miércoles, octubre 20, 2021

Alberto Fernández visitó una fábrica recuperada: “Así vivió la industria del 2017 al 2019”

El Presidente recorrió las instalaciones de Bicontinentar Footwear Technologies, ex Paquetá.

Categorías:

El presidente, Alberto Fernández, visitó este martes la fábrica recuperada Bicontinentar Footwear Technologies, ex Paquetá, ubicada en la localidad bonaerense de Chivilcoy y sostuvo que “lo que vivió esta empresa es lo que vivió la industria hasta el 2019”.

“Lo que vivió esta empresa es lo que vivió la industria argentina entre 2016 y 2019, ni más ni menos, una Argentina que abrió importaciones indiscriminadamente y privó a los que invertían en la Argentina de seguir haciéndolo”, precisó el primer mandatario.

Cabe señalar, que la compañía, es líder en fabricación de calzado deportivo de alta tecnología y tiene una capacidad para producir hasta 10 millones de pares de calzado por año.

Durante el Gobierno de Mauricio Macri, la empresa debió cerrar sus puertas por los altos costos y el 1 de mayo de este año pudo retomar la producción. 

“Esta es una industria que además emplea muchas mujeres y eso me pone muy contento porque tenemos que mejorar el empleo de las mujeres. Y además estoy muy contento porque la empresa pudo abrir sus puertas nuevamente”, puntualizó el Presidente.

En la visita a la fábrica que trabaja varias líneas de calzado deportivo, también estuvieron presentes el embajador argentino ante Brasil, Daniel Scioli y el secretario de Industria, Ariel Schale.

Biocontinentar tiene dos líneas de montaje de 100 trabajadores que operan las marcas Joma, Diadora, Olympikus, Athix y próximamente Penalty y New Balance, y cuenta con las más altas calificaciones en materia de responsabilidad ambiental y social de América Latina.

“En 2015 tuvimos nuestra mejor performance y en 2018 nos quedamos sin pedidos porque había cambiado el marco de oportunidades para el desarrollo de nuestro negocio”, indicó el dueño de la fábrica, Juan Recce.

 

 

Además, el titular de la compañía sostuvo que “tuvimos que cerrar, eso es lo que nosotros llamamos darwinismo industrial, nos quedamos fuera del mercado pero acá está la industria liviana”.

Por otro lado, Scioli se reunió en Brasil con el presidente de la filial argentina de Penalty, Emerson Shiromaru, quien le manifestó la intención de volver a producir botines, por lo que, el objetivo ahora es elaborar cerca de 15 mil pares en la nueva planta de Chivilcoy.

Más Leídas

Destacadas