miércoles, mayo 25, 2022

Derrumbe en Miami: aseguran que hay muchos jóvenes argentinos desaparecidos

El rabino argentino Mario Rojzman advirtió que se tomará dimensión de la tragedia “cuando se sepan las edades de las 159 personas que están desaparecidas”.

Categorías:

El rabino argentino Mario Rojzman, quien oficia en un templo a 30 cuadras del edificio derrumbado en Miami, destacó hoy que se tomará dimensión de la tragedia "cuando se sepan las edades de muchas de las 159 personas desaparecidas".

Desde que se conoció el derrumbe, Rojzman acompaña a los concurrentes a su sinagoga Beth Torah a la espera de novedades de sus familiares, incluidos algunos de los argentinos desaparecidos.

- Publicidad -

En este sentido, el rabino dijo que en esos días "fue el funeral de un chico muy joven de la comunidad", por lo que "muchos jóvenes se aglutinaron en ese edificio y justo pasó esta tragedia".

El complejo Champlain Towers, localizado en Surfside, es "un edificio muy juvenil", donde algunas familias judías argentinas "tenían departamentos y los chicos los usaban para el fin de semana", describió.

Por eso, Rojzman agregó que si bien "siempre es dramático", se tomará real dimensión de la tragedia "cuando se sepan las edades de muchas de estas 159 personas que permanecen en estatus de desaparecidos".

Rojzman, que vive en Florida desde 2003, aseguró que Surfside, el barrio donde ocurrió el derrumbe, es "muy populoso y con una vida judía muy intensa", asimilable a los barrios porteños Villa Crespo y Once.

- Publicidad -

 

 

Se trata de un pequeño barrio residencial, habitado por unas 6.000 personas, cercano a la zona denominada la "pequeña Buenos Aires" o "pequeña Argentina", donde reside una gran cantidad de argentinos que emigraron durante la crisis de 2001.

El edificio Champlain Towers es "una construcción muy clásica, muy antigua", de 1981 y que "estaba atravesando el control de los 40 años, cuando pasó esto", relató el rabino Rojzman, quien reflexionó que esta circunstancia "solo agrega dolor a los familiares".

Desde que se conoció la tragedia, Rojzman visitó y acompañó a las familias de su comunidad, que concurren a su sinagoga, quienes aún esperan información sobre las personas desaparecidas.

"Los argentinos sabemos lo que es buscar entre los escombros, y lo importante que son las primeras horas", aseguró y concluyó que es un momento "de mucho dolor" que "ya lo vivimos y nos dejó traumatizados de por vida".

Más Leídas

Destacadas