miércoles, diciembre 1, 2021

El Gobierno impulsa un registro de ventas, precios y stock para las grandes empresas

La iniciativa tiene como objetivo monitorear la evolución de productos básicos, como alimentos e higiene, para evitar el desabastecimiento y el avance inflacionario.

Categorías:

La Secretaría de Comercio Interior creó el Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica (Sipre), para que las grandes empresas informen mensualmente los precios, cantidades vendidas y stocks de sus productos a partir de abril.

La decisión, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, no implicará para las empresas ningún gasto o trabajo adicional, ya que es una información con la que cuentan y se espera que la envíen bajo declaración jurada.

Con esta iniciativa, el Gobierno persigue el objetivo de "entender mejor la evolución de los precios en cada cadena de valor para luego hacer mejores políticas para el mercado interno", explicaron desde el Ministerio de Desarrollo Productivo.

Las compañías deberán reportar la información -que tendrá carácter reservado y confidencial- en forma obligatoria y, de no hacerlo, serán pasibles de sanciones a través de la ley 20.680 de Abastecimiento y sus modificatorias, aseguraron las fuentes oficiales.

En una primera etapa, la medida alcanzará a unas 500 firmas de los sectores de alimentos y bebidas, higiene personal y limpieza. También incluye empresas de materiales para la construcción y muebles, químicos, agroquímicos y de electrónica y electrodomésticos.

Los sectores comprendidos inicialmente son aquellos que cuentan actualmente con mayores tensiones de abastecimiento, stocks y precios. Luego, en una segunda etapa se planificó incorporar más rubros hasta alcanzar alrededor de 1.000 empresas.

Al respecto, desde la cartera de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas, explicaron que buscan "contar con información fiable y actualizada mes a mes para hacer más sencilla la cadena de comercialización y así prever con anticipación problemas de stock o de abastecimiento".

Por todo esto, la presentación de informes el próximo mes deberá realizarse entre los días 1 al 10 y, por única vez, se informarán los precios, cantidades vendidas y stock que registraron para los meses de enero, febrero y marzo del 2021.

Posteriormente, la Secretaría de Comercio Interior soliciatará el trámite mes a mes, donde las empresas deberán presentar las mismas referencias, pero sólo de los 30 días anteriores.

Cabe destacar que, en todos los casos, las compañías podrán realizar rectificaciones de lo informado en los cinco días siguientes del cierre correspondiente, es decir entre el 11 y el 15 de cada mes.

"Esta iniciativa nos permitirá tener un monitoreo actualizado y más preciso para hacer seguimientos de precios e insumos, detectar alertas, problemas de producción", señalaron fuentes del Ministerio.

A su vez, desde la cartera a cargo de Matías Kulfas manifestaron que el registro mensual "también va a permitir tener mejor información de cara a la mesa de precios y salarios", en medio del intento del Ejecutivo por reducir la inflación interanual.

 

 

Asimismo, el Sipre comprenderá a las empresas que facturan anualmente más de $965 millones en el caso del sector de la construcción, más de $2.602 millones en comercios, y $2.540 millones en firmas dedicadas a la actividad industrial.

Entre los objetivos del registro de precios y stock, en los fundamentos de la norma se señala la posibilidad de "dotar al Estado nacional de una herramienta de monitoreo del comercio interior y tener alertas tempranas de faltantes de mercadería”.

En esa línea, el Gobierno también podrán coordinar acciones para prevenir situaciones de faltantes o escasez, mejorar la planificación de políticas públicas, fortalecer el mercado interno y proteger los derechos de las y los consumidores.

 

 

Desde la cartera productiva aseguraron que la resolución no afectará la política comercial de las empresas porque "no deberán informar a quién le venden". "Acá no hay una cuestión de atacar márgenes de rentabilidad, si no que se busca entender cuál es la evolución de los precios en la cadena”, resaltaron.

Finalmente, desde el Ministerio que llevará adelante el monitoreo de precios subrayaron que con el Sipre se podrá entender “cuando hay picos de precios y de demanda y problemas de abastecimiento para poder administrar mejor la producción”.

La decisión del Ejecutivo se enmarca en la reciente imputación en febrero desde La Secretaría de Comercio Interior a las empresas de alimentos que no distribuyeron todos sus volúmenes de producción durante enero.

Entre las compañías figuraron Mastellone, Fargo, AGD, Danone, Molinos Cañuelas, Bunge, Molinos Río de la Plata, Unilever, P&G, Paladini y Potigian, y el Gobierno las acusó de retener o no entregar productos de consumo masivo para su comercialización.

Más Leídas

Destacadas