lunes, abril 22, 2024

Carzoglio apelará su destitución: “Se avasalló el derecho al debido proceso”

El recién destituido de su cargo judicial, Luis Carzoglio, apelará la decisión ante la Justicia.

Categorías:

El letrado Luis Carzoglio, que el jueves fue destituido como juez de Garantías de Avellaneda por mal desempeño de sus funciones, confirmó que presentará una apelación ante la Corte Suprema de Justicia porque considera que se avasallaron los derechos del debido proceso.

El exfuncionario de la Justicia, Carzoglio, fue destituido el jueves por un jury que lo juzgó por haberse negado a ordenar la detención de Hugo y Pablo Moyano, acusados de administración fraudulenta en el Club Atlético Independiente.

- Publicidad -

De esta manera, el cuerpo de enjuiciamiento político que juzgó a Carzoglio en los aposentos del Senado bonaerense, votó por unanimidad la destitución e inhabilitación del magistrado. “La semana que viene apelaremos la resolución ante el jury, y de no contar con una aceptación, iremos con la queja a la Corte”, manifestó.

“Esta instancia es inapelable, pero tiene antecedentes que la Corte haya intervenido en el tema, así que vamos a seguir en la lucha. Consideramos que se han avasallado los derechos del debido proceso y de la defensa del juicio, hay sobradas muestras”, aclaró Carzoglio.

Cabe destacar que, en la sentencia del día de ayer en el jury a Carzoglio, se ausentaron los legisladores del Frente de Todos, un motivo que le llamó la atención al letrado. “Aquellos que fueron sorteados para integrar el jury, tendrán que explicar porque no pudieron ir”, subrayó.

Asimismo, Carzoglio manifestó que, con la esperanza de volver a ser restituido, “la apelación es a la Corte bonaerense y entendería que sí hay posibilidades de ir a la Corte Suprema”. “Vamos a evaluar toda la situación con mi abogado para hacer revertir ese fallo y que se haga justicia”, aclaró.

- Publicidad -

Respecto a la unanimidad del voto, Carzoglio, que estaba suspendido de sus funciones desde 2018 por denunciar a dos agentes de la Agencia Federal de Inteligencia macrista, destacó que “no hubo variantes, todo votaron en función de lo mismo, pero uno que conoce estas cosas sabe de dónde puede venir y a quién pueden responder”.

Además, durante el juicio, el abogado defensor, Diego Raidán, presentó 55 testigos para que el jury evaluara las pruebas en su favor, con los que consideró que gracias a ellos lograron rebatir “cada uno de los puntos” de los que se lo imputaron, por lo que, según consideró Carzoglio, durante el proceso “no se han evaluado las pruebas”.

“Ellos tuvieron 30 testigos, que basaron las imputaciones en el testimonio de cuatro o cinco, nada más. Es evidente que pasó algo raro, por eso vamos a plantear nuestro disgusto”, recalcó Carzoglio que, además, se lo imputó por ejercer “violencia laboral” a sus empleados del Poder Judicial.

“Se basan, para adjudicarme esa acusación, en el testimonio de cuatro empleados míos sobre once, y frente a las declaraciones de ocho empleados del otro juzgado que me veían todos los días y de la generalidad del Polo Judicial, en donde decían que jamás me había manejado de forma violenta”, concluyó.

La causa contra Carzoglio, comenzó cuando presentó una denuncia penal, durante el macrismo, hacia dos agentes de la Agencia Federal de Inteligencia por un apriete para que firmara un borrador, escrito por ellos, de la resolución para ordenar la detención de los Moyano.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario