jueves, diciembre 8, 2022

Abuso grupal en Palermo: encontraron manchas de sangre y semen en la ropa de los acusados

Los análisis realizados a las prendas de los seis hombres que abusaron de la mujer de 20 años, detectaron 16 rastros de semen y 13 manchas de sangre.

Los análisis realizados a las ropas de los seis acusados de abuso grupal a una joven de 20 años en la localidad porteña de Palermo el pasado 28 de febrero, detectaron un total de 16 rastros de semen y 13 manchas de sangre.

Se trata de los resultados a los que llegaron los peritos del área biológica de la División Análisis Físicos, Químicos e Industriales de la Superintendencia de la Policía Científica de la Policía de la Ciudad, a partir del análisis de las ropas secuestradas a los seis acusados que aún permanecen detenidos.

- Publicidad -

En este sentido, el informe detalla que, además de la presencia de semen en los hisopados y la ropa interior de la víctima de abuso grupal, también se hallaron muestras de líquido seminal en 16 manchas biológicas encontradas en las prendas de todos los imputados, algo que podría comprometerlos en el expediente.

La mayor cantidad de manchas se encontraron en prendas de dos de los seis acusados
La mayor cantidad de manchas se encontraron en prendas de dos de los seis acusados

La mayor cantidad de este tipo de rastros se encontraron en las prendas de los dos acusados que, según declararon los panaderos que rescataron a la víctima, abusaban de ella en el asiento delantero del auto Volskwagen Gol que estaba estacionado sobre la calle Serrano: Lautaro Dante Ciongo Pasotti (24) y Ángel Pascual Ramos (23).

En el caso de Ciongo Pasotti, los peritos reportaron presencia de semen en una muestra levantada de su remera verde, otra en el bóxer, dos más en su jean negro y otras dos en las medias tipo soquete.

En el caso de Ramos, se registraron muestras cerca de la manga derecha de la cara frontal de su remera, dos muestras en el bóxer y otra en el bolsillo izquierdo del pantalón de jogging.

- Publicidad -

Asimismo, otras tres manchas dieron positivo en el jean gris del imputado Ignacio Retondo (22), que era uno de los que cantaba y tocaba la guitarra en la vereda cuando el grupo fue detenido.

En el caso de los tres acusados restantes, Thomas Fabián Domínguez (21), Steven Alexis Cuzzoni (20) y Franco Jesús Lykan (24), se halló una sola muestra positiva en semen para cada uno, en manchas levantadas de su ropa interior.

Luego del relevamiento, las muestras de rastros biológicos de los acusados de abuso grupal en Palermo fueron enviadas al labotarorio genético para que, con posteriores estudios de ADN, se sepa a quiénes pertenecen.

Cabe señalar, que los mismos peritos de la Policía de la Ciudad que analizaron las ropas detectaron también 13 manchas compatibles con sangre humana en prendas de cuatro acusados de abuso grupal en Palermo.

Es preciso mencionar, que la presencia de sangre puede corresponder a las lesiones que tuvieron los abusadores después que varios vecinos los golpearan en el momento en que rescataron a la víctima.

De esta manera, el juez en lo Criminal y Correccional 21, Marcos Fernández y el fiscal Eduardo Rosende, evaluarán la importancia de estos resultados periciales, aunque la prueba categórica que se aguarda son los cotejos de ADN con los que se espera poder individualizar a quiénes pertenecen los restos biológicos hallados en los hisopados y la ropa de la víctima.

La víctima de abuso grupal aseguró estar en condiciones de reconocer a los atacantes
La víctima de abuso grupal aseguró estar en condiciones de reconocer a los atacantes

Por otro lado, el magistrado rechazó el pedido de excarcelación que había formulado Domínguez a través de su abogado Jorge Alfonso, quien ahora aseguró que apelará la decisión del magistrado por considerarla “arbitraria”.

La medida fue adoptada a última hora de ayer por Fernández, quien en consonancia con el dictamen del fiscal, rechazó el planteo de Domínguez, al considerar que existe riesgo de entorpecimiento de la investigación y de fuga, debido a la pena en expectativa, de hasta 20 años de prisión, por el delito de abuso sexual agravado por la intervención de dos o más personas.

En tanto, la joven vítima aseguró ante la Justicia que está en condiciones de reconocer a quienes abusaron sexualmente de ella, dijo que aún siente terror y angustia por lo que le sucedió y sostuvo que, como consecuencia del ataque, padeció secuelas físicas.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario