miércoles, julio 6, 2022

Último adiós a Diego Rozales, el policía asesinado al desbaratar una fiesta clandestina

El Ministro de Seguridad bonaerense y el Intendente local participarán del velatorio.

Categorías:

Familiares y amigos del policía bonaerense asesinado en un operativo para desbaratar una fiesta clandestina en Mar del Plata, Diego Rozales (30), oficiaron el último adiós, con la presencia del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, y el jefe comunal, Guillermo Montenegro.

En ese marco, el Ministro de Seguridad de la provincia participó de la despedida de los restos del joven de 30 años, en tanto que el fiscal a cargo de la causa por su homicidio le prestó declaración al hombre que disparó y mató a Rozales. 

- Publicidad -

El velatorio se realizó desde el domingo en la Cochería Avenida, y sus restos fueron inhumados este lunes en el cementerio Colinas de Paz, donde además de Berni, estuvo el intendente marplatense, Guillermo Montenegro.

En esa línea la llegada de Berni a Mar del Plata, según confirmaron fuentes oficiales, se concretó alrededor de las 11:00 de la mañana. A la par, las fuentes confirmaron que se hizo presente en el último adiós a Rozales el jefe de la Departamental de Policía, José Segovia.

Por otra parte, el fiscal a cargo de la causa por el homicidio del policía el fin de semana, Alejandro Pellegrinelli, titular de la UFI Nº5, citó para este lunes a declarar al asesino de Rozales, un hombre de 69 años.

 

La muerte del policía bonaerense Diego Rozales

- Publicidad -

 

Cabe destacar que el crimen ocurrió en la madrugada del domingo, cuando el efectivo policial había acudido a las calles Newbery y Pesquero Narwal, tras recibir una denuncia al 911 por una fiesta clandestina.

En el momento en que Rozales llegó junto a otros policías al lugar, advirtieron que varios jóvenes estaban agrediendo a un taxista, por lo que intervinieron. Allí se produjo una persecución que terminó en una vivienda ubicada en Pesquero Quovadis, al 3700.

Según las fuentes, uno de los sospechosos que Rozales perseguía iba armado e hizo "caso omiso de la voz de alto", en el instante en que ingresó al domicilio junto a los demás jóvenes.

 

El ministro de Seguridad, Sergio Berni, en la puerta del velatorio de Rozales.

En ese momento, el dueño de la vivienda, Amilcar Morán (69), sorprendido por los ruidos que sugerían que había intrusos en su vivienda, tomó su arma y desde la habitación efectuó un disparo que le dio a Rozales en la zona de la axila.

El policía de 30 años fue asistido luego de recibir el balazo pero falleció durante el traslado de los equipos de emergencias médicas al Hospital Privado de Comunidad de Mar del Plata. 

A su vez, Morán quedó aprehendido en el lugar, donde se secuestró luego una pistola marca Gesichert 9 milímetros y se realizaron las pericias correspondientes tras conocerse el fallecimiento de Rozales.

Posteriormente, los voceros policiales añadieron que en el procedimiento en el que participó el joven efectivo, uno de los oficiales que lo acompañaba realizó también un disparo "con su arma reglamentaria pero sin consecuencias".

La causa por la muerte del policía de 30 años quedó caratulada como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego, y la investigación la dirige el fiscal Alejandro Pellegrinelli, titular de la UFI 5 de Mar del Plata.

Más Leídas

Destacadas