domingo, octubre 2, 2022

Convocan al segundo Encuentro de Pensamiento Nacional y Popular

El segundo Encuentro de Pensamiento Nacional y Popular bajo la consigna “Todxs con Cristina” se realizará este sábado desde las 14 horas en la Facultad de Periodismo de La Plata.

Categorías:

Organizaciones políticas, sociales y estudiantiles convocan al segundo Encuentro de Pensamiento Nacional y Popular bajo la consigna “Todxs con Cristina” que se llevará adelante este sábado 17 de septiembre desde las 14 horas en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).

El segundo Encuentro de Pensamiento Nacional y Popular que congregará a destacadas figuras del ámbito político, social, artístico y cultural en el edificio Presidente Néstor Carlos Kirchner de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata, ubicado en diagonal 113 y calle 63, tiene como objetivo “debatir ideas, condenar los discursos de odio y bregar por un nuevo pacto democrático”.

- Publicidad -

“El eje central de este segundo encuentro, el primero fue en la Universidad Nacional de Quilmes, será la defensa de la Vicepresidenta de la Nación y la democracia, ante las operaciones del poder mediático, judicial y de la extrema derecha”, aclararon desde la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata, que será sede del cónclave.

Una de las asistentes al segundo Encuentro de Pensamiento Nacional y Popular será la exdecana de la casa de altos estudios, exdiputada bonaerense y actual presidenta del Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires, Florencia Saintout, que llamó a “dialogar, en el sentido más profundo y sin hipocresías”.

“La idea es, frente a este tiempo de tanta confusión, de mucha violencia, poder encontrarnos hombres y mujeres de la comunicación, de la cultura y el campo académico que acompañamos el proceso de gobiernos populares en América latina. En el plenario anterior, discutíamos sobre moderarse, no decir todo lo que pensamos. Ahora estamos en otro momento: tenemos que abrir, tender la mano, pero desde lo que nosotros estamos convencidos”, planteó Saintout.

La funcionaria bonaerense destacó que “Cristina Kirchner encarna la esperanza de que es posible construir días felices para nuestro pueblo”, por lo que destacó la importancia de “sostener lo que han sido nuestras banderas, los 12 años de gobiernos de Néstor y Cristina, y enfrentar a una derecha que no tiene plan”.

- Publicidad -

En el Encuentro de Pensamiento Nacional y Popular que tendrá lugar en la sede de la Facultad de Periodismo de La Plata se abordará la situación política y social, las encrucijadas económicas y los discursos del odio, en una actividad que estará atravesada por el intento de magnicidio cometido contra la vicepresidenta el 1 de septiembre pasado.

El documento del segundo Encuentro de Pensamiento Nacional y Popular

Una maquinaria global, producto del ensamblaje entre sectores económicos concentrados, jueces y fiscales corporativos, medios hegemónicos y dirigentes políticos opositores, ha sido articulada para derrocar el mismo concepto de lo plural: a su paso, transforma todo en desechos para que sólo quede en pie un único discurso y un único proyecto. Allí donde rige la democracia pretenden que queden sólo sus escombros.

En ese reinado, el odio y el terror actúan como dispositivos complementarios: el primero delimita las identidades sobre las que el segundo hace su trabajo de modo sigiloso y persistente. Ese nuevo terrorismo denigra. El desprecio es su única política cultural. Su objetivo es la permanente extracción de valor de los sectores populares y sus identidades políticas. Las balas destinadas a Cristina Fernández de Kirchner estaban también dirigidas a la memoria de la cultura nacional y popular y a sus despliegues futuros.

Ese núcleo de poder concentrado, económico, político y simbólico busca clausurar todos los caminos del movimiento popular e intenta situarlo en el horizonte de un imposible político, agotar su energía social y su perspectiva electoral. Se trata de una estrategia compleja y pretendidamente totalizadora: los condicionamientos que instituyen la deuda con los organismos internacionales, el deterioro de ingresos, el dominio abyecto del poder judicial, la pedagogía de las corporaciones y las cloacas comunicacionales, constituyen un conjunto de dispositivos que apuntan a dañar crecientemente las formas democráticas de gobierno.

Imágenes del primer Encuentro de Pensamiento Nacional y Popular.

Por eso, el dramático episodio del jueves 1 de septiembre no puede leerse más que en relación con una serie de acontecimientos que se remontan en el tiempo y que tienen como hitos recientes el apedreamiento del despacho de Cristina Fernández de Kirchner en el Senado de la Nación, el fraudulento alegato de los fiscales Mola y Luciani, el cercamiento de las cuadras aledañas a Juncal y Uruguay, la feroz embestida de la policía de la ciudad destinada a disciplinar el entusiasmo popular que despertó la sola petición de condena de la Vicepresidenta.

El neoliberalismo inocula en esta etapa la ideología de la salvación individual, ante la cual la política siempre aparece como obstáculo.  La construcción de un clima social de desaliento, con culpables siempre a mano, va dando lugar a una violencia que emerge y que no parece tener límites en su horizonte.

Es en este escenario que proponemos organizar el debate del próximo 17 de septiembre como un acto de resistencia político cultural, de ensamblaje de pensamientos y de fuerzas y de organización de la esperanza.

Ese día, reivindicaremos nuestra memoria y seguiremos proyectando futuros comunes. Ante el reinado de lo único insistiremos con el devenir de la democracia.

A las maquinarias predatorias les opondremos la pacificación, la unidad nacional y la búsqueda de un país para todos y todas.

El primer Encuentro de Pensamiento Nacional y Popular fue en la Universidad Nacional de Quilmes.

Aún estamos a tiempo: ante la violencia organizada es necesario promover  el diálogo y la concordia. Ante un país para pocos es imprescindible insistir con un país para las mayorías. La democracia es con justicia social o no es democracia.

Las políticas del odio no emergen en el vacío. Están al servicio de la construcción de una Argentina aterrorizado donde la economía concentrada pueda continuar deteriorando los ingresos de los sectores populares y aumentando sus rentabilidades empresarias.

Como siempre, reivindicamos otro país en el que todos y todas podemos ser protagonistas: desde los trabajadores, las mujeres, los jóvenes, los intelectuales y los movimientos sociales hasta los empresarios nacionales y productivos que ya no acepten ser el vagón de cola del capital financiero global y optan por un modelo de desarrollo nacional con distribución del ingreso.

Hay un gran obstáculo para las minorías: el movimiento nacional y popular organizado. Aún en un contexto adverso vuelve a presentárseles la intranquilidad que les ocasiona el nombre de Cristina, un nombre que es depositario de la confianza y la memoria popular.

Lo que buscaron eliminar debe adquirir su máxima potencia.

El 17 es nuestra cita obligada.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario