sábado, mayo 21, 2022

Gestión menstrual: la ley que saltó la grieta en la primera sesión del año en Diputados

La Cámara baja le dio media sanción a un proyecto que obtuvo el apoyo tanto del oficialismo como de la oposición y avanza en la promoción de la salud menstrual en la provincia.

La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires logró la media sanción de un proyecto de ley sobre gestión menstrual que obtuvo el apoyo tanto del oficialismo como de la oposición, logrando traspasar la grieta política que separa a estos sectores en tantos otros aspectos.

El pasado miércoles, la Cámara baja bonaerense realizó la primera sesión del año en la que trató diversos temas, entre ellos el proyecto de Ley de Promoción de Salud Menstrual impulsado por la diputada de Juntos, Johanna Panebianco.

- Publicidad -

“A comienzos de 2020 nos comprometimos a trabajar en conjunto con otras legisladoras que también tenían proyectos presentados en relación a la gestión menstrual y en este año y medio trabajamos con organizaciones y profesionales de la salud y porque es un tema de salud pública más que de género”, indicó Panebianco a Diputados Bonaerenses.

La iniciativa, que la legisladora presentó en varias ocasiones, estuvo acompañada de otros proyectos similares (algunos de ellos pertenecientes al mismo bloque y otros al oficialismo) pero terminó siendo la que más voluntades cosechó durante los trabajos de pre labor parlamentarios para que llegue al recinto.

La Cámara de Diputado le dio media sanción a la Ley de Promoción de Salud Menstrual impulsada por la diputada Johanna Panebianco
La Cámara de Diputado le dio media sanción a la Ley de Promoción de Salud Menstrual impulsada por la diputada Johanna Panebianco

Cabe señalar, que la propuesta de Panebianco tiene como fin proveer de productos de gestión menstrual (toallas, tampones, protectores diarios) a estudiantes que menstrúan en escuelas de gestión pública y privada.

- Publicidad -

“Tenemos que empezar a ser conscientes que la pobreza menstrual es una parte que no se ve por el tabú que hay alrededor del tema, y para combatir en serio la desigualdad y la pobreza, hay que visibilizar y tratarla”, precisó la diputada por la Quinta Sección Electoral.

En este contexto, la diputada explicó a este medio que lo que se busca es “brindar información a quienes menstrúan como elemento central y es aquí donde tenemos que estar con políticas de acompañamiento para achicar brechas y equiparar la cancha”.

La Ley de Promoción de Salud Menstrual está centrada en tres ejes fundamentales: la promoción de la salud pública en todos los ámbitos lo que deja margen de acción al Ejecutivo para que lo haga, ya que solo establece el marco normativo; la creación de estadísticas de pobreza menstrual y la promoción de productos de gestión menstrual sustentables.

“No es un programa asistencialista, es para la emergencia y para que ninguna mujer se vea limitada en su educación. Además, contempla otros ámbitos como hogares, cárceles, hospitales, se abre el abanico porque la idea es expandirlo a la cuestión laboral”, explicó Panebianco a Diputados Bonaerenses.

Es preciso mencionar, que la discusión de temas vinculados a la cuestión de género en la Cámara de Diputados no es muy común, al igual que su tratamiento sobre tablas, por lo que lo sucedido en la sesión del pasado miércoles resultó un hecho que las diputadas festejaron fervorosamente.

La iniciativa y la lucha feminista lograron aunar a dos fuerzas políticas sumamente distanciadas (más aún en este contexto de crisis económica) para trabajar en una futura política pública necesaria para un sector social relegado por muchos factores, incluso, por menstruar.

“Esta aprobación es un paso importante, pero recién es el primero; falta la aprobación por parte del Senado y queda mucho por recorrer en materia de gestión, ya que lamentablemente todavía el contexto y las condiciones en las que se nace sigue definiendo la trayectoria y la vida de las personas; este proyecto es apenas un eslabón de una cadena mucho más grande que es que de una vez por todas podamos cortar la inercia e interrumpir las trayectorias desiguales entre hombres y mujeres”, manifestó Panebianco.

El proyecto prevé la provisión de productos de higiene menstrual en escuelas de gestión pública y privada
El proyecto prevé la provisión de productos de higiene menstrual en escuelas de gestión pública y privada

En tanto, la diputada marplatense dijo que tiene “expectativa de que esto va a salir cuanto antes” y, en caso que el Senado lo apruebe, aseguró que “vamos a hacer toda la presión posible para que el ejecutivo lo reglamente y lo implemente”.

Otra de las legisladoras que formó parte de la defensa del proyecto sobre gestión menstrual durante la sesión fue la diputada del Frente de Todos, Débora Galán, quien manifestó a Diputados Bonaerenses su felicidad por la media sanción y lo contó como “un gran logro”.

“Estamos felices. Es importante que hayamos podido hablar del tema, y que un proyecto como este haya estado sobre tablas porque empezamos a trabajar paradigmas”, analizó la diputada.

Por otro lado, Galán consignó a este medio que “hay una gran problemática con el ausentismo en las escuelas en los niveles primarios y secundarios por no poder acceder a productos de higiene menstrual” y ponderó la prioridad “al derecho a la educación y a acceder a la salud”.

“El proyecto pretende llevar información de la variedad de productos menstruales, para saber que algunos contaminan, otros que son reutilizables y no son agresivos con nuestros cuerpos”, detalló la diputada del Frente de Todos.

En rigor, la propuesta prevé conocer en profundidad la realidad de cada distrito de la provincia de Buenos Aires para tener pleno conocimiento de la situación que atraviesa cada conglomerado y así poder enviar los productos de gestión menstrual acordes para cada lugar.

Al ser consultada por el tratamiento en el Senado bonaerense, Galán sentenció confiada: “Es una iniciativa legislativa en la que tengo plena confianza de que en las próximas sesiones de la Cámara alta se convierta en ley”.

Salud menstrual en la provincia: cuál es la realidad

En la actualidad, hay más de cinco millones de bonaerenses que menstrúan en la provincia de Buenos Aires, de las cuales 2,2 millones presentan dificultades y falta de recursos para acceder a la compra de toallas y tampones.

En tanto, 650 mil personas menstruantes no cuentan directamente con ingresos para acceder a productos de higiene menstrual a la vez que el 35% de las mujeres en la provincia no cuenta con cobertura de salud.

En la provincia de Buenos Aires hay cinco millones de personas que menstrúan
En la provincia de Buenos Aires hay cinco millones de personas que menstrúan

En relación a las mujeres menstruantes que trabajan, un gran número lo hace en la informalidad lo que significa que, cuando tienen el período y no pueden asistir, corren el riesgo de perder el día o ser echadas.

A esto se le suma que, una mujer gasta en productos de higiene menstrual alrededor de $3500 y $4000 en un contexto inflacionario de constante escalada que aumenta los precios semana a semana lo cual ya genera un gasto fijo que no todas pueden afrontar.

Una ley para que empleadas públicas accedan a la gestión menstrual

La diputada del Frente de Todos, Débora Galán, presentó esta semana un proyecto de ley en la Cámara baja para que se reconozca el acceso efectivo y gratuito de las personas menstruantes que se desempeñan en la gestión pública provincial a productos de gestión menstrual.

El punto central de la iniciativa de la diputada oficialista es que el Poder Ejecutivo considere a los productos de gestión menstrual como insumos básicos y necesarios y contemple el suministro de manera gratuita a las empleadas estatales bonaerenses.

La iniciativa pretende que se le reconozca a las empleadas estatales el acceso gratuito a productos de higiene menstrual
La iniciativa pretende que se le reconozca a las empleadas estatales el acceso gratuito a productos de higiene menstrual

La propuesta se basa en otros antecedentes ejecutados en dependencias estatales, como Aysa y Trenes Argentinos que reconocieron el gasto que tienen las mujeres menstruantes en este tipo de productos mediante una bonificación en el sueldo.

“Ya tenemos ejemplos de gestiones nacionales que empezaron a ejecutar programas de gestión menstrual, por eso voy por la implementación para las empleadas del estado bonaerense. Es importante generar acciones positivas para que la provincia de Buenos Aires sea parte de este cambio cultural y social”, argumentó Galán.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario