lunes, octubre 18, 2021

La UCR bonaerense renueva conducción y define su perfil dentro de Juntos por el Cambio

Este domingo los correligionarios deberán elegir entre el diputado provincial Maximiliano Abad y el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

Categorías:

Unos 650 mil afiliados a la Unión Cívica Radical (UCR) en la provincia de Buenos Aires están habilitados para votar este domingo en las elecciones internas, que definirán el perfil del partido dentro de Juntos por el Cambio.

En los comicios se enfrentarán las listas "Adelante Buenos Aires", que postula al jefe del bloque de Juntos por el Cambio en la Legislatura bonaerense, Maximiliano Abad, y "Protagonismo Radical", que lidera el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

Ayer, el Gobierno nacional exceptuó del cumplimiento del Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (Dispo) a los involucrados en la celebración de los comicios y fijó un protocolo para su realización por la pandemia.

Para la elección estarán habilitadas 342 escuelas bonaerenses y podrán participar unos 650.000 afiliados radicales de la provincia de Buenos Aires, aunque se espera que vote sólo un 20%, según fuentes partidarias.

Con las listas cerradas a mediados de septiembre, desde entonces comenzó una larga campaña con reuniones por Zoom, hasta que la cercanía de la elección alentó la presencialidad y en el verano los dos postulantes recorrieron la provincia, acompañados por las figuras que los apoyan.

Posse cuenta con el aval del senador Martín Lousteau -que participa en casi todas sus presentaciones- y su agrupación Evolución (nacida en Capital, pero con aspiraciones a liderar el partido nacional) y de dirigentes históricos como Enrique "Coti" Nosiglia, Federico Storani y Juan Manuel Casella.

Del otro lado, Abad recibió el apoyo del oficialismo partidario, entre ellos los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes), el dirigente Ernesto Sanz, los jefes de los bloques nacionales de JxC, Mario Negri (Diputados) y Luis Naidenoff (Senadores), la vicepresidenta del Comité Nacional, Alejandra Lordén y el actual titular del partido en el distrito, Daniel Salvador.

Con miradas bastante diferentes, Posse acusó durante la campaña a la actual conducción de ser "sumisa" al PRO, "funcional" y "seguidista". Tampoco su socio Lousteau ahorró críticas a la UCR que acompañó al macrismo en su gestión y ambos prometieron dar pelea interna a sus socios electorales.

Por el contrario, Abad los trató de armar un "relato de campaña", y enumeró las intendencias y lugares en las legislaturas provinciales y locales que ganaron los radicales durante la gestión de María Eugenia Vidal, con Salvador como vice.

"Hoy es nuevamente un partido de poder que quiere ser Gobierno, en el marco de una coalición amplia, cuidando la unidad, pero tratando de liderarla", aseguró el presidente del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara baja.

Las elecciones se desarrollaran este domingo entre las 8 y las 18 en los 134 distritos bonaerenses, en las escuelas habilitadas para tal fin y también en locales partidarios.

Desde su sector, el candidato Abad realizó tres cierres de campaña esta semana: el lunes en La Plata, el miércoles en Vicente López y el viernes en Tandil, donde se reunieron legisladores, intendentes y dirigentes radicales de la región.

 

 

"Esta es la lista de la identidad, la pertenencia, de la conducta partidaria. Si todos hubiéramos hecho del partido una puerta giratoria, quizás hoy el radicalismo no tendría vigencia", dijo en sus presentaciones, en un tiro por elevación a Posse.

Por su parte, Posse cerró su campaña el sábado pasado en Ituzaingó junto a Lousteau y este viernes dio una conferencia en un hotel porteño con fuertes críticas al oficialismo.

"Se terminaron años de un radicalismo que no emitía voz ni voto, que fue servil y sumiso al PRO", advirtió junto a su compañera de fórmula, la vicerrectora de la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (Unnoba), Danya Tavela.

Para el intendente "es la hora de potenciar el radicalismo", mientras las actuales autoridades "no emitieron sonido, tuvieron complejos y no levantaron las banderas del radicalismo ni respetaron su trayectoria, su historia, su peso territorial".

Por su parte Lousteau, con una mirada más nacional en todas sus apariciones, afirmó que "Posse tiene que ser presidente del radicalismo de la provincia de Buenos Aires para demostrar que en el lugar más difícil del país, como es el conurbano, se le puede ganar al peronismo y gestionar bien y volver a ganar".

Más Leídas

Destacadas