miércoles, febrero 8, 2023

Mar del Plata: procesan a Pampillón como jefe de una patota neonazi

El dirigente de ultraderecha de Mar del Plata, Carlos Pampillón, fue procesado por ser líder de la banda de neonazis que fue condenada en 2018.

Categorías:

El dirigente de ultraderecha Carlos Pampillón fue procesado por la Justicia Federal de Mar del Plata por ocupar un rol de organizador de la banda neonazi que fue condenada en 2018 por una serie de ataques contra grupos LGTBI, trabajadoras sexuales y militantes de derechos humanos, entre otros.

Pampillón fue procesado “en calidad de autor penalmente responsable del delito de tomar parte en calidad de ‘jefe’ u ‘organizador’ de una agrupación destinada a imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor, en concurso ideal con el delito de participar en una organización o realizar propagandas basadas en ideas o teorías de superioridad de una raza”.

- Publicidad -

El procesamiento sin prisión preventiva de Pampillón, que también alcanza a otros dos acusados por participar de los ataques neonazis, Rodrigo De los Santos y Rodrigo La Puente, fue dictado por el titular del Juzgado Federal N°1, Santiago Inchausti,

El magistrado después de tomarles las declaraciones indagatorias en las últimas semanas resolvió imponerles a Pampillón y a los otros dos referentes ultraderechistas de Mar del Plata la prohibición de salida del país sin autorización previa y un embargo de $5 millones.

Pampillón aplicó recursos de distinta índole para fomentar y organizar este tipo de asociaciones cuyo fin primordial era crear la intranquilidad pública valiéndose de la violencia verbal, exacerbación de prejuicios basados en cuestiones ideológicas, raciales o religiosas”, remarcó el juez Inchausti.

El magistrado marplatense concluyó en que los ataques neonazis planificados por Pampillón como “jefe” de la banda, constituyen “una intolerancia social en el cual se trata de imponer de manera totalmente arbitraria al sistema democrático sus ideas, basadas en la fuerza y temor”.

- Publicidad -

Pampillón fue procesado por ocupar el rol de organizador de una agrupación dedicada a cometer ataques para imponer sus ideas supremacistas mediante la violencia”, comunicó la Daia y recordó que se registraron “desde pintadas fascistas, hasta amenazas y agresiones físicas”.

Recientemente el fiscal federal Santiago Eyherabide en su pedido de indagatoria contra Pampillón lo consideró como el hilo conductor de los diferentes grupos neonazis que desplegaron impunemente su odio por las calles de Mar del Plata. Este viernes fue procesado.

El referente de ultraderechista fue jefe del Foro Nacional Patriótico (FONAPA), de la agrupación La Giachino, de Bandera Negra y del Frente Skinhead Buenos Aires (FSSBA) de Mar del Plata, que en todos casos se dedicaron a sembrar la violencia política.

Ataques neonazis: la causa Pampillón

El expediente en que se procesó a Pampillón y los otros dos ultraderechistas es una “investigación residual” de la causa impulsada por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (Daia) en la que hace cuatro años y medio fueron condenados siete neonazis por cometer una seguidilla de ataques de odio en Mar del Plata entre 2013 y 2016.

Un tribunal federal condenó a Oleksandr Levchenko, Alan Olea y Gonzalo Paniagua a 9 años de prisión, a Nicolás Caputo a 8 años y medio, Giuliano Spagnolo a 5 años y seis meses, a Franco Martín Pozas a 4 años y seis meses, y a un tratamiento tutelar de 2 años a Marcos Caputo, por ser menor de edad al momento de los hechos.

Cada una de las condenas fue confirmada el 21 de febrero de 2020 por la Sala II de la Cámara Federal de Casación Penal, luego de las apelaciones de las defensas, y el 7 de octubre de ese año, la misma sala declaró inadmisibles una serie de recursos extraordinarios interpuestos.

En 2022, los neonazis Alan Olea y Gonzalo Paniagua fueron excarcelados, al haber cumplido ya los dos tercios de la pena impuesta en 2018. Los jueces valoraron los informes de “buena conducta” que se reportaron desde el penal donde permanecían alojados.  

En tanto, el dirigente de ultraderecha Carlos Pampillón logró evadir esa “causa madre” que terminó en 2018 con las históricas condenas contra los siete integrantes de la patota neonazi de Mar del Plata, de la que ahora se sospecha fue “jefe u organizador”.

Definitivamente, hasta el momento, la Justicia parece haber sido benevolente con Pampillón. En otra causa en la que sí fue investigado, en agosto de 2016, el neonazi arribó a un acuerdo con el fiscal general Juan Manuel Pettigiani para ser beneficiado con una probation. Después de cumplir las lazas medidas impuestas fue sobreseído.

En ese entonces ya se advertían los niveles de odio e intolerancia con los que se manejaba Pampillón: fue hallado responsable de haber atacado años antes el monumento Memoria, Verdad y Justicia de la Base Naval y el Centro de Residentes Bolivianos de Mar del Plata.

Pampillón y el atentado a Cristina Kirchner

Pampillón recientemente también fue noticia por sus dichos sobre el atentado que sufrió la vicepresidenta Cristina Kirchner el pasado jueves 1 de septiembre. El neonazi no se pudo quedar callado y aprovechó para reforzar los mensajes de odio e intolerancia que, probablemente, crearon las condiciones para el intento de magnicidio.

Los únicos violentos en Argentina son ustedes: los zurdos, los progresistas, los kirchneristas, llenos de odio verdadero. A mí me mueve el amor por mi patria y por eso quiero que ustedes desaparezcan para siempre porque son un cáncer para mi país”, destiló Pampillón.

El líder de ultraderecha protagonizó una variedad de ataques de odio. Otro recordado ocurrió en 2015, también en Mar del Plata, cuando presidió la patota que salió a agredir a las participantes del Encuentro Nacional de Mujeres (ENM).

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario