miércoles, agosto 10, 2022

Villa Azul: diputado de Quilmes pidió “no avanzar sobre las libertades de los vecinos”

Así lo manifestó Fernando Pérez luego de que el Gobierno decidiera aislar por dos semanas a la población que comparten Avellaneda y Quilmes.

Ya van tres días del operativo que mantiene cerrada a Villa Azul, un barrio popular que se divide entre los municipios de Quilmes y Avellaneda, tras detectar hasta 92 casos positivos de Coronavirus.

En diálogo con Diputados Bonaerensesel diputado provincial de Cambio Federal, Fernando Pérez, señaló que es importante enfocarse en reforzar el mensaje de autocuidado sobre los vecinos y no cometer excesos en cuanto a las medidas que afectan a cientos de familias.

- Publicidad -

“Debemos cuidar cómo nos manejamos, que el miedo no haga cometer excesos en materia de avance sobre las libertades individuales, hay que hablar con la gente para que nos acompañe. El Estado tiene que estar para sostener, ordenar, ser solidario pero de ninguna manera castigar”, dijo Pérez.

El operativo se llevó en coordinación entre los gobiernos de Mayra Mendoza y Jorge Ferraresi, de Quilmes y Avellaneda respectivamente, como así también entre los ministerios provinciales de Salud, Seguridad y Desarrollo de la Comunidad para dar asistencia los pobladores.

 

- Publicidad -

 

“Hoy no es momento de hacer evaluaciones definitivas, en este marco de complejidad extrema debemos transmitir tranquilidad. Hoy es Villa Azul, mañana Itatí, la semana que viene otra y si el virus avanza vamos a estar en una situación de gueto y no se puede”, remarcó el quimeño.

La postura del legislador de Cambio Federal fue también expresada por el líder del movimiento popular Barrios de Pie, Daniel Meléndez, quien ejerce el cargo de subsecretario de Políticas de Integración y Formación en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Pérez fue candidato a intendente de Quilmes durante las últimas elecciones de 2019, por lo que conoce bien el territorio y la población de ese distrito de la Tercera sección. En este marco, resaltó que la situación de los asentamientos en la localidad es muy compleja y se exacerbó con la llegada del virus.

 

 

“Son las villas más populosas del Conurbano, la gente vive mal desde antes de la pandemia, la desocupación está cerca del 50%, el analfabetismo y la falta de seguimiento sanitario es producto de 40 años de malas políticas que nos llevaron a esto. Es muy difícil que la gente se quede en la casa cuando no tienen baño ni condiciones sanitarias”, analizó.

Así, el diputado remarcó que se trata de “un enemigo invisible”, tal como lo han descrito otros dirigentes, incluso el propio presidente Alberto Fernández. En ese sentido, reforzó la idea de trabajar juntos a pesar de las diferencias político-partidarias para poder superar la crisis.

“En Argentina hicimos bien en minimizar lo posible la perdida de vidas, que es lo más importante. Esta situación nos exige una inteligencia mayor porque esto no se va de un día para el otro, tenemos que insistir en que la sociedad debe autocuidarse porque si no, no se mueve la economía y para hacerlo hay que tener el máximo de las medidas sanitarias”, sostuvo.

 

 

Asimismo, Pérez subrayó que la intendenta Mendoza, como sus pares de los otros distritos afectados, deben contar con todos los mecanismos y herramientas del Estado a disposición para poder trabajar sobre el conflicto.

“Me comunico con funcionarios de Quilmes constantemente y estoy disposición porque en esta época hay que darle todos los elementos al Ejecutivo para que tome las medidas necesarias. En la Legislatura presenté proyectos para que el Gobierno provincial garantice el pago de salarios a los empleados públicos como también la coparticipación presupuestada y los insumos a los hospitales provinciales”, concluyó.

Más Leídas

Destacadas