lunes 02 de agosto de 2021 - Edición Nº1364
Diputados Bonaerenses » Municipios » 21 dic 2020

Escandalosa sesión

Berisso: Cagliardi privatizó un sector del Parque Cívico, con un Concejo vallado y repudio vecinal

El oficialismo avanzó en una escandalosa sesión y de espaldas a los vecinos con un polémico proyecto que beneficia a una empresa privada. Las protestas terminaron con un activista detenido y portazo opositor en el recinto.


El intendente de Berisso, Fabián Cagliardi, avanzó en una escandalosa jornada con la entrega de 400 metros cuadrados del Parque Cívico a una empresa privada para la instalación de “contenedores restaurantes”.

Lo hizo con un Concejo Deliberante custodiado por la policía para impedir el ingreso de vecinos y activistas, y en una sesión que terminó con un detenido y un portazo opositor en el recinto que hizo caer el quórum.  

La bancada oficialista aprobó sin escuchar los planteos opositores y de los frentistas la iniciativa que cede un sector de pulmón verde y exime de impuestos por 5 años a la empresa PACHAN SRL.

A la hora de la votación los concejales de Cagliardi redujeron de 10 a 5 años los beneficios fiscales a la firma, agregaron una cláusula “anti comidas típicas” y pautaron la entrega de viandas a municipales durante la Fiesta del Inmigrante.

El presidente del bloque de Juntos por el Cambio, Matías Nanni, cuestionó el tratamiento entre gallos y medias noches del proyecto y denunció que la empresa PACHAN SRL “se creó hace 20 días”.

“¿A ustedes les parece serio que nos enteremos de las modificaciones en el recinto? No nos convocaron a una reunión para hablar sobre este expediente. Quieren aprobar un expediente de una empresa que se creó hace veinte días”, criticó.

 

 

Al momento de la votación en que el oficialismo hizo valer su mayoría los concejales opositores se retiraron de sus bancas al igual que el peronista disidente Agustín Celi.

Están convalidando la apropiación del Parque Cívico, con un tratamiento express, de una empresa constituida hace menos de 30 días”, cuestionó el renovador Celi.   

En esa línea, el concejal apuntó por la gestión de Cagliardi al afirmar que “duele que no se piense en los vecinos no en las instituciones de Berisso” para beneficiar a una empresa privada.

 

Repudio de ONGs y un detenido

 

Afuera del recinto concentró un nutrido grupo de activistas ambientalistas y vecinos de Berisso que se oponen a la privatización y que fueron impedidos de participar del debate que se dio a puertas cerradas.

“Finalizando uno de los años más duros, nos desayunamos con que se iba a aprobar el proyecto de la empresa PACHAN SRL, que tiene 20 días de vida y está a nombre de Gladys Edith y Gabriela Carissimo”, criticaron las organizaciones ambientalistas.

 

 

A los activistas les esperaba un Concejo vallado. “Cuando quisimos acceder se nos prohibió el ingreso posicionándose una agente policial diciendo que teníamos prohibido el acceso y qué las órdenes vienen de arriba”, explicaron.

En ese contexto, criticaron que “un Concejo Deliberante, en dónde dicen estar los representantes del pueblo, le cierre a quienes nos oponemos a que nuevamente se quiera regalar espacio público a un emprendimiento privado”.

“De espaldas a un sector del pueblo, que nos posicionamos en contra de este tipo de abusos en dónde están en juego los espacios públicos y los bienes comunes, se cocinó a fuego alto la aprobación, supuestamente sin quorum”, agregaron.

 

 

Además explicaron que la sesión terminó con un vecino detenido que “golpeó la puerta con la mano y se rompió un vidrio, siendo inmediatamente detenido y se le generó un expediente por daños en el espacio público”.

No es mayor daño qué privados nos hurten espacios públicos verdes absorbentes para emprender su negocio y sin tributar por 10 años”, se preguntaron los activistas.

“Exigimos el cese de la persecución y se le retire toda causa contra el único detenido en la manifestación y repudiamos todo lo acontecido en ese recinto: las mentiras, manipulaciones, violencia estatal, negociados a espaldas de los ciudadanos”, dijeron.

 

Una marca de gestión

 

No es la primera vez que Cagliardi a lo largo de este año, donde exhibió una turbulenta gestión con varias renuncias en medio de la pandemia, fue acusado de hacer negociados con empresas privadas.

Una de las más polémicas fue la entrega a la empresa Tercerización Ingresos Publicos Sociedad Anónima (TIPSA) del servicio de cobro de tasas municipales que también contó con el rechazo opositor.

La firma que se quedó con un negocio que maneja unos $300 millones es de Bernal, partido de Quilmes, territorio de uno de sus aliados políticos, el interventor de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio (YCRT), Aníbal Fernández.

 

 

Cagliardi cuenta con una larga trayectoria como contratista del Estado y empresario dedicado a los negocios inmobiliarios de la construcción que creció bajo la sombre del exintendente  Enrique Slezack.

Diputados Bonaerenses este año reveló el interés del intendente de Berisso consolidar su participación en el circuito de la obra pública provincial, empujado por su responsabilidad institucional.

Hace unas semanas la empresa Avistar SRL que días antes de asumir en el sillón municipal cedió a su hija Malena Cagliardi se quedó dos licitaciones públicas por más de $67 millones.

Una de ellas es la “Adecuación edilicia y reforma integral del Jardín Maternal “El Libro Mágico” de la Biblioteca del Congreso de la Nación y la otra la construcción del CAPS Boulogne Sur Mer.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS