jueves, julio 7, 2022

Nuevos estudios revelan cuánto duran los anticuerpos en personas que padecieron el Covid

La capacidad del sistema inmune de bloquear nuevas variantes es diferente según se haya padecido un cuadro grave o leve. Los detalles.

Categorías:

Un nuevo estudio realizado por un equipo de investigadores españoles dio cuenta que las personas que han contraído el coronavirus generan anticuerpos de hasta un año tras los síntomas, aunque de la gravedad del cuadro padecido dependerá la calidad de la inmunidad.

Las investigación la llevó adelante un equipo de IrsiCaixa, en colaboración con el Centro de Investigación en Sanidad Animal (CReSA), el Barcelona Supercomputing Center (BSC) y del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias de la Generalitat (IRTA).

- Publicidad -

Del análisis participaron 332 voluntarios que padecido COVID-19. El 60% de ellos la cursaron de manera asintomática y leve. En tanto el 40% restante superó un cuadro grave. Todos fueron sometidos a un seguimiento de la respuesta inmunitaria neutralizante durante 15 meses.

Los resultados, dados a conocer por los investigadores confirmaron que, en la mayoría de los casos, los niveles de anticuerpos se mantienen durante más de un año ofreciendo protección contra la COVID-19.

“Lo que hemos visto a lo largo de este año es que en los pacientes hospitalizados los anticuerpos protectores alcanzan su nivel máximo pocos días después de presentar los primeros síntomas y, seguidamente, decaen de manera pronunciada, hasta que se estabilizan, manteniéndose elevados en el tiempo”, explicó el investigador predoctoral en IrsiCaixa, Edwards Pradenas.

Asimismo, el científico añadió que “en el caso de las personas que han pasado una COVID-19 de forma asintomática o leve, los niveles de anticuerpos protectores, aunque también se sostienen en el tiempo, se mantienen más bajos”.

- Publicidad -

El estudio demostró que la capacidad protectora de los anticuerpos ante la variante Beta, que apareció por primera vez en Sudáfrica, se pierde de manera más acentuada en los pacientes hospitalizados que en las personas que han pasado la COVID-19 de forma asintomática o leve.

“Datos recientes apuntan a que, en ausencia de la vacuna, un 50% de los participantes del estudio podrían sufrir una reinfección por la variante Beta del virus, la más resistente a los anticuerpos descrita hasta el momento, y este porcentaje bajaría hasta el 30% en el caso del virus original”, comentó la investigadora de IrsiCaixa, Julia Blanco.  

Por otro lado, la administración de la vacuna ha permitido que los niveles de anticuerpos de las personas participantes del estudio, de diferente magnitud según la sintomatología, hayan llegado a valores comparables.

En este sentido, el director de IrsiCaixa, Bonaventura Clotet, aclaró que  “aunque no todas las personas a las que les hemos hecho el seguimiento han recibido la pauta completa de la vacuna, podemos decir que, en todas ellas, su respuesta inmunitaria contra el virus se ha visto potenciada, demostrando, de nuevo, los claros beneficios de la vacunación”. 

Más Leídas

Destacadas