jueves, enero 27, 2022

Municipios bonaerenses intensifican los controles contra la venta y uso de pirotecnia

Autoridades provinciales y municipales advirtieron sobre las consecuencias del uso de pirotecnia sonora.

Categorías:

Autoridades provinciales y municipales advirtieron a la población que siguen vigentes las normas que prohíben la venta y uso de pirotecnia sonora en varias localidades de Buenos Aires para proteger la salud de adultos mayores, niños con autismo y animales durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Además, varios distritos se plegaron a la campaña de organizaciones que buscan el bienestar de personas con trastornos del espectro autista “Más luces, menos ruido” para incentivar festejos sin detonaciones.

- Publicidad -

Cabe mencionar, que la comercialización de pirotecnia está regulada en el país desde 1994 por la Ley 24.304 que indica que esos productos deben estar autorizados por la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) y prohíbe su venta a menores de 16 años.

Asimismo, la ANMaC (exRenar) indica en su página que el uso de pirotecnia debe hacerse “de forma segura y responsable” porque puede “causar quemaduras, problemas auditivos y lesiones en manos, rostro y ojos de por vida” y señala que “los más afectados son los niños de entre 5 a 14 años”.

 Desde la Municipalidad de La Plata buscan concientizar a los vecinos para que no utilicen pirotecnia en las fiestas.
Desde la Municipalidad de La Plata buscan concientizar a los vecinos para que no utilicen pirotecnia en las fiestas.

En la provincia de Buenos Aires, al menos unos treinta municipios tienen ordenanzas que regulan o prohíben directamente la venta de bombas de estruendo, especialmente los llamados morteros, los de mayor impacto auditivo.

En detalle, desde la Municipalidad de La Plata buscan concientizar a los vecinos para que no utilicen pirotecnia en las fiestas ya que los sonidos explosivos pueden generar efectos “muy negativos” en personas con Autismo, Asperger, Alzheimer, síndrome de Down, así como en los animales y en el ambiente.

- Publicidad -

En ese sentido, el secretario de Salud municipal, Enrique Rifourcat, explicó que “la hipersensibilidad en el sentido auditivo de las personas con trastorno del espectro autista hace que el uso de pirotecnia los afecte directamente”. “Aquellos que quienes tienen Alzheimer pueden llegar a padecer desorientación, nerviosismo, insomnio y malestar”, agregó.

En tanto, el municipio de Bahía Blanca cuenta desde el 2000 con la ordenanza municipal 11.252 que prohíbe la fabricación, tenencia, guarda, acopio, depósito, venta o cualquier otra modalidad de comercialización mayorista o minorista y el uso particular de elementos de pirotecnia y cohetería.

En la ciudad de Mercedes el hospital Blas Dubarry realizó una campaña en redes en la que advirtió que “algunos sonidos duelen” y pidió a los vecinos que suban sus fotos con carteles para rechazar el uso de pirotecnia de alto impacto.

 La hipersensibilidad en el sentido auditivo de las personas con trastorno del espectro autista hace que la pirotecnia los afecte directamente.
La hipersensibilidad en el sentido auditivo de las personas con trastorno del espectro autista hace que la pirotecnia los afecte directamente.

La intendencia de Quilmes se sumó a la campaña “Más luces, menos ruidos” e invitó a la comunidad a reflexionar sobre los riesgos que pueden producir la manipulación de estos artefactos como incendios y quemaduras, además de las molestias a personas con autismo y los animales.

En Escobar, la municipalidad también intensificó los controles para evitar el uso de pirotecnia sonora en el marco de la ordenanza municipal 5826/20 que busca “promover un cambio en la cultura para generar un mundo más justo con las personas con espectro de autismo, así como también, animales y mascotas que sufren grandes trastornos y daños por presentar una hipersensibilidad auditiva”.

Uso de pirotecnia: consecuencia en animales

El presidente del Colegio de Veterinarios bonaerense, Osvaldo Rinaldi, sostuvo que “urge seguir regulando el uso de pirotecnia desde una perspectiva integral”, y remarcó que esta dinámica de festejo “expone a los animales a sufrir estrés por exceso de ruido y explosiones, y a padecer miedo”.

Además, el especialista señaló que “debido a la sensibilidad auditiva de los animales, los ruidos fuertes pueden causarles pánico y provocar conductas no habituales como escapar sin rumbo y perderse, lastimarse, lastimar a las personas”.

En este sentido, también indicó que, con el uso de pirotecnia, los animales pueden “padecer palpitaciones, taquicardia, jadeo, salivación, temblores, sensación de insuficiencia respiratoria, aturdimiento y pérdida del control, entre otros”.

En esos casos, aconsejó “consultar al médico veterinario para considerar la utilización de alguna medicación” eventualmente y recomendó ubicar a los animales “en un espacio donde estén cómodos, con sus juguetes habituales, comida, agua y algún sonido con el que estén familiarizados; y evitar arrojar pirotecnia cerca de ellos”.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario