miércoles, noviembre 30, 2022

Cristina Kirchner pide el secuestro de los celulares de las empleadas de Milman

La querella de Cristina Kirchner pidió que se secuestren los celulares de las empleadas de Milman.

Categorías:

La querella de Cristina Kirchner reclamó que sean secuestrados los teléfonos celulares de las dos colaboradoras del diputado de Juntos por el Cambio, Gerardo Milman, que lo acompañaron el 30 de agosto en la confitería Casablanca cuando, según un testigo que declaró en la causa, habría hecho referencias al atentado que sufriría dos días después la vicepresidenta.

En efecto, los abogados Marcos Aldazabal y José Manuel Ubeira presentaron un recurso de reposición ante el juzgado de María Eugenia Capuchetti para que “se ordene el inmediato secuestro de los celulares de (Ivana) Bohdziewicz y (Carolina) Gómez Mónaco”.

- Publicidad -

En el escrito presentado por la querella de Cristina Kirchner, los letrados plantearon que “es hora de buscar la verdad”. “Se perdió una oportunidad clave, nuevamente insistimos en la relevancia tanto del caso como de esta prueba para que la investigación tenga éxito”, agregaron.

En el escrito presentado por la querella de Cristina Kirchner ante la jueza Capuchetti, plantearon que “es hora de buscar la verdad”.
En el escrito presentado por la querella de Cristina Kirchner ante la jueza Capuchetti, plantearon que “es hora de buscar la verdad”.

Los abogados remarcaron que el pedido para analizar los celulares de ambas mujeres ya había sido efectuado, y que la jueza anotó el requerimiento en el acta pero lo rechazó con el argumento de que no se pueden violar las comunicaciones y la protección de terceros.

El testigo, que es colaborador del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, aseguró ante la justicia haber escuchado a Milman decir en la confitería Casablanca que “cuando la maten” él estaría “camino a la costa”.

El testigo, cuya identidad se mantendrá bajo reserva, constató ante la Justicia que el episodio ocurrió el 30 de agosto en el restorán Casablanca, ubicado a metros del Congreso nacional, después de las 15.20 horas.

- Publicidad -

En detalle, el declarante aseveró haber escuchado que el diputado nacional Milman le decía a dos mujeres con las que compartía mesa que “cuando la maten” (a Cristina Kirchner) él iba a estar “camino a la costa”, algo que volvió a su mente dos días después cuando se enteró del intento de magnicidio.

En su descargo del pasado jueves, Milman reconoció la reunión y el viaje, pero negó haberse expresado en esos términos o haber tocado ese tema. “No hubo ninguna discusión respecto al atentado a Cristina Kirchner. Sí es cierto que al día siguiente me fui a Pinamar a hacer campaña”, sostuvo el legislador nacional.

Asimismo, el diputado nacional del Pro indicó que se va a presentar en el juzgado “para desarmar” lo que consideró una “operación berreta”. “Hay una persona que dice que escuchó algo de mí y se presenta en la justicia, la prueba es que estábamos en el mismo bar”, concluyó.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario