miércoles, octubre 20, 2021

La pobreza llegó al 40,6% en el primer semestre: alcanza a 18,8 millones de argentinos

El mayor número de personas pobres son menores de hasta 14 años y jóvenes de entre 15 y 29.

Categorías:

El índice de pobreza en Argentina alcanzó el 40,6% en el primer semestre del año mientras que la indigencia alcanzó al 8,3% de la población, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De esta manera, el índice de pobreza en Argentina durante los primeros seis meses del año estuvo 1,4 puntos porcentuales abajo del 42% del segundo semestre de 2020 y registró 3 décimas menos del 40,9% del período enero – junio del mismo año.  

En tanto, el nivel de indigencia se ubicó en 10,7% en el segundo semestre, frente al 10,5% de igual período del año pasado. Esto significa que 18,8 millones de personas son consideradas pobres y 4,8 millones están en la línea de indigencia, de acuerdo a la Encuesta Permanente de Hogares.

Respecto a los grupos de edad según condición de pobreza, el informe precisó que el 54,3% de personas de hasta 14 años son pobres al igual que el 48,5% de jóvenes de entre 15 y 29, el 30% de entre 30 a 64 años y un 13,8% de los mayores de 65 años.

De acuerdo al informe realizado en 31 conglomerados urbanos, se observaron disparidades en la evolución, ya que en Gran Buenos Aires y la Patagonia se observó una reducción del índice de pobreza aunque en otras regiones aumentó.

En este sentido, 2.895.699 hogares, que incluyen a 11.726.794 personas, se encuentran debajo de la línea de pobreza y, dentro de ese conjunto, 756.499 hogares, con un universo de 3.087.427 personas son indigentes.

Según los expertos, estos números se dan por una falta de recuperación real de los puestos de trabajo y del poder de compra de los salarios, situación que el Gobierno nacional pretende revertir de cara a las elecciones generales del 14 de noviembre.

 

 

En cuanto a la brecha que existe en los ingresos promedio de un hogar pobre, el Indec determinó que es un 40% menos (37.803) de la cantidad de dinero que se necesitaría para cubrir la canasta básica (62.989).

Para el caso de la indigencia, esa brecha es levemente menor (37,7%) ya que una familia indigente tiene en promedio un haber de $16.741 mientras requirió $26.875 para acceder a la canasta alimentaria.

Más Leídas

Destacadas