jueves, octubre 6, 2022

Causa Vidalidad: Beraldi derrumbó la acusación por “defraudación del Estado”

El abogado de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, en su segunda jornada de alegato final en el juicio por la causa Vidalidad desmontó “el plan limpiar todo” y la acusación por defraudación del Estado. Todos los detalles en esta nota.

Categorías:

El abogado de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, durante la segunda jornada de su alegato final ante el Tribunal Oral Federal N°2 en el juicio por la causa Vialidad se dedicó a desmentir “el plan limpien todo” que el fiscal federal Diego Luciani  le atribuyó a la vicepresidenta para, supuestamente, borrar las pruebas de su relación con el empresario Lázaro Báez y también se centró en derrumbar el segundo delito que por la cual se acusa a su defendida, el de “defraudación del Estado”.

“El proceso que siguió la fiscalía de ir a buscar pruebas en otros expedientes durante el alegato no fue correcto. Trajeron una pericia realizada al teléfono del exsecretario de Obras Públicas, José López, de la cual surgen 26 mil mensajes. De todos esos, seleccionaron cuatro o cinco para intentar instalar que Cristina Kirchner quiso llevar adelante un proceso donde se borraran las pruebas que presuntamente demostraban su intento de beneficiar a Lázaro Báez”, explicó Beraldi al inicio de su segunda jornada de alegato.  

- Publicidad -

Ese plan, según la fiscalía, fue la decisión de Cristina Kirchner pocos días antes de terminar su segundo mandato, en 2015, de pagarle las obras que se debían a Lázaro Báez para luego cerrar las empresas. Los fiscales dijeron que la Vicepresidenta estaba al tanto, en base a mensajes del celular que le secuestraron a López cuando fue detenido con los bolsos con nueve millones de pesos.

El abogado defensor de Cristina Kirchner dijo que los fiscales federales Diego Luciani y Sergio Mola armaron un plan de operación, que es el plan limpiar todo”. “Sobre la base de cuatro mensajes crearon un relato para volver a revivir la acusación de asociación ilícita. Los mensajes dicen muy poco, por eso construyeron una historia para hacer creer que había una asociación ilícita presidida por Cristina Kirchner”, añadió Beraldi.

Causa Vialidad. Reviví la primera jornada de alegato de Beraldi en esta nota.

Los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola también sostuvieron que Cristina Kirchner se reunió con López en la quinta de Olivos y luego con Báez en Santa Cruz para que el paguen al empresario 537 millones pesos, a través de una resolución firmada el 25 de noviembre de 2015 por el ex ministro de Planificación Julio De Vido, para que después echen a los empleados y abandonen las empresas.

- Publicidad -

El letrado dijo que “el plan limpiar todo” nunca existió y desmintió de manera rotunda la supuesta reunión entre Cristina Kirchner y Lázaro Báez de la cual se agarró Luciani. “El 30 de noviembre en horas de la tarde la por entonces presidenta viajó a la provincia de Río Negro, a Bariloche donde llevó adelante una serie de actos oficiales durante todo al tarde. Nunca se reunió con Báez ¿Cómo salen los fiscales ahora de esto?”, retrucó.

El plan limpiar todo no existe. Los supuestos pagos para Lázaro Báez de ese presunto plan nunca se pagaron, son pruebas que están en esa causa, que no fuimos a buscar a otro expediente”, consideró el abogado defensor de Cristina Kirchner durante su alegato en el juicio de la causa Vialidad.

“Las pruebas de la fiscalía y de la Dirección Nacional de Vialidad muestran que el 25 de noviembre de 2015 no se realizó ningún pago a Báez. ¿De dónde sacan eso los fiscales? Tampoco le pagaron el 26 o el 27. De los sistemas oficiales surge que los certificados están pendientes de pago. Eso está en la causa”, observó el letrado de Cristina Kirchner.

Causa Vialidad: Beraldi contra la “defraudación del Estado”

Posteriormente, Beraldi se enfocó en desarticular el segundo delito que se le endilga a la expresidenta, el de “defraudación del Estado”. “Por qué Néstor y Cristina Kirchner, reconocidos dirigentes nacionales y regionales que toda su vida trabajaron en la política, armarían una asociación ilícita, suena casi de ciencia ficción, sería un suicidio político”, interrogó el letrado ante el Tribunal Oral Federal N°2.

En ese sentido, Beraldi apuntó que la acusación por “defraudación del Estado” estuvo basada en supuestas relaciones comerciales entre Lázaro Báez y la familia Kirchner. “La fiscalía habló de diferentes operaciones comerciales, inmobiliarias, alquileres y préstamos de dinero, no sé cómo se puede construir semejante disparate, que lo digan en los medios es una cosa, pero que lo traigan a un proceso judicial, es insólito. Las relaciones comerciales con Báez son legítimas, Cristina ya fue sobreseída en esa causa”, sentenció.  

“El negocio es hacer denuncias. Hay dirigentes que no les va bien en las urnas y entonces hacen denuncias para servir a ciertos intereses. En los programas de televisión lo pueden sostener, acá en la Justicia esto no va, la cosa juzgada, es cosa juzgada, corrió mucha sangre para que estas garantías sean respetadas para todos y todas. Siempre es lo mismo a los dirigentes populares lo relacionan con la corrupción”, enfatizó Beraldi.

Causa Vialidad. Carlos Beraldi desmontó la acusación contra Cristina Kirchner por "defraudación del Estado".
Causa Vialidad. Carlos Beraldi desmontó la acusación contra Cristina Kirchner por “defraudación del Estado”.

En efecto, las relaciones comerciales entre Cristina Kircher y Báez se investigaron en las causas judiciales “Los Sauces-Hotesur”, un expediente en el que la vicepresidenta y sus hijos -el diputado nacional Máximo Kirchner y Florencia- fueron sobreseídos junto con el resto de los acusados y eso está bajo revisión de la Cámara Federal de Casación Penal.

El letrado de la Vicepresidenta señaló que las relaciones comerciales con Báez son “legítimas” y que “todo está documentado a través de los respectivos contratos”. “Hay una absoluta ilogicidad de la acusación. Pretenden buscarse conexiones que no existen. No se hicieron pericias para encontrar alguna trazabilidad. No se puede ‘de pico’ probar las cosas”, destacó Beraldi.

En ese contexto, Beraldi también recordó que el juez Julián Ercolini sentenció que en la causa de Hotesur se determinó que “no había conflicto de intereses” entre los alquileres de Lázaro Báez al hotel Los Sauces y la familia Kirchner. “No hay conflicto de intereses porque no hay normas jurídicas que digan que los funcionarios públicos pierdan la libre administración de sus bienes porque son funcionarios públicos”, indicó el abogado citando el fallo de Ercolini.

No hay ninguna norma que diga que no puede hacer contrato con gente que haga obra pública. Hagan reproches morales y lo que quieran, pero dentro de lo que es la administración de justicia esto no es delito. Esto muestra con claridad que esto no debía ser metido por la ventana en el juicio”, remarcó el letrado defensor.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario