lunes, enero 17, 2022

Advierten que el avance de la variante Delta podría desembocar en un nueva cuarentena

Un experto en infectología aseguró que si bien se registra “el pico mínimo de casos desde que empezó la pandemia", la cepa puede ocasionar un importante rebrote.

Categorías:

Argentina reporta los niveles más bajos de contagios de coronavirus desde que inició la pandemia en marzo de 2020, impulsada especialmente por la campaña de vacunación, lo que generó la apertura de muchas actividades, pero la variante Delta puede provocar el regreso a una nueva cuarentena.

Así lo advirtió el infectólogo Ricardo Teijeiro, médico del Hospital Pirovano e integrante de la Sociedad Argentina de Infectología (SAI), quien afirmó que el país está atravesando "el pico mínimo de casos de coronavirus desde que empezó la pandemia", un alivio en la pandemia que está amenazado por la cepa Delta.

- Publicidad -

El pronunciado descenso de casos en el país se sostiene gracias a la campaña de vacunación que el Gobierno nacional refuerza en todos los distritos con la aplicación de segundas dosis. De hecho, Argentina está muy cerca de completar los esquemas contra el COVID-19 en el 60% de la población.

De todas formas, si bien en la última semana el país registró una baja de contagios, que profundizó el descenso de casos que se reporta desde finales de junio, Teijeiro aseguró que la variante Delta “va a empezar a circular en algún momento" de forma comunitaria, por lo que habrá que "tomar algunas restricciones".

"En este momento, en nuestra región, estamos en el pico mínimo de casos desde que empezó la pandemia y es importante a tener en cuenta para que, de alguna manera, la sociedad pueda tener algunas actividades", subrayó el médico del Hospital Pirovano.

No obstante, el infectólogo advirtió que si suben los casos a raíz de la circulación comunitaria de la variante Delta, "va a haber que tomar algunas restricciones", por el rebrote que ocasione la cepa, considerada de preocupación por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

- Publicidad -

"Se sabe que es una variante que va a empezar a circular en algún momento, pero no sabemos la magnitud porque depende de muchas consideraciones, del comportamiento social o de la cantidad de vacunados adecuadamente que tengamos", señaló Teijeiro.

En relación a eso, el infectólogo se refirió a las nuevas medidas de apertura impulsadas por el Gobierno nacional tras la caída de contagios y aseguró que "son necesarias socialmente, pero para tomar estas medidas hay que tener un seguimiento epidemiológico fuerte y testear permanentemente".

"En cuanto sabemos que tenemos un pico de circulación comunitaria importante de la variante Delta, va a haber que retroceder seguramente en algunas medidas", alertó Teijeiro pero admitió que “esto no quiere decir que se haya hecho mal la apertura”.

 

Por la extensa campaña de inmunización, el Gobierno nacional habilitó la credencial para los vacunados COVID-19.

Para el especialista, "la apertura se hace sabiendo que en algún momento se puede retroceder",  pero señaló que no hay que "distraerse con la disminución de casos porque todos sabemos que esta pandemia como todas, evoluciona con olas, picos y valles".

"Entonces nosotros estamos en el valle, estamos cayendo, pero tenemos que esperar un nuevo pico y eso va a depender mucho del comportamiento social", finalizó Teijeiro respecto al impacto de la variante Delta.

Cabe destacar que desde el Gobierno apuestan a inmunizar antes de fin de mes al 60% de la población con la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 para paliar los posibles efectos de la cepa Delta.

 

 

Según la ministra de Salud, Carla Vizzotti, el objetivo se puede cumplir si se aplican 2,5 millones de dosis en la próxima semana. Mientras tanto, el Ejecutivo mantiene negociaciones para garantizar la llegada de vacunas y evitar volver a cerrar actividades productivas por un rebrote.

De hecho, en el último mes, con la baja de internaciones y fallecidos por coronavirus, el Ministerio de Salud dio el visto bueno para la reapertura de actividades: se aumentó el cupo de pasajeros que ingresan desde el exterior, se abrieron actividades turísticas, culturales y de ocio y ya se prepara el regreso del público a los estadios de fútbol.

Sin embargo, la cartera sanitaria todavía se mantiene alerta por la variante Delta, y anunció que es inminente la circulación comunitaria de esta cepa desarrollada en India en octubre pasado.

 

 

"Se sigue vigilando la circulación (de la variante Delta), que a la fecha no es todavía predominante pero ya está cerquita de ser comunitaria", sostuvo Vizzotti este lunes desde Rusia, respecto del impacto de la cepa en la situación sanitaria argentina.

Al respecto, la funcionaria nacional aclaró que la variante se considerará con circulación “comunitaria cuando no se encuentre un vínculo entre los casos positivos o con un viajero” que arribó desde el exterior.

 

Carla Vizzotti, ministra de Salud.

“Se dice que es comunitaria, pero eso no significa que sea predominante. Por ahora la variante predominante en la Argentina es la Manaos", manifestó la Ministra de Salud sobre la cepa Delta.

Sobre eso, Vizzotti indicó que se sigue "muy atentamente" la evolución de la circulación de la variante Delta, que ya tiene una incidencia preocupante en Ciudad de Buenos Aires y Córdoba, donde hubo casos “sin nexos con un viajero".

Más Leídas

Destacadas