domingo, diciembre 4, 2022

Balas de goma y gases lacrimógenos: un hincha murió de un infarto en en el partido entre Gimnasia y Boca

Los gases lacrimógenos que lanzó la policía en las inmediaciones del estadio de Gimnasia ingresaron al campo de juego y provocó la muerte de un hombre de 57 años.

Categorías:

Un fallecido hincha de Gimnasia y Esgrima La Plata de 57 años por un paro cardíaco y casi un centenar de heridos fue el saldo de los incidentes que se registraron este jueves en las puertas de ingreso del estadio Juan Carmelo Zerillo al repeler la policía a miles de parciales del conjunto platense que pugnaban por ingresar para presenciar el encuentro ante Boca Juniors.

En ese sentido, el fallecido fue Carlos “Lolo” Regueiro, quién luego de salir del estadio a causa de que los gases lacrimógenos invadían toda la tribuna “falleció por un paro cardíaco”, según informó el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni.

- Publicidad -

Pasada la medianoche, autoridades de la cartera de Salud informaron que hubo ocho heridos ingresados al hospital San Martín (entre personas intoxicadas, con arritmia, una con luxación de hombro, y heridos por traumatismo por bala de goma). En tanto, dos personas fueron llevadas al Hospital Rossi, una por herida de bala de goma y otra por herida en el maxilar por un piedrazo.

Al estar las puertas de salidas cerradas, los hinchas en las tribunas ingresaron al campo de juego desde los alambrados perimetrales.

Una represión efectuada por efectivos de la policía bonaerense dieron inicio a los hechos cuando muchos hinchas y socios de Gimnasia, gran parte de ellos con sus localidades en la mano, pretendieran entrar al estadio cuando sus instalaciones ya estaban colmadas, lo que dio cuenta de una probable sobreventa de entradas.

Berni arribó al estadio luego de los incidentes y remarcó que la “responsabilidad de lo sucedido es toda del club organizador del espectáculo“, mientras que el titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), Eduardo Aparicio, también le quitó culpas al accionar policial.

El jefe de Aprevide me ha dicho que se han sobrevendido más de 5 mil entradas, gente que rompía los portones para poder entrar y la policía tuvo que actuar”, afirmó el Ministro de Seguridad bonaerense .

- Publicidad -

De esta manera, Berni cargó las responsabilidades sobre los dirigentes de Gimnasia. “No puede ser que la ambición desmedida de los que hacen negocios con el fútbol le importe dos carajos todo lo que sucede alrededor. Voy a hacer todas las denuncias que correspondan”, puntualizó.

A la inversa, el presidente del club de La Plata, Gabriel Pellegrino, aseguró que “no hubo sobreventa de entradas”, al indicar que, además de los 26 mil socios activos, el club tenía una posibilidad de venta de 4.300 entradas generales para completar las 29.540 localidades del estadio, “de las cuales se vendieron 3.254”.

Los que cerraron las puertas fueron los organismos de seguridad, la policía y el Aprevide. Va a tener que haber un responsable, porque realmente no está a la altura de las circunstancias de estar al frente de un operativo de seguridad”.

Cabe destacar que, el cierre de las puertas de acceso se produjo aproximadamente a las 20.45 horas y esto provocó la desesperación de los aficionados que querían entrar, por lo que la policía empezó a contenerlos con postas de goma y gases lacrimógenos.

Sergio Berni sostuvo que la "responsabilidad de lo sucedido es toda del club organizador del espectáculo".
Sergio Berni sostuvo que la “responsabilidad de lo sucedido es toda del club organizador del espectáculo”.

Cuando se produjo la represión policial, los gases lacrimógenos ingresaron en forma de nube luminosa y blanca al campo de juego cuando sólo llevaban disputándose 9 minutos de partido. Inmediatamente el público de las tribunas empezó a sufrir las consecuencias de la humareda puesto que no podía retirarse del estadio al estar las puertas cerradas.

El arbitro del encuentro, Hernán Mastrángelo, determinó entonces que los jugadores y sus cuerpos técnicos se fueran a los vestuarios, algo que hicieron inmediatamente, mientras, que simultáneamente la desesperación ganaba las tribunas.

Al estar las puertas de salidas cerradas, los hinchas en las tribunas ingresaron al campo de juego desde los alambrados perimetrales. En ese momento se pudo observar a jugadores de Boca y de Gimnasia ayudando a muchos hinchas “triperos” a refugiarse en el propio túnel de acceso a los vestuarios.

El momento que se suspende el partido a causa de los gases lacrimógenos provenientes del exterior del estadio de Gimnasia.
El momento que se suspende el partido a causa de los gases lacrimógenos provenientes del exterior del estadio de Gimnasia.

Luego de varios minutos, y mientras se seguía escuchando los disparos de balas de goma en las afueras del estadio Zerillo, las autoridades empezaron a abrir las puertas para que los hinchas del interior pudieran salir de la cancha, ya que los del exterior finalmente habían sido dispersados.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario