lunes 10 de agosto de 2020 - Edición Nº1007
Diputados Bonaerenses » Municipios » 11 jun 2018

LA PLATA

Confirman la prisión preventiva del hombre acusado de empujar a su hijo de un séptimo piso

También su pareja llegará al juicio oral en prisión, bajo la caratula de “homicidio simple”.


Los jueces de la Sala IV de la Cámara de Apelaciones de La Plata, Carlos Agüero, Carlos Ocampo y Silvia Oyamburu, confirmaron la prisión preventiva para Diego Villanueva y Rosa Martignoni, los acusados de arrojar de un 7mo piso a Renzo, un niño de 7 años con síndrome de down.

La imputación es por “homicidio calificado por el vínculo”, en el caso del padre de la víctima, y por “homicidio simple” para Martignoni.

Renzo tenía 7 años y síndrome de down. El 10 de octubre de 2017, su padre Diego Villanueva lo retiró de la escuela Normal 3 de La Plata, donde concurría, y lo llevo a su casa, con su actual pareja, Rosa Martignoni, donde cayó por la ventana daba hacia la cochera del edificio.

La mamá de Renzo, Ángela Donato, sostuvo desde el primer momento que una caída accidental era imposible por las características, hábitos y educación del niño. Apuntó al padre y su pareja: para la madre ellos lo habían arrojado.

En el informe del análisis de las pericias aseguraron que “no puede descartarse la participación de un tercero en la caída” y calificaron al hecho como Homicidio. En base a todas las pruebas, informes, testimonios y el resultado de la reconstrucción, el 19 de diciembre de 2017 el fiscal procesó a Diego Villanueva como autor de homicidio calificado por el vínculo, y a Rosa Martignoni por homicidio simple, y pidió la inmediata detención de ambos.

La jueza Garmendia hizo lugar al pedido del fiscal. Fueron detenidos en marzo de 2018 y en abril se dictó la prisión preventiva, que fue apelada por la defensa. La Cámara de Apelaciones la dejó firme hoy. De esta manera la pareja esperará el juicio oral tras las rejas.

Las denuncias que anticiparon la tragedia

Siete años de expedientes, trámites, actuaciones, intervenciones, audiencias y citaciones en los Tribunales de Familia, fueron el corolario de la relación familiar conflictiva que desembocó en la muerte de Renzo Villanueva.

“Siempre que vino de la casa de su papa vino golpeado y yo lo dije ante la Justicia. Nunca cuestionaron la violencia. Me decían que lo deje que no iba a pasar nada”, relató Ángela Donato, en diálogo con Diputados Bonaerenses.

De acuerdo al relato de la madre, horas antes de la muerte del nene, hubo una audiencia donde volvió a manifestar la preocupación por los comportamientos del principal acusado.

“Hubo siete años de expedientes siempre sobre una base de violencia, básicamente en la relación paterno filial. Las perimetrales siempre fueron por motivos de violencia”, explicó Gastón Nicocia, uno de los abogados de Donato.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS