lunes, noviembre 28, 2022

Gimnasia-Boca: cómo avanza la investigación judicial por la represión en La Plata

La investigación judicial por los incidentes registrados en el partido Gimnasia-Boca avanza con las primeras declaraciones testimoniales.

Categorías:

La investigación judicial por los incidentes registrados en el partido de fútbol entre los clubes Gimnasia y Esgrima de La Plata y Boca Juniors avanzó en las últimas horas con las primeras declaraciones testimoniales y el relevamiento de las cámaras de seguridad del estadio Juan Carmelo Zerillo.

La causa por la represión policial perpetrada el pasado jueves por la noche en la cancha de Gimnasia se encuentra en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 2 de La Plata, en manos del fiscal penal Martín Almirón.

- Publicidad -

Según trascendió, el funcionario del Ministerio Público Fiscal intentará determinar si hubo reventa de entradas en el partido GimnasiaBoca y quiénes fueron los policías que reprimieron salvajemente a los hinchas locales en el ingreso a la cancha del Bosque platense.  

Por su parte, la Comisión Directiva Gimnasia explicó que “el estadio fue habilitado por los organismos pertinentes para que asistan 29.953 espectadores” y que “se vendieron 3.354 entradas generales” para no socios.

Es por ello que, horas después de los incidentes en las inmediaciones del estadio Juan Carmelo Zerillo, la dirigencia del club de la ciudad de La Plata señaló que “no hubo sobreventa” de entradas para el evento deportivo.

Gimnasia cuenta actualmente con 25.890 socios que están habilitados para concurrir a la cancha, y el remanente de localidades se vende siempre por boletería en la previa de los partidos.

- Publicidad -

Si efectivamente no hubo reventa, como asegura el club, no se entiende por qué las autoridades decidieron cerrar las puertas de ingreso cerca de las 9 de la noche, es decir, media hora antes del inicio del partido GimnasiaBoca.

De hecho, según los relatos de los triperos, la gran parte de los simpatizantes que no pudo ingresar a la cancha el jueves eran socios de Gimnasia o hinchas que compraron su entrada en el estadio.  

En palabras de voceros judiciales, si se confirma que existió una sobreventa de entradas el pasado jueves para el partido GimnasiaBoca, Almirón podría caratular el hecho como “estrago culposo”. 

A su vez, el funcionario judicial, además de identificar a los responsables de la organización del evento deportivo, también podría imputarlos por los incidentes ocurridos en las últimas horas.

Si eso ocurre, el fiscal de la UFI N° 2 de La Plata tendría la posibilidad de responsabilizar a los encargados del operativo de seguridad que se desarrolló en las inmediaciones del estadio Juan Carmelo Zerillo.

La represión en el partido de fútbol entre Gimnasia y Boca se desarrolló el pasado jueves en el estadio Juan Carmelo Zerillo.
La represión en el partido de fútbol entre Gimnasia y Boca se desarrolló el pasado jueves en el estadio Juan Carmelo Zerillo.

Respecto al operativo policial, el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, reconoció que el despliegue falló y responsabilizó a los que estaban a cargo. “Van a ser echados de la Policía”, anunció en las últimas horas el funcionario de Axel Kicillof.

Hasta el momento, solo tres efectivos fueron separados de sus cargos: los jefes policiales a cargo del operativo, Juan Gorbarán y Alejandro Morinigo, y el oficial principal Fernando Falcón.

Sobre el tema de la supuesta reventa de entradas, Berni se desligó de toda responsabilidad y sostuvo que “el control de las entradas no lo hace la Policía, sino el mismo club, que hizo la vista gorda”. 

“Los hinchas que se quedaron afuera se enardecieron y querían entrar”, señaló el titular de la cartera de seguridad bonaerense de la situación del pasado jueves en las inmediaciones del templo tripero.

Vale recordar que el pasado jueves, durante los primeros minutos del partido de fútbol GimnasiaBoca que se desarrollaba en el templo tripero, la policía bonaerense reprimió a la multitud presente y el humo de los gases lacrimógenos provocó un desbande dentro del estadio.

Miles de hinchas, tras comprobar que las salidas estaban cerradas por disposición del operativo de seguridad, tuvieron que saltar al campo de juego para poder escapar del ahogo y el ardor generado por los gases.

Horas después de los incidentes en el partido GimnasiaBoca, se registró que la represión de la policía bonaerense del pasado jueves dejó como saldo varios heridos y un hincha fallecido.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario