miércoles, noviembre 30, 2022

Quita de subsidios: el Gobierno pateó los aumentos de la luz y el gas

El Gobierno nacional postergó la quita de subsidios en los servicios de luz y gas para los hogares que no pidieron la asistencia estatal.

Categorías:

El Gobierno nacional este martes postergó la quita de subsidios en los servicios de energía eléctrica y gas natural para los hogares que no pidieron la asistencia estatal, por lo que la segmentación de tarifas va a tener lugar a partir de los consumos de octubre e impactará en las boletas de los usuarios recién el mes que viene. 

Vale recordar que, el nuevo esquema de tarifas para los servicios de energía eléctrica y gas natural comenzó a regir para los usuarios el pasado 1° de septiembre, luego de que la medida se oficializara a mediados de este año.

- Publicidad -

La nueva segmentación de tarifas de acuerdo a los ingresos de cada usuario previó tres categorías: los beneficiarios de la tarifa social, los que por su capacidad económica dejaron de tener tarifa subsidiada y, en el medio de esos dos extremos, los que pudieron acceder a los subsidios.

El Gobierno nacional implementó el nuevo esquema de tarifas de luz y gas el mes pasado.
El Gobierno nacional implementó el nuevo esquema de tarifas de luz y gas el mes pasado.

Sin embargo, pese a la implementación de la medida, recién el pasado 26 de septiembre se oficializó la Resolución 661/2022, que determinó en qué categoría se ubicarían a las personas que no se inscribieron en el Registro de Acceso al Subsidio de Energía (RASE) para mantener el financiamiento estatal.

De acuerdo a la normativa del Gobierno nacional, aquellos usuarios de energía eléctrica y gas natural que no se hayan anotado en el RASE se les facturará como hogares de ingresos altos.

Es por ello que el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), los entes reguladores, las autoridades provinciales y las empresas prestadoras de los servicios públicos deberán considerar como usuarios residenciales de Nivel 1 (de mayores ingresos) a los usuarios de los servicios de luz y gas que no se encuentren identificados en el padrón como de Nivel 2 (menores ingresos) o Nivel 3 (ingresos medios).

- Publicidad -

En tanto, la Resolución 661/2022 dispuso a finales del mes pasado que los usuarios de luz y gas que no se habían anotado en el RASE comenzarían en octubre a pagar las boletas sin el subsidio estatal.

Tal medida quedó sin efecto en las últimas horas, luego de que el Gobierno nacional pateara para el mes que viene los aumentos de luz y gas destinados a los usuarios de los servicios energéticos que no se inscribieron en el registro.

Según trascendió, la reciente decisión de las autoridades se tomó en parte debido a la presión de gobernadores e intendentes que temen un fuerte malestar por la suba de las tarifas y ven con temor el impacto en la inflación.  

El Gobierno pateó los aumentos de luz y gas destinados a los usuarios de los servicios energéticos que no se inscribieron en el registro.
El Gobierno pateó los aumentos de luz y gas destinados a los usuarios de los servicios energéticos que no se inscribieron en el registro.

Actualmente, las autoridades nacionales estiman que en el caso del servicio de energía eléctrica, unos 5,9 millones de hogares perderán el subsidio estatal, sobre un total de 14,9 millones.

En cambio, en el caso del servicio de gas natural, el Gobierno calcula que un total de 9,7 millones de hogares, sobre unos 4,1 millones de usuarios dejarán de percibir la tarifa subsidiada. 

La mayoría de estos usuarios resultarán beneficiados por la demora que impuso en las últimas horas el Gobierno nacional, ya que sólo los que llenaron el registro y quedaron en el Nivel 1 empezaron a perder la ayuda estatal para sus consumos desde el mes pasado.

Segmentación de tarifas: gas natural

El subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, informó que para aquellos usuarios de Nivel 1, es decir, los sectores de mayores ingresos, la quita del subsidio será total y el aumento del gas será del 167%.

Por ejemplo, si se toma el valor de un consumo promedio, con una factura de $1.650 en junio, la tarifa de gas se incrementará $468 en noviembre y $649 en enero de 2023.

Para el Nivel 3, de ingresos medios, se subsidiará un volumen equivalente al 70% del promedio de los umbrales mínimo y máximo de cada categoría y subzona. El excedente a esos topes (cuyas medidas varían según las regiones del país) no va a tener subsidio.

De acuerdo al Gobierno nacional, los aumentos para los Niveles 1 y 3 se aplicarán gradualmente en tres bimestres, mientras que a los usuarios del Nivel 2 se les mantiene la tarifa de gas vigente.

Segmentación de tarifas: luz

El subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, informó que para el Nivel 1 “del 100% del subsidio que hoy tienen se le va a retirar en la primera etapa el 20%“, mientras que los usuarios del Nivel 2 mantendrán los subsidios.

En palabras de Yanotti, en el Nivel 3 se subsidiarán hasta los primeros 400 kWh mensuales “y por arriba de ese tope el incremental va a perder el subsidio y va a ir al mismo precio que el nivel no subsidiado”.

“El promedio en Argentina es de menos 300 kWh mensuales, con lo cual entendemos que con 400 kWh entra más del 70% de la demanda“, detalló Yanotti.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario