martes 22 de mayo de 2018 - Edición Nº196
Diputados Bonaerenses » Opinión » 7 may 2018

Columna de opinión

La Honorable Cámara: se desploma el consumo del Cine Nacional

El productor mendozino Alfonso Conrrado traza un duro diagnostico de la industria y el consumo local. En lo que va de 2018, la cantidad de espectadores cayó un 48,5%.


Por Alfonso Conrado*

En un contexto adverso para el cine en nuestro país, el cine aquí producido sufre la caída en su consumo más pronunciada de los últimos 10 años. Mientras que la cinematografía sigue vigente a nivel global, en nuestro país la caída del consumo es cada vez más pronunciada.

Según la empresa especializada en recaudación global, ComScore, el año 2017 fue record histórico de recaudación cinematográfica global, superando los 40.700 millones de dólares. En sintonía con esta información, la Motion Picture Association of America, asociación norteamericana creada para velar por los derechos de los filmes por ellos producidos, daba cuenta que en el año 2016 los filmes habían producido ingresos a nivel planeta, por $ 38.600 millones de dólares. Si bien ha existido una leve caída de espectadores, debido al aumento del valor de las entradas en los 2 mayores mercados mundiales, China y EEUU-Canada.

Sin embargo, los números de espectadores y recaudación de nuestro país, tomados hasta la primera quincena del mes de abril, encienden una fuerte alerta en Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). La situación más acuciante la vive el cine argentino, con sendos descensos si comparamos los mismos períodos del 2016, 2017 y 2018.

Según el último informe brindado por el área de fiscalización del INCAA, la recaudación en dólares del arco temporal compuesto por las primeras 7 quincenas del año, cayó del año 2016 a 2017 en más de 48 % y del 2017 al 2018, la situación se agrava aún más, cayendo un 60%.

Si tenemos en cuenta los espectadores las cifras presentan una lógica coincidencia. Los espectadores de cine argentino cayeron, en los períodos analizados 46 % y 48,5%, respectivamente.

El contexto general no presenta datos con mayores alicientes. El consumo de cine en la argentina ha sufrido caída de espectadores y recaudación, a valores constantes, en el año 2016 y en el 2017. De los 52,2 millones de espectadores con los que se cerró el año 2015, encontramos caídas consecutivas del consumo en el año 2016, a 50,9 millones de espectadores, cerrando un 2017 con sólo 47,6 millones de asistentes a nuestras salas.

Si tenemos en cuenta que la recaudación de las salas de cine es la fuente fundamental de sostenimiento de nuestra industria cinematográfica, esta caída de audiencia del 8,81%, seguirá trayendo consecuencias nocivas de cara a futuras producciones nacionales.

Si bien se esperan todavía estrenos de fuste, como “Animal” de Armando Bo, y protagonizada por Guillermo Francella, y “La Quietud” de Pablo Trapero, y protagonizada por su musa Martina Gusman, difícilmente se pueda revertir una tendencia que va en franco descenso.

Ojalá desde el INCAA puedan revertir esta situación que tanto daño le hace a nuestro cine, y que trae fuertes consecuencias en una industria cultural que tanto éxito y orgullo ha brindado a nuestro país.

NOTA: Para el presente análisis se han utilizados los datos brindados por el propio INCAA, la MPAA y ComScore.

*Productor audiovisual mendozino

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS