domingo, febrero 5, 2023

Archivan una de las causas contra Robles y D’Alessandro por los chats del escándalo

En tiempo récord, el juez Sebastían Ramos resolvió archivar una de las causas cotra Silvio Robles y Marcelo D’Alessandro por los chats del escándalo.

Categorías:

El juez subrogante del juzgado federal N°5, Sebastían Ramos, resolvió en las últimas horas archivar una de las causas que pesan sobre Silvio Robles, mano derecha del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, y sobre el ministro de Justicia porteño en uso de licencia, Marcelo D’Alessandro.

Palabras más, palabras menos, el juez Ramos sostuvo que “no pueden ser admitidas bajo ningún concepto como parte de un juicio respetuoso del debido proceso pruebas o testimonios que hayan sido obtenidos, como a esta altura puede observarse, mediante maniobras organizadas basadas en actividades de inteligencia ilegal”.

- Publicidad -

La decisión de archivar la causa de los chats del escándalo que tomó Ramos llega después de un dictamen del fiscal Carlos Stornelli, que se encuentra subrogando durante la feria la fiscalía de Eduardo Taiano, en el que enfatizó que no podía abrirse un expediente con una “prueba ilegal”.

“No puedo dejar de advertir la existencia de obstáculos legales insalvables que impiden ingresar en un análisis sobre el fondo de los hechos investigados”, sostuvo Stornelli al optar por no impulsar la acción penal y pedir el archivo de la causa contra Robles y D’Alessandro por los chats del escándalo.

El expediente archivado por Ramos se radicó el lunes 4 de enero en Comodoro Py, por una denuncia que formuló el abogado Gastón Marano, quien representa a Nicolás Carrizo, uno de los integrantes de la “banda de los copitos” acusados en el intento de homicidio de Cristina Kirchner.

“El único motor de arranque de esta investigación penal, sería, en rigor, una conducta presuntamente ilícita, lo que iría directamente en detrimento de las más básicas garantías constitucionales de nuestro país, como lo vengo sosteniendo”, enfatizó el magistrado en su fallo.

- Publicidad -

En paralelo, Ramos remarcó que “es inadmisible e insostenible, que un proceso se inicie con prueba violatoria a las mínimas garantías constitucionales, y/o lo que es peor aún, que pueda ser iniciada a través de la comisión de un delito penal”, en relación al presunto origen ilegal de los chats del escándalo.

En tanto, existen otras tres denuncias contra Robles y D’Alessandro. Una de ellas fue motorizada por una persona llamada Nicolás Nahuel Giasanti, que figura como un monotributista dedicado a “servicios de seguridad e investigación”, presentada en simultáneo con la de Marano.

Al mismo tiempo, los gobernadores de Santiago del Estero Gerardo Zamora y de La Rioja Ricardo Quintela presentaron sendas denuncias en sus provincias contra Robles, pero los dos jueces federales que intervinieron se terminaron declarando incompetentes porque no tenían competencia para actuar.

El impacto en el pedido de juicio a la Corte

Lo cierto es el que el fallo de Ramos no solo favorece a Robles y D’Alessandro, sino que sirve como un espaldarazo para el supremo Horacio Rosatti, que también fue denunciado por este hecho en el pedido de juicio político contra la Suprema Corte de Justicia que presentaron los diputados nacionales del Frente de Todos la semana pasada y que deberá empezar a analizarse a partir del lunes próximo en la Cámara baja.

Es probable que la oposición de Juntos por el Cambio, que ya se abroqueló en defensa de los cuatro integrantes del Máximo Tribunal, termine enarbolando la resolución de Robles como una bandera para decir que, si se sospecha del origen de la prueba, tampoco podrá ser tenida en cuenta por el Congreso.

Es que, esos chats filtrados fueron incluidos en la presentación contra los ministros del Máximo Tribunal para promover su destitución. Según el oficialismo, allí se exhibió “una coordinación y un asesoramiento directo desde la Corte hacia el Gobierno de la Ciudad respecto de cómo proceder en el caso del Consejo de la Magistratura”.

En su escrito, los diputados oficialistas reconocieron que “se desconoce el origen de esas comunicaciones”, pero advirtieron que todo “será materia de una eventual investigación judicial, donde se establecerán y castigarán las responsabilidades correspondientes”.

Qué decían los chats entre Robles y D’alessandro

Los chats del celular de D’Alessandro se tratan de conversaciones con distintas personas, entre ellas con Silvio Robles, vocero del presidente de la Corte, Horacio Rosatti; con Silvia Majdalani, ex número dos de la AFI, y con Marcelo Violante, titular de Dakota, empresa de acarreo contratada por la Ciudad de Buenos Aires.

En cuanto al contenido de los chats que D’Alessandro mantiene con Robles, y que datan de noviembre pasado, el vocero de Rosatti le da argumentos para el conflicto que Juntos por el Cambio mantiene con el Frente de Todos sobre la integración del Consejo de la Magistratura.

En 5 te paso letra para que vos lo muevas”, le dice Robles, para acto seguido enviarle al funcionario porteño un largo texto, con un punteo de argumentos por los que Cristina Kirchner no podría nombrar a Martín Doñate como representante del oficialismo ante el Consejo de la Magistratura.

Además, el vocero de Rosatti y D’Alessandro hacen referencia al “fallo Robles”. Así habrían bautizado los interlocutores a la sentencia de la Corte que se conocería más tarde -el pasado 21 de diciembre- y que terminaría inclinando la balanza a favor de la ciudad de Buenos Aires en la disputa con la Casa Rosada por la coparticipación.

En cuanto a los diálogos que sostienen D’Alessandro y Violante, el empresario que maneja Dakota, la concesionaria de las grúas y las playas de estacionamiento de Buenos Aires, se trata de intercambios producidos en 2019 y 2020, en los que hablan de “negocios”, de “juntar verdes” y de supuestos “sobres” con dinero.

Por otra parte, también hay intercambios de mensajes entre D’Alessandro y Majdalani, ex subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia, coordinando distintas acciones. Entre otras cosas, Majdalani, que llama “pendex” al ministro porteño, le sugiere “no poner el cuerpito cuando pasan las balas”.

A todo esto, el Frente de Todos destacó que los chats del escándalo “revelan un entramado mafioso y delictivo” entre los integrantes de la Suprema Corte de Justicia y los funcionarios de Juntos por el Cambio. “Esta Máximo Tribunal dejó de hacer Justicia para hacerle favores políticos a la oposición”, objetaron.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario