lunes 30 de noviembre de 2020 - Edición Nº1119
Diputados Bonaerenses » Legislatura » 30 oct 2020

Sistema previsional bonaerense

Cómo sigue el plan para “rescatar” al IPS y qué va a pasar con las pensiones sociales

Diputados Bonaerenses habló con el titular del Instituto de Previsión Social sobre el futuro del organismo y el traspaso de las pensiones a la Nación.


El titular del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires (IPS), Eduardo Santín, confirmó que avanza en las conversaciones para transferir a la Agencia Nacional de Discapacidad las 25.700 pensiones sociales que tiene a cargo el organismo.

Estamos en diálogo por las pensiones sociales. Nación quiere terminar un estudio detallado. El sistema nacional tiene 1.045.000 pensiones y la provincia 25.000, por lo tanto es bastante razonable el pedido y ellos también lo entienden así. Estamos terminando de analizar los presupuestos”, dijo Santín a Diputados Bonaerenses.

El titular del IPS en sus dos visitas a la Cámara de Diputados provincial encontró altos niveles de consensos para avanzar en la iniciativa que deberá ser convalidada por la Legislatura. Si el proyecto avanza 25.700 bonaerenses pasarán a cobrar de entre $900 a $1.200 a $12.689, además mantendrían la cobertura del IOMA.

Cuando cerremos el acuerdo va a haber que modificar la Ley 10.205, eso lo hablé con los legisladores y con la comisión de discapacidad que preside Laura Aprile. En principio estarían de acuerdo, lo quería hablar con ellos antes de avanzar”, agregó. Ahora restará esperar la definición oficial y su tratamiento parlamentario.

En un mano a mano con este portal, Santín también explicó el todavía incipiente impacto del plan de Axel Kicillof para “rescatar” al organismo previsional y la “pesada herencia” que recibió el gobierno de María Eugenia Vidal. “No había ninguna duda que querían terminar con el IPS”, sostuvo.

 

 

Kicillof el primer día nos pidió rescatar al IPS, y esa es la razón central de nuestro trabajo. No hay ninguna duda que había un plan para terminar con el IPS. Para aquellos que querían destruir los sistemas previsionales que la Provincia pagara las mejores jubilaciones y tuviera un sistema equilibrado era un mal ejemplo”, agregó.

En su primer diagnóstico ante los legisladores provinciales Santín repasó los primeros lineamientos del plan del Gobierno bonaerense, centrados en mejorar la tasa de sustitución de activos y pasivos gravemente deteriorada por la política de jubilaciones compulsivas y contratos en la administración pública.

En esa línea, en lo que va de 2020 Kicillof incorporó al sistema a más de 15 mil trabajadores, entre regularizaciones, pases a planta permanente y temporaria, que apuntan revertir la tasa de sustitución del IPS y a recocer derechos postergados de los agentes del Estado bonaerense.

 

¿En plena pandemia pusieron en marcha el plan Santín?

 

Es el Kicillof. Fue el Gobernador el que entendió perfectamente que en la provincia no tenemos que tener trabajadores precarizados y que hay que fortalecer al IPS como un instrumento solidario. Lo que nos pidió Kicillof el primer día fue rescatar al IPS.

Si bien pagamos la mejor jubilación del país, tenemos que tener una caja que no afecte a su funcionamiento. Por eso incorporamos a 15.000 trabajadores que estaba precarizados, a lo que sumaron los residentes y becarios médicos.

 

¿Cuáles son los próximos pasos?

 

Nos queda avanzar sobre los trabajadores municipales, esto quedará para el 2021 porque este año la pandemia de coronavirus afectó mucho a los Municipios y no es el mejor momento.

También estamos trabajando para que todas las empresas del estado que tienen mayoría de capital estatal también aporten al IPS. Comenzamos a mejorar la tasa de sustitución y a recuperar el desequilibrio.

 

 

¿Cuál fue el plan de la gestión de María Eugenia Vidal?

 

No hay ninguna duda que la idea de las últimas gestiones era terminar con el IPS.

 

¿Con qué fines?

 

Para aquellos que querían destruir los sistemas previsionales que la Provincia pagara las mejores jubilaciones y tuviera un sistema equilibrado era un mal ejemplo. Por eso tenían que mostrarlo como una pesada carga.

Siempre pensaron que todos los sistemas deberían desembocar en el nacional: aquellos que tengan buenos salarios aportando a un sistema privado de seguro de retiros que se llevaría la parte más importante y por otro lado un sistema casi de subsidios.

 

Se trata de un viejo debate…

 

Sí es una vieja pelea. En 1991 me toco discutirlo como diputado nacional, después en 2008 gracias a Cristina logramos estatizar las AFJP que cuando fueron privadas tenía 28.000 millones de dólares y en 2015 se dejaron 60.000 millones.

Eso muestra que el Estado puede administrar, pagar buenas jubilaciones, incorporar al 98% de los adultos mayores y tener superávit. No pensamos en el los ingresos sino en la redistribución de los que menos tienen. 

 

 

Uno de los reclamos frecuentes en las demoras en las jubilaciones ¿qué se está haciendo?

 

Estamos trabajando en informatizar el IPS, tenemos como objetivo terminar nuestra gestión en las jubilaciones en forma digital. En estos momentos el 80% de nuestros requerimientos se hacen vía web.

La idea es que los que tienen que recorrer muchos kilómetros, puedan presentar los trámites vía web. Además, avanzamos con convenios con la Anses y el Renaper para simplificar los trámites. La idea es que la gente no espere años para jubilarse.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS