente congela sueldos, apaga luminarias y vende el auto oficial

El intendente del Frente de Todos Ricardo Moccero presentó una lapidaria auditoria sobre la gestión del cambiemita Roberto “Pachi” Palacio y anunció medidas.

Categorías:

A nueve días de asumir el intendente de Coronel Suárez, Ricardo Moccero, enfrenta incumplimientos a proveedores por $85 millones y de salarios por 82$ millones, una deuda pública de $180 millones, falta de insumos en los hospitales y un Presupuesto 2020 “dibujado”.

Así lo puso en números Moccero al brindar una lapidaria auditoria sobre la “pesada herencia” de su predecesor al frente de la comuna, el cambiemita Roberto “Pachi” Palacio. Tenemos un Municipio inviable, sin fondos. Estamos en una profunda crisis económica”, sentenció.

- Publicidad -

De acuerdo a la proyección de los equipos técnicos de Moccero si al Presupuesto 2020 que dejó Cambiemos, estipulado en $1.495 millones, se le resta los $1.147 que se usarán para pagar sueldos y las deudas por $209 millones, sólo quedaría para el Municipio $ 139 millones.

Esto es, menos de 12 millones de pesos por mes. Para tener una dimensión de la crisis económica vale destacar que este año la comuna gastó 26 millones por mes. Es decir, arranca en rojo de 14 millones y eso sin contar que la pauta salarial proyectada es insuficiente.

En este sentido, para el cinco veces la intendente y exdiputado de la Provincia de Buenos Aires, entre 2013 y 2017, el Presupuesto 2020 debería rondar los $1900 millones de pesos, cubriendo una pauta salarial y demás gastos. “Estamos $ 400 millones abajo”, sinceró.

- Publicidad -

Otra deuda relevante se tiene con los proveedores municipales, cuyo atraso oscila los cuatro meses y el monto ronda los $ 85 millones de pesos. “Lo que más nos preocupa es la deuda con las droguerías, de Bahía Blanca y Buenos Aires, que nos están cortando los suministros”, relató el alcalde sobre la situación que atraviesan los centros de salud.

Por otra parte, Moccero aclaró que “estamos pagando los aguinaldos con una firma en exceso del presupuesto”, al tiempo que detalló que “asumimos una deuda de $ 42 millones de recursos afectados que la gestión anterior tomó para pagar salarios del mes de noviembre, a devolver antes del 31 de diciembre”.

En este escenario, el intendente comenzó una recorrida en oficinas de los ministerios bonaerenses para pedir asistencia económica y también prepara un paquete de medidas de emergencia con el objetivo de en el plazo de un año empezar a enderezar las cuentas municipales.

Algunas de las definiciones hasta el momento fue congelar los sueldos de la planta política, venta de bienes de la comuna como terrenos, una camioneta con equipamiento y hasta el auto oficial del intendente. “Ya estoy usando el mío particular”, confió Moccero.

Además, entre otras cosas, prepara medidas para elevar la recaudación fiscal y anunció que se realizará “una restricción del 50% en el consumo de alumbrado público”, es decir se apagará columna por medio. “No estamos buscando culpables, sino contando el estado económico y financiero de nuestro distrito”, cerró.

Más Leídas

Destacadas