martes, mayo 17, 2022

El Conurbano con la inflación en alimentos más alta desde la hiperinflación: es la política, estúpido

Desde la última hiperinflación no se registraba un aumento similar en alimentos y bebidas. En comercios de barrio los valores se disparan más todavía. Las promesa de dar guerra a la inflación, la distancia con la realidad y el desorden de la política, un combo explosivo.

Categorías:

Por Juan Manuel Negri (*)

Para remontarse a un aumento de los alimentos y bebidas similar al que registró el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) en febrero de 2022, es necesario remontarse a años turbulentos, más precisamente a 1991 cuando la Argentina atravesó los coletazos de la última hiperinflación, que arrastró el gobierno de Carlos Ménem.

- Publicidad -

Las categorías alimentos y bebidas no alcohólicas, una de las que más pesa en la composición del índice y de mayor sensibilidad para la mesa de los argentinos, a nivel general escaló un 7,5% en febrero. Sin embargo, los flagelos siempre pesan más en el Gran Buenos Aires, uno de los conglomerados más poblados, en donde la miseria recorre las calles y el hambre toca las puertas de las casas.

En el Conurbano la suba de los alimentos y bebidas no alcohólicas fue de 8,6%, por arriba del índice general. Pero si se desagregan las categorías, los alimentos puntualmente treparon un 9,1%, impulsado fuertemente por la distorsión en verduras, tubérculos y legumbres con un aumento del 32,3% y en las frutas con un 10,4%, superando cómodamente el promedio de 9,1%.

En el Gran Buenos Aires en el apartado alimentos también pesaron los incrementos en pan y cereales con 5,8%, carnes y derivados con 5,7%, leche, productos lácteos y huevos con 6,5%, aceites, grasas y manteca 4,2%, y azúcar, dulces, chocolate y golosinas con 3,5%. En tanto, en bebidas no alcohólicas (4,2%) se destacaron las categorías café, té, yerba y cacao con 5,1% y aguas minerales, gaseosas y jugos con 3,8%.

Inflación: los valores generales que difundió el INDEC.
Inflación: los valores generales que difundió el INDEC.

¿La situación puede ser peor? Sí, claro, siempre se puede escarbar un poco más. El relevamiento de precios del INDEC en el Gran Buenos Aires tiene la particularidad de que el 7,75% del total de productos relevados pertenecen al acuerdo Precios Cuidados, que colaboran con moderar el dato. Si el incremento en alimentos se mide en comercios de barrio o de cercanía donde no rige el programa oficial los aumentos se disparan más todavía.

- Publicidad -

Por caso, el Índice Barrial de Precios que elabora el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) y se enfoca en 650 comercios de proximidad, arrojó una suba en alimentos de 9,8% para febrero, empujada por frutas y verduras con 10,37%, productos de almacén con 9,66% y carnes con 9,7%.

Volviendo a los datos del INDEC, si se toman las variaciones interanuales, los aumentos en los precios de los alimentos son verdaderamente temerarios, con valores que en algunos casos rozan las tres cifras.

La categoría alimentos subió 60,3%, compuesta por verduras, tubérculos y legumbres con un altísimo 96%, leche, productos lácteos y huevos con 69,1%, aceites, grasas y manteca con 62%, carnes y derivados con 57,3%, azúcar, dulces, chocolate y golosinas con 55,6%, pan y cereales con 53,1% y muy por debajo frutas con 24,8%.

Inflación: el impacto en el Gran Buenos Aires fue mucho mayor.
Inflación: el impacto en el Gran Buenos Aires fue mucho mayor.

De esta manera, seis de las siete subcategorías que componen “alimentos” superaron la inflación general interanual que reportó el INDEC ayer, de 52,3%.

Se tratan de valores realmente imposibles para las familias del Gran Buenos Aires, que están sometidas al padecimiento de observar cómo todos los meses algunos de los productos esenciales para su mesa se dispara, hace estragos en los bolsillos y desmorona la precaria estabilidad económica, todo en un contexto de fuerte crisis social, política y económica que el Gobierno no logra encauzar.

En este contexto explosivo, el presidente Alberto Fernández se anticipó a las pésimas noticias que difundiría el INDEC al anunciar que su gobierno iniciaría una “guerra contra la inflación”. “Espero que esta semana podamos empezar a poner orden el tema de la deuda, y prometo que el viernes va a empezar otra guerra, la guerra contra la inflación en la Argentina”, sostuvo el mandatario.

La promesa de Alberto Fernández es difícil de digerir por varios motivos. Si el Presidente y su equipo económico no lograron controlar las subas en más de dos años cuando el apoyo popular todavía era considerable y la política estaba relativamente ordenada, por qué podría lograrlo ahora con una guerra que sacude los valores internacionales, un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en ciernes, con los graves condicionamientos económicos que traerá aparejado, y una interna empuja lentamente al Frente de Todos a una ruptura.

Inflación:las variacioenes mensuales e interanuales del Ïndice de Precios al Consumidor (IPC).
Inflación:las variacioenes mensuales e interanuales del Ïndice de Precios al Consumidor (IPC).

Lamentablemente, para desgracia de millones de familias argentinas que hacen malabares para intentar llegar a fin de mes, por ahora la promesa de Alberto Fernández resulta demasiado distanciada de la realidad. También se presenta como inverosímil para dirigentes del oficialismo y de la oposición.

En la mayoría de los despachos de legisladores, funcionarios e intendentes de la provincia de Buenos Aires se escucha una frase común: “Hasta que no se ordene la política, no se van a ordenar los precios”. Parafraseando la famosa frase del estratega político James Carville, se podría decir: “Es la política, estúpido“.

Por ahora, ni una cosa, ni la otra: los vecinos del Gran Buenos Aires (y de todo el país) con más hambre, necesidades y malestar, y mientras tanto política ocupada en las peleas internas.

Si no se ensaya un brusco golpe de timón, nada de todo esto puede salir bien.

En el Gran Buenos Aires hubo aumentos en alimentos que superaron el 70%.
En el Gran Buenos Aires hubo aumentos en alimentos que superaron el 70%.

Inflación: los 15 alimentos que más aumentaron

  • Lechuga: pasó de $229,16 a $395,83, un alza de 72,7% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 161%. En términos interanuales el incremento fue de 167,7%.
  • Tomate redondo: pasó de $206,33 a $290,45, un alza de 40,8% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 156,4%. El incremento interanual es de 310,2%.
  • Cebolla: pasó de $64,96 a $84,96, un alza de 30,8% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 45,5%. El incremento interanual es de 18,3%
  • Limón: pasó de $115,14 a $146,27, un alza de 27% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 65,4%. La baja interanual es de 28%.
  • Huevos de gallina: pasó de $163,58 a $200,45, un alza de 22,5% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 25,5%. El incremento interanual es de 57,2%.
  • Naranja: pasó de $74,12 a $88,82, un alza de 19,8% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 38%. El incremento interanual es de 20,9%.
  • Papa: paso de $61,33 a $71,35, un aumento de 16,3% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 32,8%. El incremento interanual es de 19,6%.
  • Leche en polvo entera: pasó de $643,88 a $745,49, un aumento de 15,8% mensual. . En lo que va del año suma un aumento de 17%. El incremento interanual es de 75,4%.
  • Carne picada común: pasó de $481,74 a 538,25, un aumento de 11,7% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 6,1%. El incremento interanual es de 64,3%.
  • Manzana deliciosa: pasó de $201,18 a $223,19, un aumento de 10,9% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 20,8%. El incremento interanual es de 13,9%
  • Filete de merluza: pasó de $760,98 a $823,89, un aumento de 8,3% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 18,2%. El incremento interanual es de 69,1%.
  • Paleta: pasó de $773 a $833,13, un aumento de 7,8% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 8,9%. El incremento interanual es de 60,4%.
  • Nalga: pasó de $1019,53 a $1098,52, un aumento de 7,7% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 7,4%. El incremento interanual es de 65%.
  • Pan flauta: pasó de $209,52 a $225,82, un aumento de 7,6% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 8,6%. El incremento interanual es de 49,4%.
  • Cuadril: pasó de $949,33 a $1012,10 un aumento de 6,6% mensual. En lo que va del año suma un aumento de 7,1%. El incremento interanual es de 61%.

(*) El autor es periodista parlamentario, comunicador y director del diario digital Diputados Bonaerenses.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario