lunes, septiembre 26, 2022

Paro de micros: comienzan a normalizar el servicio nocturno en el AMBA

Luego de la promesa de pagos del Gobierno nacional, las empresas que realizan el paro de micros en el AMBA comenzarán a normalizar el servicio.

Categorías:

Las empresas de colectivos que llevan adelante un paro de micros en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) comenzarán a incrementar la frecuencia del servicio en el horario nocturno, luego de que el Ministerio de Transporte nacional les presentara un cronograma de pagos.

“Ante el reconocimiento de la deuda y el compromiso de pago, decidimos que comenzaremos a normalizar los servicios nocturnos”, señalaron fuentes de la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros (CEAP), una de las entidades que llevan adelante el paro de micros.

- Publicidad -

Aun así, desde las compañías que realizan el paro de micros aseguraron que la normalización del servicio “no será inmediata” y que dependerá de que el Gobierno nacional cumpla con las deudas pactadas.

Hace días, el ministro de Transporte nacional, Alexis Guerrera, mantuvo una reunión con dirigentes de las empresas que realizan el paro de micros, en la que se les indicó cómo será el cronograma de pagos pendientes, que es de aproximadamente $11 mil millones.

La deuda que se mantiene con las compañías que iniciaron el paro de micros, según la cartera de Transporte, representa menos de un mes y compone también parte del pasivo la Ciudad de Buenos Aires.

A su vez, la cartera de Transporte nacional aseguró que le pidió a las empresas que realizan el paro de micros que “incorporen las frecuencias y los servicios faltantes”.

- Publicidad -

“Vamos a mantener a través de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) todas las actas que haya que labrar por la no prestación de servicios, que al día de hoy son más de 110 actas, por más de $20 millones”, advirtió el Ministerio de Transporte en un comunicado.

En el día de hoy, se cumple la 14° jornada consecutiva del paro de micros y la interrupción de los servicios entre las 22 horas y las 5 horas, que se mantiene pese a las sanciones dispuestas por la CNRT y a la transferencia de subsidios.

En ese sentido, la CNRT realizó más de un centenar de actas de infracción que pueden superar los $18 millones por incumplimiento de los servicios y frecuencias, debido al paro de micros.

Por su parte, José Arteaga, director ejecutivo de la CNRT, dijo que el Ministerio de Transporte ha entrado en una mora que se viene cancelando semana tras semana “con mucho esfuerzo”, a pesar de “la economía en general”.

“Hace tres años que no había un aumento de transportes. Aun así el sistema es subsidiado por el Estado, que puso mucho en los sueldos de las empresas para que puedan seguir prestando sus servicios, sobre todo en pandemia”, agregó Arteaga.

En concreto, la CNRT se rige por el Artículo 83 del Decreto Nº 1395/1998, que dice que la violación del régimen diario de frecuencias diurnas y nocturnas en los servicios públicos de transporte urbano de pasajeros es sancionada con multas de entre 500 y 15.000 boletos mínimos.

Cabe destacar que, la medida del paro de micros, iniciada el 19 de agosto, es encabezada por la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros, la Cámara Empresaria del Transporte Urbano de Buenos Aires, y la Cámara del Transporte de la Provincia de Buenos Aires.

A causa de la medida del paro de micros, que lleva casi dos semanas de continuidad, los colectivos de las líneas afectadas no circulan entre las 22 horas y las 5 horas, mientras que en el resto de la jornada lo hacen con frecuencias reducidas, aproximadamente un 30% menos que en un día normal.

Asimismo, las empresas que realizan el paro de micros notificaron al Gobierno porteño para que restablezcan la deuda de aproximadamente $ 1.300 millones, como lo viene haciendo la Provincia de Buenos Aires y el Ministerio de Transporte, pero desde la administración de Horacio Rodríguez Larreta aun no hubo contactos.

Finalmente, los organismos que efectúan el paro de micros denunciaron también que el sistema de colectivos en el AMBA se encuentra sobredimensionado, ya que los datos del sistema SUBE indican que hay 800.000 pasajeros menos que en 2019 y que aun así se mantiene la misma cantidad de flota que en dicho año.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario