martes, noviembre 30, 2021

10.000 docentes del programa Secundario con Oficios piden respuestas a la Provincia

El programa quedó paralizado en medio del recambio de autoridades y la pandemia de coronavirus. Por estas horas no hay continuidad pedagógica ni laboral.

Categorías:

Poco más de 10.000 docentes y 25.000 estudiantes de programa provincial Secundario con Oficios viven horas de incertidumbre al verse interrumpida la continuidad laboral y pedagógica como resultado del avance de la pandemia de coronavirus (Covid-19) y el lento recambio de autoridades.

El plan fue lanzado en 2017 con 20 comisiones de prueba en La Plata, Morón, San Miguel y La Matanza. Con el tiempo se fue ampliando hasta llegar a cerca de 1.500 comisiones y en octubre del año pasado en la capital provincial se recibieron los primeros 200 adultos.

Si bien el Gobierno bonaerense dio continuidad pedagógica a los niveles iniciales, primarios y secundarios y desde lo laboral resolvió una “retribución salarial” para docentes y auxiliares suplentes, y del plan FinEs, aún no hubo definiciones para los estudiantes, docentes, instructores y tutores Secundario con Oficios.

Las clases se inician a fines de marzo, y ahí se firman los contratos. Este año, por la pandemia no se inició el ciclo ni firmo ningún contrato y el resultado es que los estudiantes no tienen contingencia educativa y los docentes están literalmente en la calle”, explicó a Diputados Bonaerenses Martín Ramallo, responsable de dos espacios en La Plata.

En su caso, junto a su compañera, gestionan dos Secundarios con Oficios, uno en San Carlos, dentro del Club Las Quintas (32 y 138) y el otro en Los Hornos dentro del Club San Martín (60 y 144), con 50 alumnos, 15 profesores, 4 instructores de oficio y 2 tutores en total.

Desde febrero venimos trabajando en el armado de cada uno de los proyectos pedagógicos de las materias. Este trabajo se torna fundamental en el contexto de aislamiento porque funcionamos como espacios de socialización, articulación y redes de solidaridad y apoyo para les estudiantes, que pertenecen en su mayoría a los estratos más vulnerables”, agregó Ramallo.

En efecto, una de las características del programa, que permite formarse por ejemplo en albañilería, electricidad pasando por panadería hasta llegar hasta huertas, es su importante vínculo territorial articulado por organizaciones sociales, Ong’s, iglesias y sindicatos.

“Los estudiantes nos vienen pidiendo que les mandemos material, para no perder el año y para tener un objetivo durante este confinamiento. Sin autorización de inicio, los docentes no recibimos salarios y a los estudiantes no les reconocen las notas. Por eso decidimos armar una campaña digital para reclamar la continuidad”, cerró Ramallo.

Según pudo saber Diputados Bonaerenses, el desarrollo del programa ya venía con retrasos. En febrero deberían haber designado las coordinadoras regionales, que son el enlace entre las organizaciones de tutores y la Dirección de Adultos bonaerense, pero eso no ocurrió. Luego se aplazó a marzo y llegó la pandemia.

Quiero estudiar porque toda mi vida trabaje y ahora estoy jubilado. Por favor queremos que solucionen este problema, hay profesores e instructores que quieren seguir trabajando y nosotros estudiando”, dijo Jorge Marecos, alumno de un Secundarios con Oficios de La Plata, a este portal.

Por su parte, Rosalía Argüelles, docente de la capital provincial, dijo que “con la cuarentena todos empezaron las clases virtuales, pero algunos nos quedamos afuera”. “Somos 10.000 docentes que esperamos desde marzo la autorización para el inicio virtual de clases”, sostuvo.

Igual situación se vive, por ejemplo, en la Región Educativa N° 19 que abarca Mar del Plata, Mar Chiquita, Coronel Vidal y General Alvarado donde venían cursando 4000 estudiantes y había más de 500 trabajadores de la educación, entre tutores, docentes e instructores.

“Es fundamental que el Estado provincial garantice el derecho a la educación de miles de estudiantes que se encontraban cursando en el programa hasta el segundo cuatrimestre del 2019, ya que se trata de una población socialmente vulnerable, históricamente excluidos”, sostuvo Manuel Vilches, tutor y coordinador de Educación Popular y Cultura de Barrios de Pie de Mar del Plata.

En el caso de la organización de Vilches, este año trabajaban para incorporar a unos 2000 estudiantes nuevos a partir de la articulación con los diferentes barrios periféricos en los que tienen presencia hasta que irrumpió la pandemia de Covid-19.

En este sentido, los docentes piden una “urgente respuesta que garantice la continuidad del programa, pudiendo efectivizar la presentación de listado de insumos, horarios y proyectos pedagógicos virtuales de las sedes que vienen funcionando”.

Asimismo, reclaman “garantizar la toma de cargos de los docentes, instructores y tutores socio laborales, para poder continuar con las actividades con el respaldo que corresponde, como se venía efectuando, ya que son todos cursos avanzados”.

“Solicitamos la continuidad del programa, teniendo en cuenta la situación optando por una modalidad virtual, para ello se solicitamos envíen las planillas correspondientes para el armado la nómina de los estudiantes, y se normalicen los pagos de todos los trabajadores”, señalaron a Diputados Bonaerenses.

Más Leídas

Destacadas