domingo, diciembre 4, 2022

Inflación récord: Guzmán admitió que marzo cerró por arriba del 6%

El ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció que la inflación de marzo “se ubicará por encima del 6%”, ratificó el respaldo de Alberto Fernández a su gestión, y le pidió a los socios del Frente de Todos “un apoyo político claro”.

Categorías:

El ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció que la inflación de marzose ubicará por encima del 6%” y que “va a ser la más alta del año”, superando incluso el 4,7% de aumento que registró el Índice de Precios al Consumidor (IPC) durante febrero.

“La inflación de marzo se ubicará por encima del 6%. Efectivamente, la inflación del mes de marzo va a ser la más alta del año”, sostuvo el ministro de Alberto Fernández, en medio de las internas que atraviesa el Gobierno por las políticas económicas para combatir la suba descontrolada de precios.

- Publicidad -

En ese sentido, Guzmán lanzó algunos mensajes para los socios del Frente de Todos, al marcar que “se necesita un apoyo político claro porque la economía funciona en un contexto de poder y hay que construir credibilidad y calmar las expectativas, para eliminar las incertidumbres, para poder bajar la inflación“.

La variación acumulada en el primer bimestre de 2022 tuvo un acumulado anual del 8,8%.
La variación acumulada en el primer bimestre de 2022 tuvo un acumulado anual del 8,8%.

El titular de la cartera económica usó un tono menos conciliador de lo habitual al sostener que gestionará “con los que estén alineados con este programa económico” y recordó que “el respaldo que me da el Presidente es casi una obviedad”.

“Hoy la principal preocupación de la política económica es el problema de la inflación y asegurar que haya una recuperación de los salarios reales“, dijo Guzmán, para luego agregar que “con el acuerdo de precios sólo, no se soluciona la inflación“.

El ministro planteó que “existen dos factores que explican la inflación en la Argentina: uno es externo pero el otro es interno”. “En el primero, hoy el mundo está viviendo el peor proceso inflacionario en décadas. Esto que está pasando con la guerra en Ucrania, afecta a los precios de la energía, de los alimentos, de los metales y lleva a un aumento de precios”, argumentó Guzmán.

- Publicidad -

“Pero el segundo factor es el interno. Con el acuerdo de precios no se soluciona la inflación. Se necesita un programa económico y el apoyo político porque la economía funciona en un contexto de poder. Hay que construir credibilidad y calmar las expectativas con un apoyo político claro y eliminar las incertidumbres porque ahí es donde se agrava la inflación”, agregó.

El jefe del Palacio de Hacienda dijo que “las tensiones se generan por la falta de apoyo político”. “Lo importante es gestionar acorde con gente que esté alineada con el plan económico del gobierno. Todos juntos gestionando un programa económico que acumule reservas. Hay que poder depender menos del financiamiento monetario. Esto es lo que transmitió el Presidente”, apuntó.

Más adelante, Guzmán subrayó que “hoy la principal ocupación de la política económica es el problema de la inflación y asegurar que haya una recuperación de los ingresos reales”. “Es muy importante dar certezas del rumbo en lugar de generar dudas. La definición del Presidente es que acá hay un programa económico y ese es el rumbo. Por allí seguimos”, señaló.

El ministro de Economía puntualizó que “seguimos implementando un programa que aprobó el Congreso de la Nación que tiene distintos componentes que son los que se necesita atacar para poder, primero, contener el problema de la inflación y después atacarlo de una forma que se reduzca”.

A modo de ejemplo, Guzmán dijo que “hay un trabajo con el Presidente que está dando resultados, con el crecimiento de la economía y el empleo”. “Hemos hecho un ahorro de 37.000 millones de dólares en el pago de la deuda y pudimos refinanciar la deuda con el FMI. Pero por supuesto hay cuestiones para ordenar. Hoy la prioridad es bajar la inflación y hoy lo hablamos con el Presidente y este es el rumbo”, contó.

Luego el ministro destacó que “vamos ordenando la cuestión externa y ordenando el financiamiento del fisco”. “La política macro económica necesita de un amplio apoyo político. La cohesión política sobre las medidas fue lo que permitió bajar a fines de 2020, la brecha cambiaria del 150% al 60%. Es necesario reducir el déficit fiscal y no depender del financiamiento y la deuda y al mismo tiempo, acumular reservas internacionales”, consideró.

Guzmán reiteró que “el principal factor doméstico de la inflación son las expectativas”. “Cuando la situación internacional afloje ahí va a ver una reducción de la inflación. Hoy la brecha cambiaria se reduce al 70% y a pesar de esto la inflación sube. No solo alcanza con el programa económico, hace falta que se asegure su viabilidad en el futuro para eliminar las expectativas”, argumentó.

El ministro también enfatizó en que “la política debe darle soluciones a la gente, no a la política”. “Buscamos dar soluciones a problemas graves, ahora buscamos soluciones a otros problemas. La centralidad que tienen las expectativas y la política sobre la economía es clave. La economía es política. La economía funciona en un contexto de relaciones de poder. Si la política está desordenada, es mucho más difícil lograr cualquier cosa”, evaluó.

En ese contexto, Guzmán puntualizó que “para esa credibilidad, lo que hace falta es calmar las expectativas, hace falta un apoyo político claro en lugar de llevar adelante acciones que generan incertidumbre”. “La inflación se ataca con política macro económica, y aquí se necesitan dos cuestiones, una es un programa económico. Eso hoy ya existe. Pero por otro lado, se necesita el apoyo político, porque la economía no funciona en un vacío”, destacó.

Más Leídas

Destacadas

Participá con tu comentario