viernes, diciembre 9, 2022

Suspensión de las PASO: alarma por la “vía judicial” en la Legislatura bonaerense

Esta semana circuló el fantasma de una posible “vía judicial” en la provincia de Buenos Aires, ante una eventual suspensión de las PASO en el Congreso. Alarma en las oficinas opositoras de la Legislatura bonaerense.

Por Juan Manuel Negri (*)

¿Se podrían suspender las PASO en la provincia de Buenos Aires sin pasar por la Legislatura bonaerense?

- Publicidad -

Imposible, es una palabra que sólo se la encuentra en el diccionario de los tontos”, respondió con sorna, parafraseando a Napoleón Bonaparte, una fuente con larga trayectoria en la Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires.

Esta semana en varios despachos opositores de La Plata circuló con fuerza el fantasma de una “vía judicial” que permita suspender las PASO en la provincia de Buenos Aires sin pasar por la Legislatura bonaerense, por supuesto, en caso de que la movida prenda en el Congreso nacional, donde algunos cálculos insinúan que hay número.

Pero… ¿se podría? La respuesta abre una grieta en las crípticas bibliotecas del derecho.

Una decena de fuentes consultadas por Diputados Bonaerenses se dividieron entre rechazar de plano la posibilidad por considerarla “tiradas de los pelos” y entre admitir que está dentro de la jurisdicción de la inventiva judicial y que podría operar como una jugada que ejerza presión sobre el parlamento provincial, tal como ocurrió con la reforma a la ley que pone fin a las reelecciones indefinidas.

- Publicidad -

Acciones se pueden intentar cualquiera, siempre, el tema es si procede jurídicamente, constitucionalmente, y políticamente. La modificación de cualquier regla electoral que es de extrema sensibilidad a nivel constitucional debiera ser por consenso legislativo, cualquier agachada podría ser entendible para forzar una negociación”, explicó un reconocido abogado constitucionalista consultado por Diputados Bonaerenses. En la interpretación merecen un subrayado las ideas de “agachada” y de dispositivo para “forzar una negociación”.

Las herramientas jurídicas podrían ir de una acción declarativa de certeza, hasta una declaración de inconstitucionalidad. “Ley vigente ata la realización de las PASO a la sustanciación del acto electivo nacional, que no habría. Hay múltiples criterios, serían unas vías raras, pero depende de la creatividad”, admite uno de los letrados. “Podría definir cualquier juez de la provincia, habría que resolver si es civil o contencioso administrativo”, aporta otro y menciona un reciente fallo de la Corte Suprema bonaerense.

Pese a las laberínticas discusiones jurídicas sobre la viabilidad de un planteo de esa naturaleza que serviría para sumar presión a la Legislatura bonaerense, la alerta por una posible “vía judicial” expone la fuerza que tomó el temor a una suspensión de las PASO en las oficinas opositoras de la Legislatura bonaerense.

En los bloques provinciales del Frente de Todos y de Juntos se hallan voces que dan por sentado con seguridad que hay margen en el Congreso nacional.

En las oficinas opositoras la lectura genera escozor. Sin liderazgos definidos, las PASO son una instancia que Juntos por el Cambio necesita para dirimir la variada oferta de candidatos nacionales, provinciales y municipales. Una “interna abierta” como la que sugirió el expresidente Mauricio Macri requeriría de una ingeniería pesada, pero preservaría la unidad. En el radicalismo rememoran la compulsa entre Fernando de la Rúa (UCR) y Graciela Fernández Mejide (Frepaso) en 1998.

Como explicó este medio en la intentona de suspender las PASO tejen por lo bajo los gobernadores peronistas, intendentes de del PJ, y otros sectores del Frente de Todos con intereses confluyentes. Se trata un instrumento electoral que, salvo contadas oportunidades, no tributó al peronismo, que perdió votos entre las primarias y las generales.

Esta semana cronológicamente se expresaron Axel Kicillof y Alberto Fernández. Ninguno desechó el tema. “Es un debate abierto”, dejaron correr los dos mandatarios.

Por su parte, en orillas kirchneristas se muestran refractarios a una eventual suspensión de las PASO. “No hay nada”, repiten. También aseveran que “no existe la forma” de que Cristina Kirchner, que por el momento mantiene silencio sobre este punto, avale una estrategia que implicaría ir contra una ley de su autoría.

Pese a eso, la intranquilidad es transversal en Juntos por el Cambio, al punto de sopesar la chance de una “vía judicial” para generar presión sobre la Legislatura bonaerense, en la que, como analizó este medio, habría número en la Cámara de Diputados y restaría despejar la incógnita del Senado.

Si Congreso avanza te pueden llevar puesto”, confió un legislador boina blanca. “Tenemos la sensación que si se suspenden las PASO a nivel nacional nos van a cagar en la provincia”, dijo otro del PRO, que graficó con precisión el clima que se vive al interior de la coalición opositora.

Saben que, tanto en los diccionarios de la Legislatura bonaerense, como en los judiciales, la palabra imposible no existe.

(*) El autor es director del diario digital Diputados Bonaerenses.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario