lunes, septiembre 26, 2022

La Plata: este viernes finaliza la inscripción de los muñecos de fin de año

Desde el municipio afirmaron que será obligatorio la aceptación y el cumplimiento del protocolo de funcionamiento por el coronavirus, entre otras exigencias.

Categorías:

El plazo para inscribir a los tradicionales muñecos de fin de año que se quemarán en La Plata durante la noche del 31 de diciembre vence este viernes, según se informó oficialmente.

Para completar el registro, será obligatorio la aceptación y el cumplimiento del protocolo de funcionamiento por el coronavirus que estableció el municipio platense, así como también los cursos de RCP y electricidad que se dictarán en el Pasaje Dardo Rocha para realizadores.

- Publicidad -

Desde la comuna precisaron que los interesados en participar deberán completar el formulario online en el sitio https://cultura.laplata.gob.ar/inscripcion-de-momos/ y luego presentarse en las oficinas de Convivencia y Control Ciudadano con fotocopia del DNI y un boceto con las dimensiones del muñeco.

Según establece la normativa vigente, los muñecos no podrán exceder los 6 metros de alto, 3 metros de ancho y 3 metros de largo; y su emplazamiento deberá contemplar un radio de seguridad de tres veces su altura.

El protocolo por la pandemia dispone que el muñeco deberá estar terminado tres días antes, el 28 de diciembre; que además de usar tapabocas, los responsables de su armado deberán disponer de un sector de higienización para los visitantes, espectadores o participantes durante el armado, quema y posterior desarmado y limpieza final.

Asimismo, en el día en que los momos ardan, la duración del espectáculo no podrá ser mayor a 30 minutos y, para evitar la circulación masiva de espectadores, la quema de los muñecos se hará en simultáneo en toda la ciudad, de 1 a 1:30.

- Publicidad -

Cabe recordar, que la quema de muñecos es una tradición de la región de La Plata, Berisso y Ensenada, en la que a última hora del 31 de diciembre se incineran momos para festejar el fin de año y el comienzo de un nuevo ciclo.

La celebración nació en 1956, en la esquina de las calles 10 y 40, llevándose a cabo en distintos, donde se decoran los árboles con guirnaldas y luces, con bailes y música entre vecinos.

Los momos son elaborados por niños, adolescentes y adultos, que recaudan fondos con la colaboración de comerciantes de la zona y ayuda de transeúntes. Sin embargo, para esta ocasión la participación de jovenes se reducirá al mínimos por la pandemia.

Asimismo, los muñecos -que representan personajes infantiles, animales, figuras del deporte, el arte, la cultura o la política- se erigen sobre estructuras de madera, hierro y alambre, y se revisten con papel de diario y papel maché, que luego se pinta.

Más Leídas

Destacadas