miércoles, enero 26, 2022

El Senado bonaerense deberá designar a un nuevo titular del Tribunal de Cuentas

El gobernador Axel Kicillof le aceptó la renuncia a Eduardo Grinberg y deberá llegar a un entendimiento con la oposición en el Senado bonaerense.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, aceptó la renuncia de Eduardo Benjamín Grinberg al cargo de presidente del Tribunal de Cuentas, presentada semanas atrás para poder acogerse a los beneficios jubilatorios.

Lo hizo mediante el Decreto 1183 publicado en el Boletín Oficial del distrito, donde se estableció que Eduardo Grinberg, que lleva 34 años en el puesto, finalmente dejará su cargo el 28 de febrero de 2022.

- Publicidad -

En la normativa, el Gobernador le agradeció “los valiosos servicios prestados en el desempeño de su cargo”, que ejerció desde 1987, y destacó que “ha honrado con su labor y dedicación a esta provincia de Buenos Aires”.

El 9 de diciembre, Eduardo Grinberg presentó su renuncia e hizo saber que ello se debía a que este mes cumplía 80 años, y en febrero 35 al frente de ese organismo de control de las cuentas e inversión de las rentas públicas, tanto provinciales como municipales.

Tribunal de Cuentas: el Senado bonaerense deberá acordar un sucesor

Con la renuncia de Eduardo Grinberg oficializada, ahora deberá elegirse un sucesor para el cargo que se ejerce de manera vitalicia, y cuyos requisitos son tener 30 años de edad, ciudadanía en ejercicio y título de abogado con 6 años de ejercicio profesional en la Provincia o el mismo tiempo de magistrado en ella, como mínimo.

Los requisitos que deberá cumplir el nuevo titular del organismo lo determinan la Ley Orgánica del Honorable Tribunal de Cuentas N°10.869 que delimita aspectos de su estructura, composición, facultades, y aspectos formales de funcionamiento.

Eduardo Grinberg lleva casi 35 años al frente del Tribunal de Cuentas bonaerense.
Eduardo Grinberg lleva casi 35 años al frente del Tribunal de Cuentas bonaerense.
- Publicidad -

Por estas horas, Eduardo Grinberg mantendrá la Presidencia hasta el 28 de febrero, junto a los vocales Gustavo Diez (audita las cuentas de la Administración Central), Ariel Pietronave (reparticiones autárquicas y entes especiales), Juan Pablo Peredo (Municipios “a”) y Daniel Chilo (Municipios “b”).

De acuerdo al artículo 159 de la Constitución provincial todos los integrantes “inamovibles” del Tribunal de Cuentas deberán ser nombrados con acuerdo del Senado bonaerense. Como explicó este medio en varias oportunidades, las 46 bancas de la Cámara alta se reparten en paridad entre el Frente de Todos y Juntos (23 a 23).

La Constitución provincial define que los integrantes del Tribunal de Cuentas se designarán con acuerdo del Senado bonaerense.
La Constitución provincial define que los integrantes del Tribunal de Cuentas se designarán con acuerdo del Senado bonaerense.

Por ese motivo, Kicillof deberá llegar a un entendimiento con la oposición mayoritaria en la Legislatura bonaerense para poder cubrir la vacante que deja Eduardo Grinberg después de permanecer por casi 35 años en el Tribunal de Cuentas, que como se dijo es “vitalicio” e “inamovible”.

“La Legislatura dictará la ley orgánica del Tribunal de Cuentas. Éste se compondrá de un presidente abogado y cuatro vocales contadores públicos, todos inamovibles, nombrados por el Poder Ejecutivo con acuerdo del Senado bonaerense”, reza el artículo 159 de la Constitución provincial.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario