sábado, diciembre 4, 2021

Confirman el congelamiento de tarifas de luz, gas y combustible hasta fin de año

El Gobierno nacional afirmó que no habrá más aumentos y estiman que eso impactará en los números de la inflación.

Categorías:

El Gobierno nacional confirmó que no habrá más aumentos hasta fin de año para los servicios de gas, luz y combustibles y se espera que esta acción impacte de manera positiva en los números de la inflación del segundo semestre.

En este sentido, el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, explicó que “los precios se ven presionados por la suba en el valor del petróleo pero el Gobierno no planea una suba de tarifas para la nafta” en lo que resta de 2021.

- Publicidad -

“El Presidente y la vicepresidenta decidieron este año, donde hay muchas dificultades, no tener un impacto en cuanto a las tarifas y esa es una decisión que nosotros trasladamos”, precisó el funcionario nacional.

Es preciso mencionar, que el barril Brent cotiza a USD 74,1 y si se le suma la carga impositiva más la situación de los biocombustibles, generan un escenario óptimo para el incremento de los valores.

Sin embargo, Martínez aseguró que “es verdad que sube el Brent y los precios los definen las productos pero no debería haber ningún alza en el segundo semestre, el precio actual debería ser ese hasta fin de año”.

Asimismo, el titular de Energía señaló que para la segmentación de tarifas de gas, habrá que esperar porque “queremos hacer un uso inteligente de los subsidios, es un proceso complejo de armado de base de datos que nunca se hizo y en pandemia es difícil”.

- Publicidad -

Con el congelamiento de las tarifas de los servicios, el Gobierno nacional buscará generar un efecto positivo en las cifras del índice de precios al consumidor de los próximos meses y tratar, así, de cumplir su objetivo de tener una inflación anual del 29%.

Vale recordar, que este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que la inflación de mayo fue del 3,3%, por debajo del 4,1% que se registró en abril pasado.

Con esta suba, la inflación minorista en los primeros cinco meses del año alcanzó al 21,5% y en los últimos 12 meses acumuló un incremento de 48,8%, situación que preocupa al Ejecutivo no solo por la escalada en la pobreza sino por la pérdida adquisitiva del electorado.  

 

 

Para poder combatir la fuerte suba de precios, el Gobierno nacional dispuso una serie de medidas como el cierre a las exportaciones de la carne, la Ley de Góndolas, el programa Precios Cuidados y Súper Cerca.

A pesar que se ve una leve desaceleración inflacionaria, esto no sería suficiente para que la gestión de Alberto Fernández comience a tranquilizarse, ya que los efectos críticos en la economía dados por la segunda ola siguen vigentes.

Más Leídas

Destacadas