domingo, febrero 5, 2023

Alberto Fernández viaja a Brasil para la asunción de Lula da Silva

El presidente nacional, Alberto Fernández, viaja a Brasil para participar de la asunción de Luiz Inácio Lula da Silva a la primera magistratura de ese país.

Categorías:

Tras pasar el Año Nuevo en la Quinta de Olivos, Alberto Fernández, viaja este domingo 1 de enero a Brasil para participar de la asunción oficial del histórico Luiz Inácio Lula da Silva a la primera magistratura de ese país.

El viaje de Alberto Fernández se justifica no sólo por el impacto que tendrá en la estratégica relación bilateral la llegada del líder del Partido de los Trabajadores (PT), Lula, al Palacio presidencial del Planalto por tercera vez, sino también por su gravitación en el futuro de la integración regional.

- Publicidad -

En ese sentido, el vuelo que trasladará al presidente nacional, Alberto Fernández, y a su comitiva rumbo a Brasil partirá a las 9.30 horas desde el sector militar del Aeroparque Jorge Newbery, de la ciudad de Buenos Aires.

Según se indicó, Alberto Fernández, que retornará este mismo domingo a Buenos Aires, viajaría acompañado solo por el canciller nacional, Santiago Cafiero, aunque no se descarta que algún otro funcionario se sume a la delegación.

Según lo previsto, Alberto Fernández y el Canciller llegarán cerca del mediodía al Aeropuerto Internacional Presidente Juscelino Kubitschek de Brasil, donde serán recibidos por el embajador argentino, Daniel Scioli, que pondrá la sede del consulado a disposición de la comitiva presidencial.

La asunción de Lula, que será presenciada por delegaciones de unos 120 países y 17 jefes de Estado, tendrá inicio a las 15 horas, con la ceremonia de jura en el Congreso de Brasil. Luego, el nuevo Presidente brasilero y su vice, Geraldo Alckmin, se trasladarán hacia el Palacio del Planalto para el recibimiento de la banda, que no será de manos del expresidente Jair Bolsonaro.

- Publicidad -

Tras la jura de los Ministros, el flamante presidente de Brasil, Lula Da Silva, realizará el protocolar saludo a las delegaciones extranjeras para más tarde ofrecer la tradicional recepción de honor a los Jefes de Estado presentes en la asunción.

Cabe destacar que, la llegada por tercera vez de Lula a la sede del Gobierno Federal brasileño constituye uno de los platos fuertes de la agenda internacional 2023 de Alberto Fernández, que continuará con la Cumbre de Jefes de Estado de la Celac el 24 de enero en Buenos Aires.

“La llegada de Lula puede ayudar a volver a unir al continente. En la Celac faltaba la presencia de Brasil“, declaró días atrás Alberto Fernández, a cargo de la Presidencia Pro Témpore de ese mecanismo regional.

Así, la asistencia de Alberto Fernández a la toma de mando de Lula marca para la Casa Rosada un hecho de relevancia en su política exterior, no sólo por el modo en que gravitará en la relación bilateral con el principal socio comercial de la Argentina, sino también por la incidencia en la integración regional.

Vale recordar que, Brasil es el primer destino de exportaciones industriales de la Argentina. Además, ambas naciones tienen una relación estratégica en cuestiones nucleares, de seguridad regional y proyección hacia el Atlántico Sur, la Antártida y la Cuenca del Paraná y el Río de la Plata.

Asimismo, Argentina es el tercer socio comercial de Brasil y principal socio del Mercosur. Por otro lado, esta será la segunda visita de Alberto Fernández a aquel país en menos de dos meses, tras el viaje que realizó a San Pablo el 31 de octubre pasado, una vez confirmado el triunfo, en un balotaje, de Lula en los comicios.

Finalmente, según anticiparon fuentes de la Cancillería argentina, se prevé que, en el marco del cónclave de presidentes de la Celac, Lula sea recibido por Alberto Fernández en la Casa Rosada para mantener una reunión bilateral que incluirá la firma de acuerdos de integración económica.

Bolsonaro no le entregará la banda a Lula da Silva

En las últimas horas, Jair Bolsonaro partió hacia Estados Unidos, poco después de dirigirse a sus seguidores y pedir una dura oposición al próximo Gobierno. De esta manera, el expresidente no cumplirá con el tradicional traspaso de mando.

Hasta el momento el acto institucional con el que romperá Bolsonaro fue respetado por todos los mandatarios desde que Brasil recobró la democracia, en 1985, tras 21 años de dictadura cívico-militar.

Bolsonaro se fue a Estados Unidos y justificó los pedidos de golpe de Estado.
Bolsonaro se fue a Estados Unidos y justificó los pedidos de golpe de Estado.

El dato no es casual. Seguidores de de ultraderecha de Bolsonaro, en los últimos días protagonizaron manifestaciones en la puertas de los cuarteles militares para reclamar un golpe de Estado.

Antes de partir a Estados Unidos, Bolsonaro justificó el pedido de golpe de Estado. El expresidente dijo que son una “reacción” a un proceso electoral que “no tuvo toda la transparencia”, lo cual llevó a “una masa de personas a tomar las calles y protestar”.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario