lunes, noviembre 28, 2022

Hurlingham: Zabaleta deberá desactivar un campo minado por La Cámpora

El exministro de Desarrollo Social Zabaleta volverá a la intendencia que dejó en manos de La Cámpora.

Categorías:

Mientras se espera que las nuevas ministras jueren el jueves de esta semana, el exministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, empieza a negociar con La Cámpora su problemático retorno a Hurlingham, municipio que supo gobernar hasta agosto de 2021, momento en que le dejó las llaves de su despacho a Damián Selci, hombre que responde al líder de la “orga”, Máximo Kirchner.

Zabaleta y La Cámpora en su momento llegaron a un acuerdo, después de las fuertes tensiones que atravesaron por el armado de las listas de las elecciones legislativas 2021, como ocurrió en otros tantos distritos, en las que finalmente supieron evitar las internas en las que el entonces ministro amagaba con competir. Sin embargo, los cortocircuitos podrían volver a provocarse.

- Publicidad -

A mis vecinos y vecinas de Hurlingham les dije que me iba a gestionar, resolver y trabajar día y noche para llevarle soluciones a los argentinos que peor la estaban pasando. Se necesitó del acompañamiento del Estado en cada uno de los rincones del país y nosotros lo llevamos. También les dije que volvía, y es tiempo de cumplir”, explicó “Juanchi” Zabaleta en la carta que hizo pública ayer por la tarde.

El desembarco no será simple. El exministro que supo orbitar en torno al presidente Alberto Fernández, aunque con el tiempo se fue distanciando, retornará a un territorio en el que La Cámpora diseñó un Gabinete a su medida y la representación de “Juanchi” quedó verdaderamente diezmada.

Dijo que volvía muchas veces, pero fue extendiendo la decisión. Hasta marzo Zabaleta tenía a todos sus secretarios en el Gabinete, pero los fue invitando al ministerio de Desarrollo Social. Selci, que no aparecía en esas fotos, terminó lanzando un nuevo Gabinete, con secretarios kirchneristas”, confió una fuente.

Asimismo, Zabaleta apenas controla cuatro de los 20 concejales del distrito. “Desde que asumió Selci, le cambiaron hasta el logo al municipio. Zabaleta puede volver, levantando su licencia, pero tendría la gobernabilidad complicada”, analiza otro de los consultados con conocimiento de territorio.

- Publicidad -

Para efectivizar el regreso a la intendencia, Zabaleta “tendría que hablar con Máximo”, dice un hombre del PJ bonaerense. Si bien el enfrentamiento es con La Cámpora, fuentes locales afirman que el exministro de Desarrollo Social está en la vereda opuesta “a todo el kirchnerismo” de Hurlingham.

Por estas horas, el exministro de Desarrollo Social sólo tiene que enviar una nota formal para hacer cesar su licencia. Se supone que antes debería tener una charla con el jefe de La Cámpora y presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchnher, para acordar ciertas condiciones.

El retorno de “Juanchi” Zabaleta a Hurlingham definitivamente abre la puerta del corral para que otros tantos intendentes peronistas con licencia protagonicen una estampida a sus distritos con la intención de garantizar su pago chico en las peliagudas elecciones de 2023.

Tanto Zabaleta como La Cámpora saben que vienen de un escenario más que complejo. En los comicios del año pasado apenas pudieron imponerse por algo más de tres puntos, con el agravante de haber sufrido una fuga de votos hacia el Frente de Izquierda que superó el 7%. Ahora, todos los pronósticos anticipan una batalla electoral con una fuerte polarización y con la posibilidad certera de una derrota del peronismo.

Una pelea cercana ocurrió en agosto, cuando el intendente en uso de licencia de Hurlingham ordenó a sus concejales votar en contra del pliego para la contratación del nuevo servicio de recolección de residuos que impulsó el interino Selci con acuerdo de Juntos por el Cambio, pero no pudo bloquearlo. Una primera medición de fuerzas.

Nada de lo que viene será simple en Hurlingham. Habrá que ver si se Zabaleta y La Cámpora demuestran que todavía tienen muñeca política para garantizar la superviviencia de ambos espacios en ese terruño, o si, por el contrario, deciden llevarse puesto todo.  

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario