miércoles, mayo 18, 2022

Cubría: “La Bonaerense se autogobierna y eso no puede pasarle a un gobierno popular”

La diputada provincial del Movimiento Evita, señaló que “confía” en la voluntad de Axel Kicillof para encarar una reforma policial que remarque el control civil de la fuerza.

La Policía bonaerense desde el regreso de la democracia a esta parte asesinó más de 6.500 personas bajo la modalidad del “gatillo fácil”, según los datos de la Correpi. Ahora, con el caso de Facundo Astudillo Castro, la lupa volvió a posarse sobre la fuerza más numerosa del país.

Desde que se conoció que el joven desaparecido entre Villarino y Bahía Blanca, que fue visto por última vez entre policías en la localidad de Origone en una causa plagada de irregularidades, la tan discutida y nunca concretada reforma de la policía provincial volvió a escena.

- Publicidad -

“Las fuerzas de seguridad se controlan a sí mismas, a ellas se les da todo a través del Estado y no es así, hay que ponerles un límite. Si no hay una conducción política y civil de las fuerzas de seguridad vamos a tener claramente muchos problemas como los que vemos”, dijo la diputada Patricia Cubría a Diputados Bonaerenses.

Cubría tiene su origen y base militante en el Movimiento Evita, una organización con fuerte asiento territorial en la provincia, en especial en el Conurbano bonaerense. Desde hace años que levantan la bandera en contra de la violencia institucional y ahora, instan al gobernador Axel Kicillof a generar ese cambio profundo.

Respecto al caso Astudillo Castro, tanto el Gobernador como el presidente Alberto Fernández, manifestaron que “no se encubrirá a nadie” y que quienes sean responsables de lo que le haya pasado al joven, deberán pagar “con todo el peso de la ley”. De hecho, Alberto Fernández recibirá a la madre del joven el lunes.

“Desde que tengo conciencia militante y social que veo cómo los jóvenes en los barrios, por ser humildes, son víctimas de abuso de poder, de violencia institucional, es una bandera histórica para nosotros. Lo que pasó con Facundo Astudillo Castro nos tiene muy preocupados porque nos sentimos parte de este Gobierno y no vamos a dejar de luchar para que esto no suceda más”, reforzó Cubría.

- Publicidad -

Durante el periodo de aislamiento social, preventivo y obligatorio que decretó el Gobierno nacional en el marco del plan de acción ante la pandemia del Coronavirus, las denuncias por violencia institucional crecieron a nivel nacional y también en la Provincia.

En ese sentido, según los datos de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), solo en los registros del mes de junio, las muertes producidas por oficiales de la Bonaerense se produjeron cada 40 horas, lo que dejó un saldo de 18 fallecidos, la mayoría de ellos varones jóvenes.

Más tarde, se conocieron otros casos de muerte y tortura en manos de la Bonaerense. Por un lado el asesinato de Lucas Verón (18) en La Matanza, que iba a comprar a un almacén, fue perseguido por un patrullero, le dispararon y huyeron. Luego, el registro en video de la tortura a un chico de 17 años en la comisaría Sexta de La Plata por parte de los oficiales que lo amenazaron con una picana.

“Siempre por su condición de jóvenes y pobres son catalogados como delincuentes, parece que lo entienden como una correlación; también se ejerce violencia en la Justicia, solo basta ver que tenemos las cárceles sobrepobladas de jóvenes pobres, sin condena”, reforzó la legisladora del Frente de Todos.

En ese sentido, la diputada reforzó sobre el caso de Facundo, por el que ahora avanzan los rastrillajes en la zona de Villarino Viejo mientras se esperan los resultados forenses y de identificación sobre el cuerpo que fue encontrado en un canal de esa localidad.

 

 

“Hay que avanzar sobre la corrupción del sistema y de ahí la salida es con más democracia y participación. Se han truncado muchos debates sobre la elección por el voto popular, que haya un ida y vuelta de la comunidad en foros pero lo más indispensable es la conducción civil”, enfatizó.

Por el caso del joven, sobre el que se manejan un par de hipótesis, una de la querella y otra de la Fiscalía, aún no hay detenidos a pesar de los relatos incongruentes de los oficiales que lo vieron por última vez y de las denuncias de amenazas por parte de testigos de la causa.

“No dudo que el Gobernador está buscando la herramienta y la manera de solucionar pero también se necesita celeridad para resolver este caso y cerrar también un capítulo doloroso para una familia, para una mamá que es inimaginable lo que debe sentir en este momento. Hay que hacer Justicia, sabemos que es todo muy extraño cómo se dio todo el caso de Facundo”, señaló Cubría.

El llamado a una reforma de la Policía provincial tiene una larga data, y si bien hubo algunos intentos para reconstruirla y democratizarla, los esfuerzos fueron vagos y no alcanzaron ninguna solución de fondo. De hecho, los casos se repiten mirando las crónicas policiales de los años ’90, principios del 2000 y los últimos diez.

“A la violencia hay que ponerle límites y para eso está la democracia, claro que habrá gente buena que quiere hacer las cosas bien, pero si el sistema es corrupto, se autogobiernan y no hay límites, hay que actuar urgente porque esto no puede pasarle a un gobierno popular, como peronistas no nos puede pasar”, concluyó Cubría.

Más Leídas

Destacadas