miércoles, mayo 18, 2022

Hallan un cuerpo y una mochila en la zona donde buscan a Facundo Astudillo Castro

El aviso lo dieron un grupo de pescadores que recorrían la zona de canales que están en los límites de Villarino y Bahía Blanca. También encontraron una mochila.

Categorías:

Un grupo de pescadores dio aviso sobre el hallazgo de un cuerpo y una mochila en un canal que se encuentra en los límites entre Villarino y Bahía Blanca, dentro de la zona de rastrillaje donde se busca a Facundo Astudillo Castro.

El primer informe de los peritos de la Policía Federal que trabaja en el lugar indicó que se trata de un cuerpo esqueletizado. La madre del joven desaparecido desde el 30 de abril y sus abogados estuvieron en el lugar.

- Publicidad -

Equipo Argentino de Antropología Forense, que se sumó a la causa en los últimos días, trabaja en intentar determinar si se trata del chico que había salido a dedo de Pedro Luro a Bahía Blanca y nunca más apareció.

El letrado Luciano Peretto se enteró por la Fiscalía Federal 1 de Bahía Blanca, que le informó que un pescador aseguraba haber visto un cuerpo flotando, y una mochila, en un canal ubicado en la zona conocida como Cabeza de Buey.

El hallazgo se produjo en la zona entre Cabeza de Buey y Cerri, donde se encontró un esqueleto completo, disecado, sobre la costa”, detalló Peretto.

En la misma región se habían realizado rastrillajes de la Policía Federal hace 48 horas, pero hasta ahora habían tenido resultado negativo.

- Publicidad -

Fuentes cercanas a la causa consignaron que corresponde a las cercanías del último contacto registrado por el celular de Astudillo Castro en una torre de comunicaciones. Es un área que había empezado a ser rastrillada el miércoles pasado.

Los investigadores pidieron rapidamente información a la justicia provincial sobre casos de personas buscadas en la zona de Bahía Blanca para cotejar también esas huellas genéticas.

El joven de 22 años fue visto por última vez el 30 de abril, cuando salió a dedo de su casa de Pedro Luro con dirección a Bahía Blanca en plena cuarentena y fue interceptado dos veces por la Policía Bonerense.

Son cuatro agentes bonaerenses los que están bajo sospecha de la querella que representa a la familia de Astudillo Castro.

Los oficiales Jana Jennifer Curuhinca y Mario Gabriel Sosa fueron quienes detuvieron al joven en la ruta 3 ese día a las 10 de la mañana. Tanto ellos como los policías del siguiente pueblo, Teniente Origone, dijeron que lo infraccionaron por romper la cuarentena y lo dejaron seguir.

Sin embargo, en los pocos mensajes rescatados en la investigación, queda en evidencia lo contrario. Incluso, en el celular de una de las agentes bajo investigación fue encontrada la imagen del DNI de Astudillo Castro.

La querella había solicitado el arresto de los uniformados, pero la jueza federal 2 de Bahía Blanca, María Gabriela Marrón, coincidió con el fiscal Ulpiano Martínez y rechazó el miércoles último el pedido de detención.

Su familia está convencida de que fue víctima de una “desaparición forzada” y que al menos nueve oficiales de la Policía Bonaerense desplegaron un plan de encubrimiento que incluye “demoras en los rastrillajes, pistas falsas y testigos truchos” a la causa.

Este sábado, el presidente Alberto Fernández aseguró que le encomendó a la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, que “extremen” los esfuerzos “para saber qué fue lo que pasó” con este joven y aseguró que su gestión será “inflexible” con la violencia institucional.

Más Leídas

Destacadas