viernes, enero 28, 2022

Por el clima social y en secreto, Macri avanza con el plan para sacar a los militares a las calles

El martes pasado los ministros de Seguridad, de Defensa, y altos mandos castrenses expusieron frente al presidente.

Categorías:

Ante un diagnóstico de aumento de la conflictividad social, el Gobierno Nacional avanza en secreto en la redefinición del rol de las Fuerzas Armadas. El martes pasado los ministros de Seguridad, Patricia Bullrich, de Defensa, Oscar Aguad, y altos mandos castrenses presentaron a Mauricio Macri el plan para sacar a los militares a las calles.

- Publicidad -

La reacción viene como complemento de los diferentes ajustes anunciados por el Gobierno para la economía tras el acuerdo de toma de deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). En este sentido, los diferentes actores sociales parecen coincidir en el efecto en que desembocará la devaluación del peso, el aumento de la inflación, la contracción de la economía y su impacto en los salarios.

El presidente anticipa la multiplicación de paros, marchas y protestas en todo el país. El jueves pasado Camioneros junto a las dos CTA, docentes, médicos y movimientos sociales se movilizaron a Plaza de Mayo. Para el lunes 25 está prevista la huelga general de la CGT, al que le seguirán dos paros del poderoso gremio que lideran Pablo y Hugo Moyano.

En la reunión también estuvieron presentes el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, el Jefe del Estado Mayor Conjunto, Bari del Valle Sosa, el Director Nacional de Gendarmería, Gerardo Otero, el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, y el Coordinador General del Ministerio de Seguridad de la Nación, Gerardo Milman.

- Publicidad -

Por estas horas definen si anular o modificar el decreto 727/06 del ex presidente Néstor Kirchner, impulsado por la ex ministra de Defensa y actual diputada nacional Nilda Garré, que reglamentó la ley de defensa de 1988 y aplicó un criterio restrictivo para el uso de las Fuerzas Armadas.

Según las fuentes castrenses, a su vez, analizan aplicar un decreto surgido con el golpe de Estado de 1943. Esta norma creó en todo el territorio nacional “zonas de seguridad de fronteras” y “zonas de seguridad interior”. Establece, además, que “en caso necesario” los servicios de Gendarmería y Prefectura “podrán ser reforzados con personal y elementos de los ministerios de Guerra y Marina”.

El anuncio corrió por el propio Macri semanas atrás al encabezar el acto por el 208° aniversario del Ejército. La intención del Gobierno Nacional fue rechazada rápidamente por todo el arco de organismo de derechos humanos. Desde el Congreso aseguraron que “es muy peligroso que (las Fuerzas Armadas) vuelvan a hacer seguridad interior”.

Quieren volver a la teoría del enemigo interno. Van a perturbar la paz”, cuestionó la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. Por su parte, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, dijo que “es un gran despropósito volver a replantar el terror en las calles, es una intimidación y una provocación”.

Más Leídas

Destacadas