jueves, diciembre 8, 2022

“Si aumenta no compres”: diputados bonaerense se plegaron a la guerra contra la inflación

Diputados bonaerenses del Frente de Todos se plegaron a la campaña que busca paralizar el consumo de los productos que subieron más que la inflación.

En medio de la escalada de precios al consumidor, dirigentes de La Cámpora lanzaron una campaña por medio de las redes sociales para boicotear a las empresas que aumentaron los productos por encima de la inflación y desde la Legislatura bonaerense salieron a plegares bajo el hashtag “si aumentan no compres”.

Uno de los primeros funcionarios en salir a promover la campaña contra los aumentos excesivos de precios “si aumentan no compres” fue elministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense y uno de los principales referentes de la agrupación que lidera Máximo Kirchner, Andrés “Cuervo” Larroque. Frenar el abuso de las empresas es cuidar la mesa de los argentinos”, señaló.

- Publicidad -

Casi en simultáneo, la ministra de Gobierno de Axel Kicillof, Cristina Álvarez Rodríguez, advirtió por su cuenta personal de Twitter que “el aumento de precios de los alimentos y de los productos de la canasta básica es una de las principales causas de inflación”. “Frenar el abuso de las empresas es cuidar la mesa de las y los argentinos”, sostuvo.  

Con el hashtag “si aumenta no compres“, el kirchnerismo fue inundando las redes sociales con consejos por las marcas que elevaron sus precios por encima de los índices de inflación, en especial los relacionados con el rubro de los alimentos.

Así comenzaron a llegar las réplicas de los legisladores bonaerenses del Frente de Todos. “Ordenar nuestra economía también implica frenar los abusos; defendamos entre todos la mesa de las y los argentinos”, apuntó el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín.

“Los alimentos y los productos de la canasta básica son los que más aumentan, de manera abusiva e injustificada, afectando el bolsillo de todo nuestro pueblo. #SiAumentanNoCompres”, tuitearon los diputados oficialistas, Adrián Grana, Ariel Archanco, y la senadora Gabriela Demaría.

- Publicidad -

Dentro de las marcas denunciadas por la agrupación política La Cámpora aparece el el agua Kin, de la empresa Coca Cola, que aumentó 208,9%, las bebidas energizantes de la misma compañía, que elevaron sus precios 127,3% y el azúcar de la marca Ledesma, que tuvo una suba del 96,2%. Otro de los productos apuntados fueron el papel higiénico Felpita, el jabón Querubín y la leche entera de SanCor que aumentó un 100%.  

“Los alimentos son los productos que más aumentan y los que más afectan al bolsillo de nuestros vecinos y vecinas. Frenar el abuso de estas empresas es cuidar la mesa de los argentinos. NO compres los productos que subieron por encima de la inflación”, agregó la diputada Soledad Alonso.

El último número de la inflación publicado por Indec señaló que en septiembre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) subió un 6,2% en promedio. Lo que se traduce en un acumulado del 66,1% en los que va del año. En ese marco, los alimentos y bebidas no alcohólicas estuvieron por encima de ese dato: 6,7% y se especula que la inflación del mes de octubre supere a la de septiembre.

A la “guerra contra la inflación”, también se sumaron el diputado nacional del Frente de Todos, Rodolfo Tahilade; la senadora de la provincia de Buenos Aires, Maria Teresa Garcia; la diputada nacional y consejera de la Magistratura de la Nación, Vanesa Siley; la diputada nacional por la ciudad de Buenos Aires, Paula Penacca; el diputado porteño, Javier Andrade; la exdiputada nacional, Laura Alonso y el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde.

Vale mencionar, que este martes por la mañana, la Secretaría de Comercio instruyó a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia a iniciar investigaciones por “presuntas prácticas anticompetitivas” de empresas de consumo masivo que abusaron de su posición dominante en el mercado.

La resolución 68/2022 publicada en el Boletín Oficial ordena a Defensa de la Competencia investigar a “aquellas empresas vinculadas con la producción y comercialización de productos de consumo masivo que hubieran aumentado precios durante 2022 como resultado de un abuso de su posición dominante en el mercado”.

El órgano, dependiente de Comercio, deberá remitir un informe de los avances de esta investigación en un plazo máximo de 30 días. Si bien la resolución no especifica cuáles son estas empresas, se indica que se trata de “mercados vinculados con la producción y comercialización de alimentos” de “producción mayormente nacional”.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario