lunes, mayo 16, 2022

Paco Durañona criticó acuerdo con China para instalar granjas industriales de cerdos

El senador provincial e impulsor de una ley de agroecología manifestó que la posibilidad debe someterse a un debate intersectorial.

El proyecto que analiza y ve con buenos ojos el canciller Felipe Solá para exportar 9 millones de toneladas de carne porcina a China, lo que implicaría pasar de producir de 7 millones de cerdos a 100 millones por año, generó fuerte rechazo de activistas, abogados ambientalistas El emprendimiento tomaría forma bajo una “inversión mixta” y transformaría a la Argentina en una verdadera fábrica de cerdos.

En ese sentido, el senador provincial y líder del Movimiento Arraigo, Francisco “Paco” Durañona, se manifestó en oposición a un acuerdo de este tipo y dijo que, si llegara a plantearse de modo oficial, primero sería necesario un gran debate intersectorial que considere las consecuencias de un emprendimiento tal.

- Publicidad -

 

 

“Argentina no está en condiciones de tener mega granjas industriales, no compartimos avanzar en eso sin un estudio previo, además que se requiere un gran consumo de agua y acá tenemos que cuidar ese recurso. Debemos transitar el siglo XXI con un modelo productivo que cuide el ambiente y que dé alimentación sana y a precios justos para nuestras familias”, señaló Durañona en diálogo con Diputados Bonaerenses.

- Publicidad -

El ruido comenzó el pasado 6 de julio cuando el canciller Felipe Solá se reunió con el Ministro de Comercio chino, Zhong Shan, y empresarios en la que analizaron diferentes acuerdos de negocios. Sobre esto se informó oficialmente que “Solá dijo que fue bien recibido por el ministro Shan el avance en un proyecto” para la “producción de 9 millones de toneladas de carne porcina”, lo que “le daría a China absoluta seguridad de abastecimiento durante muchos años”.

 

 

Según el comunicado oficial de Cancillería que relata la reunión bilateral de esa jornada, la Asociación China para la Promoción Industrial y la Asociación Argentina de Productores Porcinos ya llegaron a un acuerdo sobre este proyecto. Es decir, que estaría en estado avanzado y “fue bien recibido”.  

“No creo que este tema se pueda lanzar sin un debate previo, nuestro pueblo demanda que tengamos el cuidado del ambiente como prioridad, cualquier iniciativa agroindustrial debe considerar esto. Producir lo que necesita China genera un profundo daño en los cursos de agua y el ambiente en general, no creo que se pueda dar sencillamente, se va a requerir un gran debate porque la prioridad es la producción local y sustentable. Acá tenemos altos porcentajes de pobreza e indigencia y la prioridad deben ser nuestras familias”, enfatizó Durañona.

China tiene un grave problema con la producción alimentaria y la carne de cerdo es lo más consumido por su población, para satisfacer esas necesidades, tomaron la decisión de desplegar la producción fronteras afuera, y Argentina es uno de los socios comerciales. Entre otras cosas, el gigante asiático compra aquí miles de toneladas de soja transgénica para alimentar las fábricas de chanchos y pollos en su territorio. En simultáneo, China enfrenta la crisis de la Peste Porcina Africana (PPA) que generó la matanza de 250 millones de cerdos.

 

 

La Argentina comenzó a venderle carne porcina a China el año pasado y entre enero y junio de 2020, el país exportó al mundo 18.000 toneladas, un 40% más que igual lapso de 2019. En lo que va del año el gigante asiático se llevó el 60% de la carne porcina exportada.

“Todo se tiene que enmarcar en el programa arraigo, no bajar un programa de producción industrial sin pensar en el fortalecimiento de los territorios con un programa de inversión pública que genere logística, acceso a la tierra y la vivienda y todo lo que se necesita para desarrollar la producción con eje en lo local, se tiene que terminar la desconcentración y para eso se requiere un mega plan de inversión”, marcó Durañona.

En ese marco, el senador y ex intendente de San Antonio de Areco, resaltó que el Gobierno nacional trabaja en el nuevo relanzamiento del plan Procrear que, según adelantó la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, incluirá “crear bancos de tierra urbanizada y facilitar el acceso a la vivienda”, lo que será beneficioso para el desarrollo productivo.

 

 

“Estoy de acuerdo en avanzar en aumentar la capacidad productiva que tenemos porque ni siquiera logramos abastecer la demanda interna de cerdo. La producción porcina es un excelente modelo de aprovechamiento de la producción primaria pero pasar a ser el mega-productor que necesita China cuando ni siquiera abastecemos nuestro mercado interno, me parece absurdo. Argentina tiene el esquema de producción primaria para alimentar animales que consumen en otros países y allí se le agrega valor, es una desventaja enorme”, reforzó el legislador.

En esa línea, el senador impulsó hace algunas semanas dos proyectos que buscan promover el acceso a la tierra e infraestructura para el desarrollo de la agricultura familiar y organizar colonias que aseguren una mejor distribución de los alimentos en los distritos del interior a través de la agroecología.

“La ley de promoción de agroecología está en estudio en Comisión, tenemos minoría en el Senado y hay que trabajar mucho en la búsqueda de consensos, en principio hay buena predisposición para avanzar. No atacamos ni desplazamos ninguna producción, sino regular espacios para producción sin aplicar ningún tipo de agroquímicos para cuidado de la salud de la población y de generación de empleo, es llevar la producción al territorio”, repasó Durañona.

 

 

Uno de estos proyectos marcaría un antes y un después en la Provincia porque busca hacer más flexible el sistema de créditos del BaPro para que los productores sin tierra puedan acceder a ella. Así, uno de los artículos señala que estarán exentos del Impuesto Inmobiliario hasta que paguen la totalidad de la hipoteca.

“El proyecto de procrear rural consiste en aprovechar la tierra fiscal y ya se está haciendo por pedido del Gobernador Kicillof, un relevamiento para saber a ciencia cierta la cantidad de tierra fiscal que tiene la Provincia y volcarla a programas de acceso a la tierra para la producción agroecológica, esa está en otra Comisión y seguro va a tener avances, hay consensos. La idea es convocar a las universidades y a las organizaciones para buscar el mayor respaldo posible”, concluyó.

Más Leídas

Destacadas