viernes, julio 1, 2022

Sánchez Jauregui se le planta a la CGT: “Los porcentajes no cambian la realidad”

La diputada provincial apuntó que ampliar el cupo femenino no sirve “si es para cubrir espacios de poca relevancia”.

Categorías:

La diputada provincial del Partido Fe y representante del sindicato de trabajadores rurales (UATRE), Natalia Sánchez Jáuregui, salió a manifestar la necesidad de que “en los sindicatos se ponga en marcha una igualdad de oportunidad en todos los aspectos”, luego de que la CGT fijara el cronograma para la renovación de autoridades.  

Si bien la central obrera incluiría una reforma estatutaria para ampliar el cupo femenino y lograr la paridad en el Consejo Directivo, Sánchez Jáuregui, consideró que “el cupo no sirve si es para cubrir espacios de poca relevancia, como puede ser un cargo de vocal o una Secretaría de Acción Social”.

- Publicidad -

“El sindicalismo es con nosotras, somos pioneras de la unidad sindical. La paridad de género es una realidad que no escapa a los gremios y las mujeres venimos dando pelea hace rato en el ámbito gremial”, sostuvo la legisladora.

Desde 2002 rige la ley 25.674 de Cupo Sindical Femenino, que estipula que las mujeres deben ocupar un mínimo del 30% en los cargos electivos y representativos de las asociaciones sindicales. "Hablemos de los roles que ocupan las mujeres en los sindicatos, porque los porcentajes no cambian la realidad", apuntó la diputada.

Hasta el 2018, las mujeres en la conducción de la central obrera fueron dos: Noé Ruiz, secretaria de Igualdad de Oportunidades y Género, y Sandra Maiorana, de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA), que estuvo al frente de la secretaría de Salud Laboral y Medio Ambiente.

En la historia de la CGT, sólo Susana Rueda ocupó el cargo máximo de la central. La actual secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Sanidad de Santa Fe integró el triunvirato a cargo de la conducción entre 2004 y 2005 junto a José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Hugo Moyano (Camioneros).

- Publicidad -

“Quiero la igualdad de oportunidad en todos los aspectos", al referirse a las prácticas habituales en muchas organizaciones gremiales, donde se aplica la ley de Participación Femenina que garantiza el 30% de los cargos para las mujeres pero se les suelen asignar funciones muy específicas.

Otro eje a tener en cuenta es en relación a las elecciones de los sindicatos para definir consejos directivos y distribuir lugares de responsabilidad, Sánchez Jáuregui explicó que "en el caso de los sindicatos en el que los afiliados son mayoritariamente hombres, y hay un 15% de mujeres, a los puestos de mayor relevancia las mujeres no van a acceder y no estarán en lugares de toma de decisiones".

"Por más que el cupo sindical femenino sea una realidad, nos siguen eligiendo los hombres y esto hay que cambiarlo. Si las nuevas medidas van a ser lo que ellos deciden, no estaríamos representadas", agregó la legisladora provincial.

 

Reforma del estatuto de la CGT

 

Luego de la convocatoria al Comité Central Confederal para el 22 de septiembre, así como el llamado al Congreso Nacional de elección de autoridades para los próximos cuatro años, a realizarse el 11 de noviembre, los integrantes del consejo directivo de la CGT analizan una reforma al estatuto.

En la iniciativa, que trabajan especialistas y asesores legales de la central obrera, se busca ampliar la participación de la mujer en los cargos de conducción desde el 30% vigente, estipulado desde 2002 por la Ley de Cupo Sindical Femenino 25.674, al 50% que se plantea como nueva meta. 

 

La iniciativa busca elevar de 35 a 50% el número de mujeres en el consejo directivo de la central obrera.

 

Según los voceros gremiales, los cambios estatutarios en estudio incrementarían de 35 a 70 los cargos femeninos en el consejo directivo, por lo que a partir de noviembre cada gremio que integre la conducción tendría dos representantes en el órgano colegiado -un hombre y una mujer- aunque la ley 25.674 estipule un mínimo del 30% como cupo obligatorio.

La ley, sancionada en 2002, estableció el 30% como piso femenino también para las delegadas en las negociaciones colectivas y para las listas eleccionarias de los sindicatos, lo que a su vez es contemplado por el artículo 47 del estatuto vigente de la CGT, aunque hoy esté incumplido, ya que hoy solo ocupan cargos dos mujeres: Noé Ruiz (secretaria de Igualdad de Oportunidades y Género) y Sandra Maiorana (secretaria de Salud). 

Más Leídas

Destacadas